*

X

¿Puede la música estimular tu inconsciente? ¿Y con qué efectos?

Por: pijamasurf - 12/21/2015

Una niña que despertó del coma en que se encontraba luego de que su canción favorita sonara en la radio, y un grupo de médicos que decidió estudiar los efectos de la música en el cerebro a nivel inconsciente

20131622621_84a47673c3_o

Sabemos bien que la música tiene efectos sobre nuestro ánimo, que una canción puede ponernos de buenas o entristecernos, que la música barroca nos concentra o que, quizá, el reggaetón nos exaspera. ¿Pero qué sucede a nivel inconsciente? ¿Será que también una melodía puede impactar sobre nuestra mente sin que lo advirtamos?

En un caso que podría parecer sorprendente, la escritora y divulgadora de la investigación Alexandra Ossola dio a conocer recientemente la historia de Charlotte Neve, una niña que en 2012, a los 7 años de edad, sufrió una hemorragia cerebral mientras dormía, lo cual la llevó a un coma a pesar de la intervención médica que recibió.

Su recuperación, sin embargo, llegó pronto y a partir de una afortunada casualidad. Un día que su madre estaba con ella en el hospital sonó en la radio que llevaba para acompañar su estancia la canción “Rolling In The Deep” de Adele, una de las favoritas de su Charlotte y con quien la había cantado en varias ocasiones. Y esa vez no fue la excepción: a pesar de estar inconsciente, la madre le cantó a su hija, y para sorpresa suya ¡ella sonrió! Los médicos no lo creyeron, pero quedaron convencidos cuando, un par de días después, la niña salió del coma y comenzó a recuperar casi todas sus habilidades, desde el habla hasta las capacidades motrices.

A partir de este suceso, los médicos comenzaron a investigar al respecto. Por estudios previos se sabe que la música libera dopamina, uno de los químicos más importantes y poderosos tanto para el cerebro como para el sistema nervioso en general, asociado con el buen humor, el bienestar y la sensación de placer. En este caso, la experiencia de Charlotte suscitó un experimento en que los médicos pusieron música a 13 pacientes en coma divididos en dos grupos: con la mitad de ellos se utilizó su música preferida y con el resto un sonido continuo y neutral que permitiera hacerlo un grupo de control. En ambos casos, sus reacciones cerebrales fueron registradas con un encefalograma mientras sonaba la música y alguien decía el nombre del paciente.

De acuerdo con los resultados reportados, la combinación música preferida y nombre propio provocó mayor respuesta cerebral que el nombre con una música sin significado personal para el paciente. En su artículo, los médicos relacionan “las características autobiográficas de la música, esto es, su relevancia emocional y personal” con un incremento en su percepción a nivel inconsciente.

Investigaciones como esta todavía son incipientes y sus resultados podrían parecer elementales, pero sin duda son intentos interesantes por aclarar el misterio del inconsciente y quizá incluso invitaciones a que uno mismo experimente con su propia mente. Si después de todo el inconsciente es subjetivo por antonomasia, quizá nosotros mismos podríamos programar al dormir una canción que nos plazca y otra noche una cualquiera, y notar si acaso algo sucede.

 

También en Pijama Surf:

El efecto Mozart: escuchar música clásica nos hace más inteligentes

Efectos de la música en el cerebro

Te podría interesar:

7 hacks para salir de la rutina y sorprender a tu pareja o amigos

Por: pijamasurf - 12/21/2015

Romper la rutina a favor de la espontaneidad es algo muy sano y divertido; todos te van a agradecer

A lo largo de la historia de la humanidad hemos comprobado que el asombro, ese pequeño pero indeleble instante, es sin duda uno de los motores existenciales más importantes. La capacidad y oportunidad de experimentarlo es un verdadero privilegio en la vida de toda persona.

A pesar de que configurarnos una rutina es algo innato en el ser humano, ser capaces de romperla y así sorprender a la gente que nos rodea es algo no sólo terapéutico para ti mismo; también es un regalo hermoso que puedes ofrecerle a las personas ya que conlleva, precisamente, el obsequiar un instante de asombro. Así que a continuación te compartimos siete formas de hacer este regalo inolvidable, asombrar a tu pareja o amigos:

 

Un misterioso paisaje 

fog-571786_960_720
Venda los ojos de tu pareja o amigo y condúcelo hasta un mirador (puede ser una azotea) para disfrutar de un paisaje inédito durante unos minutos. Posteriormente vuelve a vendar sus ojos y llévalo de regreso al sitio original.

 

Flashback epistolar

Screen Shot 2015-12-17 at 11.17.32 AM 

Envía a tu pareja una carta escrita a mano que llegue a su casa de pronto y lo transporte en el tiempo hacia una época que, en muchos sentidos, era mucho más romántica.

 

Adopta un personaje

Screen Shot 2015-12-17 at 11.19.23 AM 

Haz un plan con tu pareja o amistad, ve a recogerla y llega disfrazado, adoptando una conducta propia del personaje que elegiste. Mantén tu rol el resto del día o velada, con seriedad. Puede ser una experiencia muy divertida.

 

Un viaje inesperado

Screen Shot 2015-12-17 at 11.20.07 AM 

Prepara todo lo necesario para hacer un viaje inesperado y de pronto, sin previo aviso, pídele a tu pareja que empaque para salir y emprender una aventura. 

  

Aprende un nuevo idioma

90s-illustration-1 

Aprende un nuevo idioma sin que nadie lo sepa y un día, súbitamente, sorpréndelos hablando con cierta fluidez tu nueva lengua.

 

Rompe las expectativas

Screen Shot 2015-12-17 at 11.25.38 AM 

Todos vamos construyendo una cierta identidad frente a nuestra pareja o amigos, y generalmente todas nuestras conductas están acotadas por ese rol. Pero, ¿qué pasa si una noche decides romper alguno de estos límites identitarios? Piensa en qué es lo que más te distingue, por ejemplo, jamás bailar, y una noche de pronto sé el alma de la dancefloor. Tus amigos o pareja seguro lo van a agradecer, y además para ti será muy sano.

 

Modifica los ritos tradicionales

Screen Shot 2015-12-22 at 1.48.57 PMLos ritos tradicionales son como softwares culturales que sin duda tienen un sentido en el entorno. Sin embargo, ¿qué pasaría si de pronto modificaras algunos aspectos de estos protocolos? Sin duda regalarías un momento de asombro a tus convidados. Por ejemplo, si en lugar de brindar con champagne en Año Nuevo lo hicieras con un ron Matusalem Gran Reserva 23, seguramente estarías danto un toque especial a la velada y estarías inscribiendo este detalle en la memoria de los presentes.