*

X

El absurdo y fascinante poema de Lewis Carroll que seguramente no conoces

Por: pijamasurf - 12/24/2015

Escrito en 1874, narra las aventuras de 10 personajes inexistentes en busca de un animal legendario, el Snark

hj

"The Hunting of the Snark, an Agony in Ten Fits" ("La caza del Snark, agonía en ocho estrofas") es un poema largo escrito por Lewis Carroll en 1874 y publicado en 1876 por Macmillan Publishers. Se trata de la narración humorística de un viaje protagonizado por personajes irreales que viven peripecias ilógicas y disparatadas mientras buscan a un animal fantástico para capturarlo. La primera edición tenía ilustraciones de Henry Holiday, con quien Lewis trabajó durante un tiempo para crear los dibujos que acompañarían al poema y su portada.

Esta pieza, que comparte los nombres de algunos personajes con el poema "Jabberwocky" (contenido en Alicia a través del espejo), tuvo un gran éxito comercial; fue reimpreso 17 veces entre 1876 y 1908. "The Hunting of the Snark" también hace uso de algunas crasis —palabras que nacen de la unión artificial de otras dos— que el escritor ya había utilizado en obras anteriores, como por ejemplo: outgrabe, frumious, uffish, bandersnatch y jubjub, entre otras; los dos últimos términos nombran animales fantásticos que habitan en obras previas de Carroll. 

Dedicada a los niños más queridos por Carroll, esta muestra de lírica sinsentido narra el viaje en busca de la criatura llamada Snark de 10 personajes inexistentes, cuyos nombres empiezan con la letra b: Boots (“botas”), Bellman (“botones”), Bonnet Maker (“sombrerero”), Barrister (“abogado”), Broker (“corredor de bolsa”), Billiard-Maker (“encargado de un salón de billar”), Banker (“banquero”), Butcher (“carnicero”), Baker (“panadero”) y Beaver (“castor”). Guiados por un mapa en blanco, estos seres cruzan el océano para llegar a una isla llena peñascos y abismos, habitada por animales fantásticos.

Durante la cómica travesía, narrada en versos pareados, los viajeros tienen toda clase de incidentes, como desapariciones misteriosas, sueños incoherentes y encuentros fantásticos. Al final es Baker quien encuentra al Snark, pero cuando éste avisa a sus compañeros y todos llegan hasta el lugar donde se encuentra, el personaje desaparece repentinamente, al igual que el misterioso animal —descrito en el poema como un ser ambicioso que, si lo comes, tiene un gusto magro pero crujiente, al que le gusta dormir hasta tarde, desayuna a las 5 de la tarde y es lento para hacer bromas. Según el poeta, algunos Snarks tienen plumas y muerden; otros tienen bigotes y rasguñan.

Carroll solía afirmar que no sabía el significado de su poema, pero en una carta aceptó que se trataba de una alegoría sobre la búsqueda de la felicidad. Algunos críticos han encontrado en este poema un símbolo de la ansiedad existencial, un reflejo de la sexualidad reprimida del escritor, una alegoría de la tuberculosis (pues, mientras escribía el poema, Carroll cuidó durante 6 semanas a su sobrino y ahijado que luchaba contra esta enfermedad) o una burla del caso Tichborne, juicio legal que llamó la atención de la Inglaterra victoriana en las décadas de 1860 y 1870 y que terminó en el encarcelamiento por fraude de un hombre que clamaba ser el heredero del Barón de Tichborne.

"The Hunting of the Snark", que ha inspirado óperas, obras de teatro y piezas musicales, podría recordarnos a la persecución y búsqueda de los marineros en la famosa novela de Herman Melville, Moby Dick y, por supuesto, a la fiesta del té del sombrerero loco y los disparatados discursos del gato de Cheshire en Alicia en el país de las maravillas. A pesar de que algunos críticos afirmaron en su momento que este poema reflejaba la decadencia del autor, esta narración trata de un viaje que puede hablarnos de algunas búsquedas de la vida misma, aquello que persigues durante mucho tiempo y se desvanece en el momento en que lo encuentras.

Te podría interesar:

Si necesitas una guía para el sexo, tal vez esta de Japón sea lo que buscas

Por: pijamasurf - 12/24/2015

Si eres de los que creen que el sexo es sobre todo técnica, tienes que conocer esta guía destinada a jóvenes que se inician en las relaciones eróticas

00jpsxguide00

En algún lugar de su obra, Michel Foucault señala que hubo un momento en que la sexualidad se cruzó con el territorio de la técnica y, a partir de entonces, se convirtió en un saber y una ejecución que pretende seguir las normas de aquélla en un sentido capitalista, como si la sexualidad fuera también un asunto de efectividad, uso inteligente de recursos, consecución de metas, progreso y otras circunstancias asociadas a un buen performance.

Si a esto añadimos la manera en que la cultura heteropatriarcal considera a la sexualidad, entonces tenemos que buena parte de dicha exigencia técnica recae en los hombres, quienes en cierta forma están obligados a saber todo lo relacionado con el sexo y la satisfacción de una mujer, como si se tratara de máquinas siguiendo el protocolo que garantiza los mejores resultados.

Ejemplos de dichas posturas son los manuales que de cuando en cuando surgen para enseñar al hombre cómo comportarse sexualmente, en todas las etapas del vínculo erótico. Uno de los más extravagantes es este manual que se publicó en Japón en la década de 1960 y que sin duda, como algunas otras expresiones de la cultura japonesa en relación con la sexualidad, tiene un grado de rareza que lo vuelve vagamente espeluznante.

01jpsxguide01

02jpsxguide02

03jpsxguide03

 

05jpsxguide05

04jpsxguide04

06jpsxguide06

La guía enseña desde cómo tomar de la mano a una mujer con quien recién se inició una relación hasta cómo acariciar los senos femeninos o cómo realizar la penetración dependiendo de la postura adoptada.

07jpsxguide07

08jpsxguide08

09jpsxguide09

10jpsxguide10

11jpsxguide11

12jpsxguide12

13jpsxguide13

¿Útil? Tal vez. Aunque quizá no tanto como llegar al conocimiento de que mucho del erotismo y la sexualidad están relacionados con la intuición, con la capacidad de escucharse a sí mismo y reconocer al otro como alguien distinto.