*

X

Transformando armas en una artística colección de joyería

Por: pijamasurf - 11/01/2015

Cuando Peter Thum se percató de la cantidad de armas de asalto existentes en África, decidió crear una compañía para transformarlas


fonderie-47-rose-gold-watch

Collares, anillos, aretes y relojes son algunas de las piezas creadas a partir de acero proveniente de armas AK-47, las cuales son extraídas del mercado africano. La compañía Fonderie 47, fundada por Peter Thum, se ha propuesto contribuir a limpiar el territorio de esta plaga de armas de asalto, que inundó Africa después de la Guerra Fría.

Después de colaborar en Ethos Water, compañía que lleva agua limpia a comunidades del continente, Thum se percató del problema mientras viajaba por Kenya. En respuesta se le ocurrió que esas mismas armas podrían aprovecharse de otro modo, y decidió que la joyería sería un destino apropiado –a pesar de que el acero no es tan manejable como otros metales.

images

Hasta ahora Fonderie 47 ha contribuido a la transformación de aproximadamente 25 mil armas que circulaban tras conflictos armados o que fueron decomisadas a cazadores ilegales. El concepto de venta, además del diseño en sí de las piezas, incluye la impresión del número de serie del arma con que fueron fabricadas. Lo anterior recalca el valor artístico de esta labor –utilizando un mismo material, se crean objetos con un fin opuesto al original. 

Conflicto versus belleza, el proceso artístico se consuma con un acto final: el momento en el que el comprador, más allá del consumo, participa en una iniciativa de cooperación y conciencia.

fonderie-47-jewelry-4-537x402

 

Te podría interesar:

Fantasmas soviéticos: fotografías de ruinas abandonadas de la URSS

Por: pijamasurf - 11/01/2015

La fotógrafa Rebecca Bathory viajó con su cámara al este de Alemania, Ucrania, Bulgaria, Hungría, la República Checa y Eslovaquia para retratar los vestigios de la URSS

Rebecca-Litchfield_Photography_9

Después de la muerte de Lenin en 1924 y el poder en manos de Stalin la URSS comenzó una macroindustrialización, una gran represión política y una economía centralizada que causó estragos al pueblo.  

En 1941, junto a sus aliados, Alemania invadió la Unión Soviética, con la que había firmado un “pacto de no agresión”, y en el 45, después de 4 años de brutal y sanguinaria guerra, la URSS resurgió victoriosa como un fénix.

Rebecca-Litchfield_Photography_6

Los aliados de Europa Oriental, junto con la URSS, involucrados en la Guerra Fría, prolongaron la lucha política e ideológica contra Estados Unidos y sus aliados de occidente, hasta que la Unión Soviética cedió debido a los disturbios políticos internos y externos y los problemas económicos que aquejaban al país.    

Desde 1945 hasta antes de su desintegración total en 1991 este Estado federal marxista-leninista dominó junto con Estados Unidos la agenda de la política global, los intercambios culturales, las operaciones militares, los avances científicos y los asuntos exteriores.  

De esta potencia mundial quedan recuerdos, algunos datos almacenados en libros y la memoria del cuerpo de las ciudades donde dicho Estado imperó.

Rebecca-Litchfield_Photography_5

Esta memoria de algún modo corporal (arquitectónica) es capturada por la fotógrafa Rebecca Bathory, radicada en Londres y también conocida como Rebecca Litchfield, quien viajó a través de la antigua Unión Soviética para capturar imágenes de inquietantes ruinas abandonadas para su libro Soviet Ghosts (Fantasmas soviéticos).

En las imágenes aparecen hospitales en descomposición, prisiones, estaciones de espionaje y asilos, y parecen evocar una sensación extraña, fúnebre, de una especie de abandono macabro.

Rebecca-Litchfield_Photography_10

Igual que los tatuajes sobre la piel, estas imágenes muestran la piel de las paredes abandonadas y descascaradas en arquitecturas que han quedado dispuestas como cuerpos petrificados y muertos, los vestigios de una época de poder y efervescencia política.

Durante su viaje por carretera, Bathory visitó lugares como el este de Alemania, Ucrania, Bulgaria, Hungría, la República Checa y Eslovaquia.

Rebecca-Litchfield_Photography_3
Rebecca-Litchfield_Photography_4
Rebecca-Litchfield_Photography_7
Rebecca-Litchfield_Photography_8
Rebecca-Litchfield_Photography_1