*

X

Los 140 sistemas de metro en el mundo en una sola imagen: ¿puedes reconocer el de tu ciudad?

Arte

Por: pijamasurf - 12/04/2015

Un interesante mapa modifica nuestra concepción de los sistemas de transporte urbano subterráneo

ee2037c22

Grietas, telarañas, fallas, sismos, garabatos, sigilos, cicatrices, insectos de patas largas: esta imagen muestra los 140 sistemas de metro de las grandes ciudades del mundo, a una distancia y bajo una organización que seguramente nos resultan sorprendentes. Entre esas figuras debe de estar el metro de alguna ciudad cercana a tu casa, caminos que alguna vez has recorrido.

Este interesante póster fue realizado por Neil Freeman utilizando lo que para él son los estándares que definen a un sistema de transporte subterráneo urbano, y no sólo una vía ferroviaria ligera.

El reto es encontrar, en esa escala, el metro de tu ciudad. En la siguiente imagen hay una pista para facilitar la respuesta de algunos urbenautas.

Puedes ir a esta página para ver todos los metros a un tamaño más favorable. 

Screen shot 2015-12-04 at 11.32.35 AM

Enigmáticos consejos de filosofía de David Lynch: "Mantén tu ojo en la dona"

Arte

Por: pijamasurf - 12/04/2015

David Lynch hace un koan de una dona

Screen shot 2015-12-27 at 7.19.14 PM

En esta entrevista podemos ver a David Lynch hablando sobre la metafísica de una dona o sobre una teoría de creatividad relacionada a la percepción de sólo lo esencial en relación con una dona. Lynch, quien en sus películas y series ha combinado el folclor americano con el budismo, la telepatía y la meditación trascendental, parece tomar el papel del maestro zen relatando un koan (recordemos las fuentes de soda, el café y las donas que tanto adoraba el agente Dale Cooper en Twin Peaks). Uno podría pensar que la dona está vacía, y esa es la esencia de la realidad, vacío, por lo que la dona podría ser un poderoso objeto didáctico, un círculo como el wuji del taoísmo que nos muestra de marea paradójica lo ilimitado, un infinito hacia adentro. ¿Qué hay en el centro de la dona?

Sin embargo, Lynch mantiene cierta ambivalencia, quizás, en un sentido práctico, fiel a una tradición zen. Nos dice: "Existe la dona y el hoyo y debes mantener tu ojo en la dona... Y todas las otras cosas que suceden no importan. Lo que importa es enamorarte de las historias e ideas y realizarlas. Hay cosas sucediendo en el mundo todo el tiempo y algunas personas se obsesionan, pero es un poco absurdo". Lynch parece sugerir que uno debe enfocarse en lo que tiene a la mano, en su circuito de creatividad inmediata, no en el infinito insondable del agujero de la dona sino en la circunferencia sustancial de ésta, que es en sí mismo un infinito tangible de circulación. Tampoco hay que concentrarse en las cosas mundanas, en todas las distracciones, sino en tu propia historia, que fluye de la dona. El cineasta agrega: "El hoyo es tan profundo y tan malo; la dona es una cosa hermosa", casi diciéndonos que el hoyo es algo así como la corona metafísica, la realidad última que es inefable e incognosible, por lo cual haremos mejor manteniendo nuestra atención y meditando en lo actual, fluyendo en el presente y no divagando en abstrusos castillos de vacío supraesencial. O algo así; quizás estamos interpretando demasiado el enigma de la dona, pero, ¿quién puede negar la profundidad y, sobre todo, la riqueza de una dona?