*

X
Una Navidad lunarmente plena nos aguarda este año

381-1233891708GdW7

El espíritu navideño este año se llenará del magnetismo lunar, en lo que será la primera luna llena en 38 años que ocurra el día de Navidad.

Una ocasión así no se celebraba desde 1977 y no volverá a presentarse hasta en 2034. Según la NASA, el pico de la luna llena tendrá lugar a las 6:11am (tiempo del este de Estados Unidos).

Como todos los años, desde la perspectiva astrológica la luna llena sucederá en Cáncer, el signo opuesto al que atraviesa el Sol en el zodiaco: Capricornio. Astrológicamente la luna llena significa la compleción de un ciclo, la cosecha de lo sembrado y la manifestación de la energía en su plenitud. En Cáncer la luna tiene dignidad ya que rige a este signo ligado a la generación y a las emociones. Más allá del simbolismo, la luna llena contribuirá a las luces que suelen adornar las noches navideñas, siendo un recordatorio de la belleza del mundo.

Lo anterior nos recuerda que las fiestas religiosas son también esencialmente fiestas astronómicas y astrológicas, y no hay mella en incorporar el cosmos a nuestras cenas.

Te podría interesar:

La mano de Dios: impresionante nube ígnea sorprende a una isla de Portugal (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/13/2015

Una formación en el cielo sorprendió a los residentes de la isla portuguesa de Madeira

1

A diferencia de otras épocas en la historia de la humanidad, la nuestra es mucho menos proclive al pensamiento mágico y las explicaciones irracionales de fenómenos sorprendentes. O al menos ese es discurso dominante. Quizá lo cierto sea que a pesar de toda la tradición cientificista del pensamiento el asombro aún nos lleve por los caminos de lo mítico, lo fantástico e incluso lo irreal.

Esa puede ser una aproximación a un suceso admirable ocurrido hace un par de días en la isla portuguesa de Madeira, en donde sus residentes atestiguaron esta extraña formación nubosa a medio camino entre lo apocalíptico y lo legendario.

Entre los testigos del fenómeno se encontraba Rogerio Pacheco, quien tiene un blog dedicado al tiempo meteorológico de la zona, Tempo nas ilhas, en donde publicó las fotografías que tomó apenas avistó la singular formación, calificándola como una “nube de fuego”.

2

3

De acuerdo con un par de especialista consultados por la BBC, la nube es una mezcla de altostratus y cúmulus, ambas formaciones de nubes bastante comunes, en tanto que su coloración es efecto tanto de su altitud como del momento del día en que se formaron, el crepúsculo.

De cualquier forma, sin embargo, el fenómeno no deja de ser un notable caso de pareidolia en el que es posible ajustar los rasgos de un puño cerrado; de ahí que, al viralizarse estas imágenes, la nube recibiera también el mote de "la mano de Dios".