*

X

Transformando armas en una artística colección de joyería

Por: pijamasurf - 11/01/2015

Cuando Peter Thum se percató de la cantidad de armas de asalto existentes en África, decidió crear una compañía para transformarlas


fonderie-47-rose-gold-watch

Collares, anillos, aretes y relojes son algunas de las piezas creadas a partir de acero proveniente de armas AK-47, las cuales son extraídas del mercado africano. La compañía Fonderie 47, fundada por Peter Thum, se ha propuesto contribuir a limpiar el territorio de esta plaga de armas de asalto, que inundó Africa después de la Guerra Fría.

Después de colaborar en Ethos Water, compañía que lleva agua limpia a comunidades del continente, Thum se percató del problema mientras viajaba por Kenya. En respuesta se le ocurrió que esas mismas armas podrían aprovecharse de otro modo, y decidió que la joyería sería un destino apropiado –a pesar de que el acero no es tan manejable como otros metales.

images

Hasta ahora Fonderie 47 ha contribuido a la transformación de aproximadamente 25 mil armas que circulaban tras conflictos armados o que fueron decomisadas a cazadores ilegales. El concepto de venta, además del diseño en sí de las piezas, incluye la impresión del número de serie del arma con que fueron fabricadas. Lo anterior recalca el valor artístico de esta labor –utilizando un mismo material, se crean objetos con un fin opuesto al original. 

Conflicto versus belleza, el proceso artístico se consuma con un acto final: el momento en el que el comprador, más allá del consumo, participa en una iniciativa de cooperación y conciencia.

fonderie-47-jewelry-4-537x402

 

Te podría interesar:

Las brujas y sus aquelarres en la historia del arte (FOTOGALERÍA)

Por: pijamasurf - 11/01/2015

El arte de diversas culturas ha representado la fascinación y el miedo que producen las reuniones de seres mágicos
 
Double, double toil and trouble;
Fire burn and caldron bubble.
 
Fragmento del hechizo lanzado por las tres brujas de Macbeth

 

Todas las sociedades humanas han reservado un espacio para aquellos (y sobre todo aquellas) capaces de curar a través de la herbolaria, comunicarse con los espíritus, dioses y demonios, y modificar la voluntad de sus enemigos: las brujas y brujos, así como los chamanes, simbolizan un pasado vigente para la imaginación a través del arte.

No sólo la cultura occidental ha representado los aquelarres, misas negras o sabbaths de brujas a lo largo de 500 años de vida cultural; también el arte japonés y el árabe han ilustrado en sus obras la fascinación y, a la vez, el miedo que producen las reuniones de seres mágicos.