*

X

¿Quién es el Artista Imaginario? ¿Existe?

Por: pijamasurf - 11/22/2015

Se trata de un proyecto artístico que cuestiona, de manera tanto intrépida como lúdica, la naturaleza del arte contemporáneo

POSTER

Los artistas contemporáneos se han permitido demasiado para el gusto de algunos, para otros es en estas permisiones osadas que el arte encuentra su verdadero significado y justificación; lo cierto es que si algo demuestran estas incursiones del arte en múltiples campos de estudio, acciones y excentricidades, es que nunca será demasiado.

Examinemos el caso del Artista Imaginario, que como ustedes habrán adivinado realiza obras imaginarias. Este artista se describe en su página de la siguiente manera: “Mi nombre es Narzad Gebus (También conocido como Nothing Thing) y yo soy un artista imaginario. ¿Qué significa eso? significa que incluso si realmente no fuera un artista, alguien podría seguir imaginando que yo soy uno”.* De algún modo la treta del artista imaginario es un juego de suposiciones, ya que asumiendo que es un verdadero artista que se plantea como imaginario, entonces lo es, pero si no es artista, el espectador puede suponer que es uno mientras observa una de sus obras, y entonces se convierte en un artista imaginario, o en alguien que se imaginó a un artista.

Sobre el arte, Gebus dice: "Como un artista imaginario yo creo arte imaginario. El propósito de mi arte imaginario es tener un propósito imaginario". Pero el artista imaginario vende impresiones de calidad, que promete bastante duraderas y bien realizadas, entonces, si nos imaginamos que esas impresiones son arte, ¿lo son? "Mi intención es la de explorar la integridad de una obra de arte. Hago esto a través del siguiente procedimiento que involucra estos tres pasos", y entonces cuenta cómo es que realiza imágenes  a partir de reproducciones de obras de arte fraccionadas, integrando las fracciones en un nuevo formato para conformar una nueva imagen.

El artista imaginario termina lanzando una pregunta que cuestiona el porqué de sus impresiones, pero afirma que la respuesta a esta pregunta queda abierta a interpretación, lo mismo que la noción de arte. Así que a fin de cuentas nos quedamos imaginando qué es lo que propone y qué sentido tienen su propuesta e impresiones.

Tal vez esto sólo sea una broma de algún artista de la comedia, o tal vez sea otra manera de cuestionar qué es el arte y quiénes son los artistas –una interrogante, por cierto, que en la actualidad parece más pertinente que nunca.

Te podría interesar:

Mapa de calor del cuerpo humano muestra dónde aceptamos que nos toquen (y dónde no)

Por: pijamasurf - 11/22/2015

Las áreas del cuerpo se dividen según el nivel de familiaridad que nos permitimos con los demás, al igual que conforme al contexto en el que dejamos que otros nos toquen
Clic para tamaño completo (vía www.independent.co.uk)

El contacto físico con otras personas está codificado en distintos niveles de intimidad, dependiendo de la relación entre los que se tocan y del contexto en el que se realice. Pero nunca hasta ahora se había intentado producir un mapa corporal que tomara en cuenta los lugares donde los hombres y las mujeres permiten que otros los toquen, y dónde no. No se trata necesariamente de zonas erógenas --aunque sin duda es uno de los tipos de contacto implicados, pues es aquel en donde el consenso es más necesario-- sino de observar dónde permitimos que nos toquen los demás según el tipo de relación o parentesco que tengamos con ellos, lo cual se divide en varias categorías: colegas, amigos (h/m), padres y madres, hermanos y hermanas, familiares se segundo grado, conocidos y completos extraños. Las zonas claras indican los lugares donde el contacto está autorizado y las oscuras muestran donde está prohibido.

Más de mil 300 personas respondieron a un estudio de la Universidad de Oxford y la Universidad de Aalto en Finlandia; como mencionamos, los participantes debían indicar, según el tipo de relación, dónde aceptaban ser tocados y dónde no. Por ejemplo, los voluntarios permitirían que su madre los tocara en cualquier lugar del cuerpo, pero los hombres se sentirían incómodos si otro hombre los toca en las piernas, y una mujer sólo permitiría que un desconocido le tocara las manos (al menos en un primer momento).

Curiosamente los hombres fueron los que más reparos pusieron al contacto casual, por ejemplo entre amigos del mismo sexo, mientras que las mujeres afirmaron que se sienten cómodas con el contacto casual (no necesariamente sexual) con amigos, sin importar su sexo. Los genitales, la espalda baja, los glúteos y la parte posterior de los muslos son las zonas de tabú (de prohibición al tacto) más comunes.

Los participantes provienen de Finlandia, Francia, Italia y Rusia y todos tuvieron que colorear un esquema del cuerpo humano mediante un código de colores, según se sintieran cómodos o incómodos con el tipo de contacto. Se trata de uno de los mayores estudios en este ámbito, y su finalidad, de acuerdo con la investigadora Julia Suvilehto, era mostrar que el tacto "es un medio importante para mantener relaciones sociales", agregando que "mientras mayor placer es causado al tocar un área específica del cuerpo, más selectiva será nuestra autorización sobre quién puede tocarla".