*

X

¿Cómo sabe Facebook qué anuncios mostrarte (y cómo evitarlos)?

Por: pijamasurf - 12/12/2015

Todo lo que haces en Facebook es material para promover anuncios, pero afortunadamente existen maneras de entender y reprogramar este funcionamiento
imagen: @AntiFeisbuk

Imagen: @AntiFeisbuk

¿Te has preguntado por qué cuando platicas con un contacto sobre helados (es un decir) te aparecen inmediatamente anuncios de heladerías o promociones relacionadas con postres? Con los años, Facebook ha perfeccionado maneras de convertir tus interacciones en la red social en datos relevantes para los anunciantes. Echar un vistazo a tus preferencias de anuncios puede ser una experiencia extraña, pero personalizarlas puede hacer tu experiencia en FB menos invasiva.

Lo primero es seguir la ruta Configuración>Anuncios>Editar>Ver Preferencias (o dar clic aquí).

Luego verás una lista parecida a esta:

facebook ads

Dentro de cada categoría podrás encontrar cosas, temas, productos o servicios que Facebook considera que te han interesado por una u otra razón, desde artes marciales hasta carreras de perros, y desde marcas hasta intereses espirituales. En dicho panel es posible editar las categorías para evitar que esos molestos anuncios aparezcan (aunque como bien sabemos, la única forma de que la red social no recopile y venda tu información es una desconexión extrema de la misma, porque finalmente, al editar tus preferencias de anuncios, estás depurando el tipo de publicidad que Facebook de todas formas va a ofrecerte).

Tus hábitos están determinando tu calidad (y cantidad) de vida

Por: pijamasurf - 12/12/2015

Cada acción abona o resta minutos a la vida según sus efectos en la salud, pero más importante aún es que ellas determinan tu calidad de vida en el ahora

Sería difícil cuestionar el planteamiento de que tus hábitos, es decir la repetición de ciertas acciones de manera cotidiana y a lo largo de tu vida, moldearán en buena medida tu existencia. Recién revisamos las rutinas diarias de grandes figuras de la historia (entre ellas Kant, Nabokov y Le Corbusier) y justo utilizamos ese pretexto para afirmar la determinante importancia de los hábitos en la vida de una persona, desde su potencial creatividad hasta prácticamente cualquier otro aspecto.   

Cuando escuchamos que cierto hábito es nocivo para la salud es probable que no dimensionemos cuán dañino resulta, y lo mismo ocurre a la inversa, pero, ¿cómo mapear esta relación proporcional para aterrizarla con claridad? Por esta razón, suponemos, David Spiegelhalter, profesor de asesoría de riesgo de la Universidad de Cambridge, elaboró una tabla que ejemplifica qué hábitos abonan o restan tiempo a tu vida (y cuánto). Para consumar este ejercicio creó una unidad llamada ‘microvida’, la cual equivale a 30 minutos adicionales o menos de vida para una persona. 

Un ejemplo de lo anterior es un cigarrillo. En el infográfico propuesto por Spiegelhalter, fumar dos cigarros restará 1/2 hora a tu existencia –evidentemente, es más fácil evitar fumar comprendiendo tajantemente las consecuencias en relación a nuestro tiempo de vida. En cambio, ejercitarte por tan sólo 20 minutos te abonarían dos ‘microvidas’, es decir, extenderían tu existencia 1 hora más.

Un caso curioso es el de la ingesta de bebidas alcohólicas, ya que si bien una mínima dosis suma tiempo de vida, excederla (lo cual ocurre prácticamente con cualquier persona que gusta de beber) termina jugando en tu contra. 

Pero lejos de proponer al temor como un motor de cambio, lo que resulta fundamental en este contexto es ser capaces de hacer consciente el impacto que cada acción tiene a corto, mediano y largo plazo. Recordemos que de alguna forma cada suceso de nuestras vidas, o por lo menos la forma en la que lo vivimos, es resultado de todas las decisiones que has tomado hasta ese momento. Asumir esta responsabilidad individual nos convierte en nuestro mejor aliado en la persecución cotidiana de una mayor calidad de vida.

 Web