*

X

Mark Zuckerberg anuncia en carta a su bebé que donará 99% de sus acciones de FB; el Internet se burla de él

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 12/01/2015

Las acciones de Zuckerberg están valuadas en 45 mil millones de dólares; el Internet reacciona con sarcasmo ante la decisión del CEO de Facebook

screen-shot-2015-12-01-at-1-23-45-pm

El Internet, esa entidad hipotética que forma la información y sus usuarios, parece tener un humor un poco ácido. O tal vez es que el Internet está acostumbrado a ver a Mark Zuckerberg como el líder de una empresa que de alguna forma acabó con lo que el Internet parecía ser: libre, anónimo, descentralizado, etc., y no confía mucho en el empresario.

Dicho eso, en principio habría que celebrar la noticia que dio a conocer Zuckerberg --de una manera un poco cursi, si se quiere-- sobre su plan de donar 99% de sus acciones de Facebook, equivalentes a 45 mil millones de dólares, durante su vida, lo cual significa que su hija va a ser mucho menos rica de lo que podría ser. Pero también, en teoría, que muchas más personas se van a poder beneficiar de la desorbitada cantidad de dinero que posee el millonario. Algún día la niña podrá entender que la decisión de su padre fue acertada.

Algunas de las críticas vienen del tono de la carta, donde Zuckerberg se vuelve la figura paternal, geek-mesiánica, haciendo afirmaciones ciertamente discutibles, tratando tal vez de ser el nuevo Bill Gates. "La pobreza se está encogiendo. El conocimiento está creciendo. Las personas están conectándose". No sería muy difícil argumentar exactamente lo contrario: la desigualdad está creciendo (son los ricos los que cada vez tienen más), así como el conocimiento de datos superficiales y de información científica que no se traduce en sabiduría, las personas se están conectado virtualmente y desconectando en el mundo real, y a todo esto contribuye en primera plana Facebook

La otra crítica tiene que ver con que Zuckerberg de cualquier manera va a mantener una enorme fortuna de miles de millones de dólares, así que realmente no está haciendo un importante sacrificio (pero hay que decir que no son muchos los multimillonarios de su nivel que se atreverían a donar tales cantidades). Asimismo, su decisión se puede incrustar dentro del llamado filantrocapitalismo, la noción de que las donaciones filantrópicas están orquestadas para seguir manteniendo el statu quo

 

Screen shot 2015-12-01 at 6.14.49 PM

 

Mark Zuckerberg, el único con los ojos descubiertos entre esta multitud cegada por la realidad virtual (FOTO)

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 12/01/2015

Una perturbadora escena del Mobile World Congress 2016: mientras una multitud prueba un dispositivo de realidad virtual, Zuckerberg se pasea victorioso con los ojos descubiertos

Qué extraña escena describes y qué extraños prisioneros, son iguales a nosotros.

Platón, La república, Libro VII

Ahora vemos confusamente, como en espejo; pero después veremos cara a cara.

I Corintios 13:12

Este día, la empresa Samsung presentó un par de nuevos modelos de teléfonos móviles cuya característica más notable es su cámara de video, que permite grabar videos de realidad virtual (algo que hasta ahora sólo era posible hacer con dispositivos más especializados y costosos).

La noticia puede ser importante en sí misma o específicamente para el ámbito de la tecnología y las comunicaciones; sin embargo, el motivo por el que está circulando con cierta profusión en medios es otro: una imagen en donde se ve a Mark Zuckerberg caminando por una de las salas del Mobile World Congress 2016, un paseo que algo tiene de triunfante, pues él es la única persona con los ojos descubiertos entre una multitud atenta más bien a la pantalla minúscula que han puesto voluntariamente frente a sus ojos, recubierta por todos lados para que eso sea lo único que miren.

zuck

“¿Es esta imagen una alegoría de nuestro futuro? La gente en una realidad virtual mientras uno de nuestros líderes camina entre nosotros”, dice el tweet de Nicolas Debock que, atinadamente, resume esta situación, con reminiscencias de la literatura distópica que, en el mejor estilo de George Orwell, Aldous Huxley o Philip K. Dick, previó el sometimiento de las multitudes por la vía mansa de la distracción y la luminosidad de los espectáculos que nunca cesan.

La escena también podría suscitar ciertas evocaciones del mito de la caverna platónico, esa conocida parábola que cuenta el filósofo por vía de Sócrates en el Libro VII de La república. Grosso modo, la historia consiste en una serie de prisioneros que viven encadenados en torno a una hoguera, pero de espaldas a ésta, con la vista hacia las paredes de la cueva donde nacieron, por lo cual lo único que ven y conocen son las sombras de las formas que pasan detrás de ellos, frente al fuego. Hasta que un día uno de ellos escapa o es liberado y se da cuenta de que el mundo que conocía hasta entonces no es más que una proyección del que en realidad es y al cual, aunque conocía por sus sombras, se podría decir que más bien ignoraba. La historia concluye con el regreso del prisionero liberado a la caverna para contarle a los otros prisioneros la verdad, a la que ellos reaccionan burlándose de él y desacreditándolo.

En la imagen de Zuckerberg, sin embargo, el símil tiene un variación sutil pero decisiva. Es como si él fuera ese prisionero que conoce el mundo auténtico pero que, en vez de volver para intentar liberar a sus compañeros mostrándoles la verdad, regresa para apretar aún más sus cadenas, para reforzar su creencia de que la realidad está en esas sombras que se proyectan ante sus ojos. No un salvador, sino un tirano. Un hombre que, como en ciertas tragedias griegas, se presenta provisto de un instrumento que lo vuelve poderoso y acaso invencible: el conocimiento.