*

X

Somos seres en perpetua transformación, pero ¿cómo lograr un cambio en nuestras vidas?

Por: pijamasurf - 11/30/2015

¿Cuáles son los pasos para lograr el cambio deseado en nuestras vidas? Toma las riendas de tu propio destino

 Man-in-Tunnel

Existen muchas maneras de generar cambios importantes en nuestra vida en algún momento de crisis. Las crisis personales son un importante propulsor para la toma de decisiones, parteaguas fértiles para la transformación individual; algunas de ellas quizás se conviertan en pilares por el resto de nuestros días.

Las siguientes recomendaciones se resumen en tres pasos que podrían ayudarte a transformar tu escenario interior –y por ende el que te rodea: 

Primero hay que volver a orientar los pensamientos hacia el enfoque racional. La mayoría de las veces lo que pareciera ser resistencia es simplemente falta de claridad, por lo tanto, es buena idea realizar una especie de guión o lista para poder contextualizar la situación en tareas específicas a desarrollarse, en vez de intentar hacer el “gran cambio”. Recordemos que micro es macro, y que una secuencia de pequeñas pero acertadas decisiones puede bastar para fertilizar la transformación.

El segundo paso se basa en dejar aflorar nuestro lado emocional. Las emociones, al ser un constructo social impregnado de valores y normas de conducta, son capaces de influir de manera positiva en la acción. Enfocarse en las emociones solía estar asociado con tomas de decisiones impulsivas y poco reflexivas. Sin embargo, centrarse en el aspecto emocional puede ayudar a cultivar un sentido de identidad fuerte que genere mayor determinación para llevar a cabo el cambio deseado.

El tercer paso a seguir, pero no por eso menos importante, consiste en trazar el camino, moldearlo de acuerdo a rutinas o hábitos con la finalidad de ordenar los pensamientos en torno a una dirección. Los cambios son más sencillos cuando se tiene una meta o un objetivo en mente para lograrlos.

Para terminar sólo resta enfatizar en que, si bien no existen fórmulas estáticas para lograr algo importante en nuestras vidas, lo cierto es que este tipo de protocolos pueden orientarte o al menos inspirarte a diseñar tu propio mapa de acción y así asumir el papel que te corresponde en la vida: a fin de cuentas, tú eres el narrador único de tu propia historia. 

Que Ozzy Osbourne haya resistido 40 años de drogas, sexo y alcohol tiene una explicación genética

Por: pijamasurf - 11/30/2015

Un análisis al código genético del músico reveló interesantes cualidades naturales que impactaron en su vida de rockstar

ozzyLa vida del rockstar es, por definición, una vida de excesos. El género musical del rock surgió en un momento histórico en que también se experimentaba con el consumo recreativo de sustancias como los psicodélicos, además de otras socialmente aceptadas como el alcohol. Esto enmarcado en una posición frente a la vida alejada de la moral, las buenas costumbres, el statu quo y demás códigos sociales de los valores hegemónicos. En ese sentido, no es que la vida de un rockstar sea desmesurada per se, sino que responde a un deseo de ir más allá de aquello que se nos enseña a reconocer como límites.

Curiosamente, hay una posibilidad de que detrás de esta actitud existan también otros factores que aunque no decisivos, sí tienen su importancia. El más sorpresivo, hasta ahora, es de orden genético. Aunque suene un tanto increíble, una investigación acaba de revelar que al menos en el caso de Ozzy Osbourne, el conocido exvocalista de Black Sabbath, hay una explicación científica para su resistencia casi sobrehumana a más de 40 años de vida envuelta en drogas, alcohol y sexo descontrolado. O casi.

Entre las excentricidades de este rockero, una de las más insólitas es que en 2010 accedió a participar en un proyecto que analizó todo el código genético de un número muy limitado de personas. Y para sorpresa de muchos, entre los resultados se encontró que Osbourne tiene una fortaleza natural en relación a sustancias como el alcohol, la cocaína y la marihuana.

Según este estudio, Ozzy tiene una propensión natural a depender del alcohol casi seis veces mayor que una persona común, 1.31 veces más de probabilidades de desarrollar adicción a la cocaína y 2.6 veces más de tener alucinaciones provocadas por cannabis. En contraste, en su caso el gen ADH4, responsable del metabolismo del alcohol, hace que su cuerpo procese la ingesta de esa bebida con mucha mayor velocidad de la usual.

Por último, destaca que sus versiones del gen COMT, asociado con la enzima que deteriora la dopamina, la epinefrina y la norepinefrina y, por lo tanto, regula capacidades como la concentración, están potenciadas en Osbourne, lo cual lo convierte en una persona de elevados niveles de planeación, organización y atención. Paradójico, ¿no? Sin embargo, de algún modo coherente con esa frase que se atribuye a Pablo Picasso: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

No todo es genética en la vida.