*

X

El arte de las aves: exposición reúne obras artísticas de los más famosos ocultistas del siglo XX

Por: pijamasurf - 12/05/2015

Obras pictóricas de Kenneth Anger, Aleister Crowley, Brion Gysin, Ira Cohen, Paul Laffoley, William Mortensen, Leonora Carrington y Francesco Clemente, entre otros, reunidas en esta exposición de arte esotérico

Screen Shot 2015-12-04 at 10.23.59 PM

Uno de los términos que antiguamente se utilizaron para designar el arte de la ciencia alquímica es "el lenguaje de las aves". Esto quizá aludía no sólo al hermetismo que abraza la alquimia y la transmisión de su cuerpo de conocimiento, sino también a una sintonía para muchos inconcebible con el lenguaje de la naturaleza –situando aquí a las aves como embajadoras o portavoces del mismo. 

Precisamente este término, "el lenguaje de las aves", es el nombre que toma una memorable exposición de arte y ocultismo. Curada por Pam Grossman, la muestra incluye obras pictóricas de numerosas figuras de diversas corrientes del esoterismo a lo largo del siglo XX, por ejemplo el cineasta y brujo Kenneth Anger, el polémico y popular Aleister Crowley, Brion Gysin (el inventor de la" máquina de los sueños"), Ira Cohen, el recién fallecido Paul Laffoley, William Mortensen e incluso Leonora Carrington y Francesco Clemente.

La exhibición toma su nombre de la histórica y multicultural noción de que existe un lenguaje mágico a través del cual sólo los iniciados pueden comunicarse. Frecuentemente llamado "el lenguaje de las aves", se rumora que se trata de un sistema que opera en símbolos y que actúa como vehículo para revelar verdades ocultas y llameantes chispas metamórficas. 

La exposición resulta especialmente interesante pues permite tratar de detectar una correlación entre el arte como un vehículo de expresión, apto para condensar mensajes trascendentales, y el ocultismo como un cuerpo de conocimiento diseñado para transmitirse de forma velada, algo así como una "semántica iniciada". 

Los artistas incluidos pueden, cuando son vistos a través de una lente mitopoéica, considerarse magos. Ellos nos ofrecen un vocabulario visual para que todos podamos ser iniciados en sus cultos de misterio pictórico y dialogar con lo inefable. Nos hablan por medio de lenguas secretas, conjuros y emplean imágenes con el fin de activar profundas transformaciones tanto en ellos como en nosotros.   

También, para los seguidores de cualquiera de estos personajes la muestra representa una oportunidad para entrar en contacto con una faceta distinta de Crowley, Mortensen, Cohen y demás; y finalmente, para los amantes del arte, más allá del esoterismo, sin duda la exposición puede representar por lo menos una curiosidad digna de presenciarse.

Alison Blickle "New Keys" 2015. Oil on canvas and glazed ceramics. Courtesy the artist. Alison Blickle, “New Keys” (2015/Cortesía de la artista)

Scott Treleaven "New Desireable States" 2015 Pastel, crayon, gouache, house paint on paper. Courtesy Invisible-Exports gallery.

Xul Solar "IAO" Courtesy Isabella Hutchinson

Leonora Carrington "El Nigromante" c. 1950, Oil on Canvas. Courtesy Weinstein Gallery.

 Paul Laffoley "Astrological Ouroboros" 1965 Oil, acrylic, and hand applied vinyl letters on canvas and wood. Courtesy Kent Fine Art

Rithika Merchant "Lilith Births the Djinn" 2015 Courtesy Stephen Romano Gallery

Valerie Hammond "Touch" Pigment, color pencil, wax on japanese paper.

Darcilio Lima "The Prince" Ink on paper 1972

El Gato Chimney "Yantras" 2015 Watercolor on Paper Courtesy of Stephen Romano Gallery

Ira Cohen "Dr. Mabuse" 1966-70 Pigment print. Courtesy Genesis BREYER P-ORRIDGE.

Aleister Crowley "The Moon (Study for Tarot)" 1921, Oil on board. Courtesy Buratti Gallery.

Te podría interesar:

TOP 10: las drogas más peligrosas del mundo

Por: pijamasurf - 12/05/2015

A menudo disfrazadas de sustancias "legales" que imitan efectos de drogas más potentes, estas sustancias y preparados son adictivos y mortales incluso a corto plazo

Aunque los esfuerzos políticos de la guerra contra el narcotráfico se han concentrado en el tráfico de cocaína y heroína, lo cierto es que millones de personas en el mundo son adictas a sustancias mucho menos "sofisticadas"; y es que algunas de las de este ranking nos hacen preguntarnos si las drogas en sí son peligrosas o si sustancias aparentemente inocuas (como jarabes para la tos o productos de limpieza) se vuelven mortales debido a la personalidad adictiva. He aquí algunos ejemplos:

10. Purple Drank

purple drank

Mencionada a menudo en canciones de hip hop, se trata de una mezcla de agua mineral, dulces y jarabe para la tos; algunas marcas de jarabe incluyen codeína, lo cual puede producir insuficiencia cardíaca.

9. Escopolamina

escopolamina

También llamada "aliento del Diablo", esta sustancia proviene de una hermosa flor (llamada campánula o campanillas de la Virgen) que crece libremente en parques y plazas del continente americano. Se sintetiza en forma de polvo o té, y a pesar de su alta toxicidad (1gr puede matar a 20 personas) es utilizada para secuestrar y violar personas, además de para convencerlas de hacer voluntariamente cosas como robar sus propias casas, pues supuestamente la víctima a quien se le lanza el polvo a la cara pierde por completo la memoria a corto plazo. 

8. Heroína

Heroina

Utilizada desde el siglo XIX por sus propiedades analgésicas, la prevalencia de la heroína en algunas ciudades del mundo (de México a Portugal y de Estados Unidos a Rusia) parece una especie de plaga. Los efectos sobre el cuerpo incluyen inflamación de encías, escalofríos, debilidad del sistema inmunológico, debilidad muscular, insomnio, daño al sistema circulatorio y gangrena.

7. Cocaína en crack

crack-5

El crack es un invento de los dealers de cocaína de los 80, quienes para reducir la pureza y conseguir mayores ganancias rebajaban la mezcla con bicarbonato de sodio. Los efectos secundarios incluyen trastornos del hígado, riñones y pulmones, además de daños permanentes en los vasos sanguíneos. Se estima que más de 10 millones de personas han sido adictas al crack solamente en EE.UU.

6. Crystal meth

Crystal_Methamphetamine

Claro, todos vimos Breaking Bad, pero pocos sabemos que el crystal meth comenzó a utilizarse durante la Segunda Guerra Mundial (por parte de ambos bandos) para alentar a sus tropas o, mejor dicho, mantenerlas despiertas. Esta droga fue utilizada para bajar de peso hasta los años 70, cuando se volvió ilegal y entró en los mercados negros de todo el mundo. Los efectos secundarios a la salud incluyen privación de sueño y ansiedad a corto plazo y, con el tiempo, daño cerebral y en los vasos sanguíneos.

5. AH-7921

AH-7921

El AH-7921 es un opioide sintético que fue legal hasta enero de 2015. Se cree que tiene el 80% de potencia de la morfina, por lo cual se le llamaba "heroína legal". Aunque sólo se tiene noticia de una muerte provocada por su uso, se especula que puede causar problemas respiratorios y gangrena.

4. Flakka

flakka

Un estimulante disfrazado químicamente de metanfetamina, el Flakka comenzó a distribuirse originalmente en el mercado de las drogas legales; al usarlo se eleva tu pulso y tus emociones, y las alucinaciones no son infrecuentes, por lo que se consideraba una alternativa legal al MDMA. Sin embargo, sus efectos secundarios se encuentran en el modo en que afecta al cerebro, especialmente la regulación de setralina y dopamina en las neuronas, así como fallo cardíaco.

3. Sales de baño

bath salts

Aunque debe su fama a que se comercializaba disfrazada de inocuas sales para la tina de baño, esta sustancia similar a la mefedrona solía venderse en línea. Produce psicosis, ataques de pánico y comportamiento violento, además de aumentar la posibilidad de ataques cardíacos e incrementar la temperatura corporal. 

2. Whoonga

whoonga

Muy popular en Sudáfrica, donde se produce combinando medicamentos para tratar VIH, detergentes y otros, se le considera la alternativa barata de los medicamentos antirretrovirales. Es sumamente adictiva y produce hemorragias internas, úlceras estomacales y la muerte.

1. Krokodil

krokodil

La terrible droga rusa fabricada con ingredientes caseros cuesta 1/3 que la heroína y es mucho más peligrosa a corto plazo. Se produce con analgésicos, yodo, combustibles y productos de limpieza; genera gangrena en la piel y una especie de sarna que va destruyendo el cuerpo de afuera hacia adentro.

 

(Vía Independent.co)