*

X

Arrestan a niño sikh en Texas luego de que compañero lo acusara de llevar una bomba a la escuela

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/19/2015

Paranoia antiterrorista y antipersonas de apariencia vagamente islámica parece desencadenarse en Estados Unidos; el polémico caso de Armaan Singh Sarai se une a otras situaciones de discriminación motivada por el miedo

 

El reciente arresto en Arlington (Texas) de Armaan Singh Sarai, un joven sikh de 13 años, ha generado enorme polémica en Estados Unidos y ahora en el mundo, pues el caso podría ser un reflejo del temor irracional en torno al terrorismo, específicamente aquel de origen islámico (y la confusión que genera la ignorancia sobre esta religión).

Según Armaan y los miembros de su familia su arresto, por el cual estuvo todo un fin de semana detenido en el centro juvenil, fue propiciado simplemente por la acusación de un compañero de clase. Aparentemente, 1 día antes este último le habría comentado, observando un cargador de baterías en su bolso, si ello era una bomba. Al día siguiente el mismo chico, al cual describen como un bully, habría vuelto a hacer la misma broma, a la que Armaan habría reaccionado riendo y bromeando con que así era. Ante esto el otro chico lo acusó con las autoridades de la escuela y poco después la policía irrumpió para llevarse a Armaan e interrogarlo durante un par de días, pese a que claramente no había una bomba en su mochila. 

Screen shot 2015-12-19 at 12.36.57 PM

La prima de Armaan ha publicado este post de Facebook que se ha viralizado, explicando lo sucedido. La familia considera que el tratamiento excesivo que recibió el joven, quien además ha sufrido varias operaciones del corazón, tiene que ver con su apariencia debido a que profesa la religión sikh, la cual se origina en la India, por lo cual la ignorancia y el miedo de algunas personas posiblemente asocia a los sikh con terroristas islámicos, aunque dicha fe es distinta al Islam e incluso, el mismo Islam no tiene necesariamente que ver con el terrorismo.

La polícia de Arlington ha manejado otra versión en la que sostiene que el niño hizo una amenaza de volar la escuela. Si bien esta teoría ha sido puesta en entredicho, valdría preguntarnos si en el caso de que la misma amenaza hubiera provenido de un niño caucásico habría sido tomada en cuenta de la manera tan enérgica como provocó que se tratara de un niño de tez oscura y de una religión "extraña".

El caso ha sido comparado con el arresto de Ahmed Mohamed en Irving, Texas, un joven de 14 años que fue acusado de diseñar bombas luego de que llevó un reloj a la escuela. Ahmed ha dejado Estados Unidos para irse a Qatar y ha interpuesto una demanda a las autoridades de su escuela.

Te podría interesar:

Campaña persigue a racistas de Internet y exhibe sus comentarios cerca de donde viven

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/19/2015

Para combatir el racismo en Internet, hacerlo visible y mostrar que puede tener consecuencias, una organización en Brasil ejecutó una campaña para llevarlo al lugar de residencia del agresor

outdoor-feiradesantana-lowres

El trolling es una práctica habitual de Internet que no por popular es más aceptable, sobre todo cuando afecta a otras personas de manera más bien agresiva. Trollear nos parece admisible y quizá incluso hilarante cuando toca a personajes públicos, a la estrella de televisión en boga o al presidente de nuestro país, pero dejamos de tolerarlo si provoca una ofensa más sensible y en contra de quienes a veces no pueden defenderse.

Para combatir los efectos nocivos del trolleo y crear conciencia en torno a sus efectos sobre las personas que lo padecen la organización Criola, enfocada en la defensa de los derechos de las mujeres afrobrasileñas, puso en marcha la campaña “Racismo virtual, consecuencias reales”, la cual, grosso modo, consiste en recolectar posts de Facebook o tweets con contenido racial, localizar el punto geográfico desde donde fueron publicados y después convertirlos en vallas publicitarias que se instalan en dicha zona, con el nombre e imagen del agresor pixeleados.

La acción surgió como respuesta a los comentarios racistas que inundaron las redes sociales en contra de Maria Julia Coutinho, comunicadora afrobrasileña que pertenece al equipo del noticiero Jornal Nacional y quien apareció en una fotografía compartida en la página de Facebook del mismo. Para sorpresa de muchos, a poco de haberse publicado la imagen, la sección de comentarios comenzó a llenarse de insultos a propósito del origen racial de la mujer.

ss

De acuerdo con Jurema Werneck, fundadora de Criola, la campaña tiene como objetivo hacer visible el racismo en Internet pero, sobre todo, hacer ver a quienes lo ejercen que no pueden hacer lo que quieran desde la comodidad de sus casas sin asumir las consecuencias de sus actos. “No dejaremos que eso pase. No se pueden esconder de nosotros, los encontraremos”, declaró.

 

La medida puede parecer agresiva, pero sin duda no tanto como la acción que le da origen.

 

También en Pijama Surf:

Los trolls de Internet son psicópatas y sádicos, aseguran psicólogos

Top 10: los comentadores más frecuentes (e irritantes) en Internet