*

X

Que Ozzy Osbourne haya resistido 40 años de drogas, sexo y alcohol tiene una explicación genética

Por: pijamasurf - 12/03/2015

Un análisis al código genético del músico reveló interesantes cualidades naturales que impactaron en su vida de rockstar

ozzyLa vida del rockstar es, por definición, una vida de excesos. El género musical del rock surgió en un momento histórico en que también se experimentaba con el consumo recreativo de sustancias como los psicodélicos, además de otras socialmente aceptadas como el alcohol. Esto enmarcado en una posición frente a la vida alejada de la moral, las buenas costumbres, el statu quo y demás códigos sociales de los valores hegemónicos. En ese sentido, no es que la vida de un rockstar sea desmesurada per se, sino que responde a un deseo de ir más allá de aquello que se nos enseña a reconocer como límites.

Curiosamente, hay una posibilidad de que detrás de esta actitud existan también otros factores que aunque no decisivos, sí tienen su importancia. El más sorpresivo, hasta ahora, es de orden genético. Aunque suene un tanto increíble, una investigación acaba de revelar que al menos en el caso de Ozzy Osbourne, el conocido exvocalista de Black Sabbath, hay una explicación científica para su resistencia casi sobrehumana a más de 40 años de vida envuelta en drogas, alcohol y sexo descontrolado. O casi.

Entre las excentricidades de este rockero, una de las más insólitas es que en 2010 accedió a participar en un proyecto que analizó todo el código genético de un número muy limitado de personas. Y para sorpresa de muchos, entre los resultados se encontró que Osbourne tiene una fortaleza natural en relación a sustancias como el alcohol, la cocaína y la marihuana.

Según este estudio, Ozzy tiene una propensión natural a depender del alcohol casi seis veces mayor que una persona común, 1.31 veces más de probabilidades de desarrollar adicción a la cocaína y 2.6 veces más de tener alucinaciones provocadas por cannabis. En contraste, en su caso el gen ADH4, responsable del metabolismo del alcohol, hace que su cuerpo procese la ingesta de esa bebida con mucha mayor velocidad de la usual.

Por último, destaca que sus versiones del gen COMT, asociado con la enzima que deteriora la dopamina, la epinefrina y la norepinefrina y, por lo tanto, regula capacidades como la concentración, están potenciadas en Osbourne, lo cual lo convierte en una persona de elevados niveles de planeación, organización y atención. Paradójico, ¿no? Sin embargo, de algún modo coherente con esa frase que se atribuye a Pablo Picasso: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

No todo es genética en la vida.

Te podría interesar:

Estos mapas y gráficos te harán revaluar el problema del narcotráfico

Por: pijamasurf - 12/03/2015

Al contrario de lo que a veces se afirma en el discurso hegemónico el problema del narcotráfico es bastante selectivo, y estos mapas así lo muestran

heath-problem-in-usa

Si supieras que proporcionalmente Islandia es el principal país consumidor de marihuana en el mundo y Nueva Zelanda el tercero en ese mismo ranking, ¿qué pensarías? Muy posiblemente tu primera reacción sea la sorpresa, acompañada de cierto escepticismo. En el discurso hegemónico el consumo de drogas casi siempre se considera con una carga negativa, un hecho que acarrea circunstancias lamentables como el deterioro de la salud, la destrucción de la funcionalidad de una persona y, socialmente, violencia y crimen. Sin embargo, ni Islandia ni Nueva Zelanda son países que asociemos con dichos prejuicios y antes bien, por el contrario, sus sociedades figuran en los primeros lugares de índices de bienestar. ¿Entonces? ¿En dónde está el error? ¿En el discurso o en la realidad?

Para conocer sobre este asunto más allá de la información que usualmente se nos ofrece, la firma Recovery Brands tomó datos recabados por la ONU (en específico por su Oficina contra la Droga y el Delito) y realizó esta cartografía dinámica que nos muestra el estado de la situación en materia de drogas, en especial desde la perspectiva del consumo y el tratamiento ofrecido a los afectados por la adicción.

1

3

2

Salvo ciertas excepciones como El Salvador o Afganistán, quizá una de las primeras preguntas que pueden tenerse al mirar estos mapas y gráficos es por qué hay tanta disparidad entre los países consumidores (que encabezan las clasificaciones) y los países productores (que ni siquiera figuran), como si la experiencia de los “paraísos artificiales” (por citar la expresión de Baudelaire) fuera posible sólo gracias al trabajo y los problemas que se viven tras bambalinas, en los entretelones del mundo, ahí donde la sangre y la explotación son el precio que se paga para que otros disfruten de un buen viaje.