*

X

Estudio sugiere que los hombres con barba son más sexistas

Por: pijamasurf - 12/03/2015

Ahora que las barbas están de moda este estudio se vuelve más llamativo, al asociar el dejarse el vello facial con una propensión sexista

Screen Shot 2015-12-03 at 1.11.29 PM

Aunque las generalizaciones están condenadas a la inexactitud y los estudios científicos pueden en realidad ya decir cualquier cosa (incluso científicamente fundamentada), no deja de ser cierto que en todos los aspectos de la vida, de la cultura y la sociedad, existen patrones o tendencias que pueden, tras un poco de observación y análisis, detectarse. 

Es evidente que desde hace ya un tiempo la barba volvió a colocarse como una moda, al menos entre la gente con poca imaginación para autoconfigurarse un look original o distinto. Al parecer, o mejor dicho de acuerdo al estudio "The Association Between Men's Sexist Attitudes and Facial Hair" publicado en Archives of Sexual Behavior, se determinó que los hombres que se dejan vello facial (bigote, barba y similares) tienen una mayor propensión a ser sexistas que el resto.

Para la investigación, realizada a lo largo de varias semanas, se entrevistó a medio millar de hombres en Estados Unidos y la India y luego se correlacionaron sus creencias en cuanto al género femenino y su gusto por dejarse crecer vello facial. Tras los resultados la reflexión que destaca es una posible relación, quizá implícita, entre la masculinidad (aspecto asociado a barbas, bigotes, etc.) y un distanciamiento, casi desprecio, por las mujeres. ¿Qué opinan? 

Aquí puede consultarse el estudio

¿Qué es el amor? 8 grandes escritores de la historia responden esta pregunta

Por: pijamasurf - 12/03/2015

Una labor casi imposible como lo es definir el amor puede quedar a salvo en manos de grandes escritores ¿o no?

 7dce12eb9141dbe8d6c60fae13d8c878

Como ya muchos han señalado, el amor es el tema por excelencia de todas las artes, y es un mar inagotable de posibilidades creativas. En estas líneas hacemos un recorrido histórico (sin orden temporal) de escritores que han ofrecido definiciones del asunto, la mayoría encontradas entre las páginas de sus obras más íntimas. La literatura, entre otras cosas, se encarga de darnos frases memorables que explican el mundo mejor de lo que a veces podemos explicárnoslo.

En Las sirenas de Titán, Kurt Vonnegut escribió: “Un propósito de la vida humana, no importa quién está controlándola, es amar a quienquiera que esté alrededor para amar”. 

En sus cartas a Henry Miller, Anaïs Nin dijo: “Qué es el amor sino la aceptación del otro, lo que sea que el otro sea”.

En sus bitácoras y diarios, Susan Sontag registró: “Nada es misterioso, ninguna relación humana. Excepto el amor”.

En una entrevista, Bukowski dijo: “El amor es parecido a cuando ves una niebla en la mañana cuando despiertas antes de que salga el Sol. Es sólo un pequeño momento, y luego desaparece… El amor es una niebla que se incendia con la primera luz del día de la realidad”. 

En Sueño de una noche de verano, aludiendo al “ojo de la mente”, Shakepeare escribió: “El amor no mira con los ojos, sino con la mente”.

En Los hermanos Karamazov, Dostoievski apuntó: “¿Qué es el infierno? Mantengo que es el sufrimiento de no ser capaz de amar”.

Antoine de Saint-Exupéry, autor de El principito, escribió en Vuelo nocturno: “El amor no consiste en mirarse el uno al otro, sino en mirar hacia afuera en la misma dirección”.

Por su lado, y haciendo eco de lo que dijo Nin, Agatha Christie señaló: “[el amor] es un pensamiento curioso, pero es sólo cuando ves a alguien que se ve ridículo que te das cuenta de cuánto los quieres”.