*

X

7 consejos para manejar un buen lenguaje corporal

Por: pijamasurf - 12/06/2015

El lenguaje corporal es un discurso paralelo que estamos emitiendo permanentemente (por eso sería bueno entenderlo y tal vez dominarlo)

 bodylanguage

Toda relación de poder supone una coacción, y algunas pueden ser incluso un caso extremo, como el personaje interpretado por Kevin Spacey en la película Swimming with Sharks (El factor sorpresa), donde un jefe insufrible termina siendo secuestrado por su subordinado.

Es posible evitar esos extremos de forma muy sencilla. De acuerdo con Teresa Amabile, profesora de la Escuela de Negocios de Harvard, es cuestión de adoptar estrategias capaces de mostrar el lado más apacible del líder sin denostar su autoridad.

Amabile aconseja mandar las señales correctas a través de un lenguaje físico imponente:

Un fuerte apretón de manos

Mantener siempre una postura erecta

Dominar el espacio (aprovechándolo de forma semejante a las dinámicas exposiciones de Steve Jobs)

Mantener contacto visual

Sincronizar los movimientos

Asentir con la cabeza

Sonreír

Las características anteriores permiten mostrar un mayor dominio y compostura ante cualquier situación sin violentar el lugar del otro. Asimismo, el lenguaje físico es básico en cualquier interacción social y, si ésta se encuentra atravesada por la lógica del poder, lo mejor que puede hacer cualquier figura de autoridad es practicar las sugerencias de Amabile para hacer el ambiente laboral no sólo más saludable, sino también más productivo.

Francia prohíbe las modelos superdelgadas (y no es el único país en hacerlo)

Por: pijamasurf - 12/06/2015

¿Se trata de un verdadero cambio de conciencia y de promoción de una imagen más saludable para las y los adolescentes, o es simplemente otro cambio en las modas estacionales de la industria fashion?

model

Desde 2012 han surgido leyes en distintos países de la Unión Europea (incluyendo Israel) que prohíben que las modelos con índices de masa corporal menores a 18.5 puedan trabajar. España, Italia e Israel han adoptado esta medida para asegurarse de que las modelos no estén malnutridas según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (que justamente coloca la malnutrición en un índice de masa corporal menor a 18.5) y de que las agencias que las contratan respeten esta regla.

El último país en adoptar este tipo de leyes es Francia, donde la nueva legislación indica que las agencias que empleen a chicas demasiado delgadas podrían enfrentar multas de hasta 75 mil euros y 6 meses en prisión. La ley fue ratificada a principios de diciembre por los ministerios de salud y trabajo.

Por su parte, la modelo australiana Rosie Nelson ha entregado una petición de change.org en la oficina del primer ministro de Inglaterra para presionar al parlamento a aprobar leyes que protejan a las modelos de ser presionadas por sus agencias a bajar peligrosamente de peso. La petición, firmada por más de 100 mil personas, tiene la esperanza de "fomentar un lugar de trabajo más sano y feliz para las modelos así como mejores ejemplos para las nuevas generaciones que son bombardeadas con imágenes en revistas y en línea, que refuerzan la idea de que la belleza se define por la talla".

Pero no todos los miembros de la industria de la moda son tan optimistas con tales leyes. Isabelle Saint-Felix, del Sindicato Nacional de Agencias de Modelaje en Francia, califica a las medidas de "simplistas", pues suponen que por dejar de mostrar modelos demasiado esbeltas la anorexia debería, en consecuencia, de desaparecer. "Cuando observas el criterio detrás de la anorexia, no puedes fijarte solamente en el índice de masa corporal cuando otros criterios están en juego: psicológicos, pérdida de cabello, problemas dentales".

Al respecto, la editora de la edición inglesa de Vogue, Alexandra Shulman, comentó que le parece "extremadamente injusto" que la industria de la moda deje de emplear a las modelos "extremadamente delgadas", tal vez haciendo eco del comentario de Gérald Marie, presidente de la prestigiosa agencia de modelaje Oui, quien llama a "no mezclar las cosas": "Existe la anorexia y existen chicas que son delgadas, muy delgadas, naturalmente, y puedes alimentarlas todo el día y ellas seguirán siendo así".

En los 90, la modelo Kate Moss popularizó la frase "Nada sabe mejor que sentirse delgada" ("Nothing tastes as good as skinny feels"), pero parece que el cambio de paradigma impulsado por las redes sociales y la representación del cuerpo (especialmente femenino) en ellas está dando un giro radical. Probablemente no se trata de un gran aire de cambio y conciencia en una industria que muchos tildan de superficial, sino simplemente de otra variación en la moda, que opera desde siempre por bruscos virajes y preferencias estacionales.