*

X
Creador de un insinuante género musical, la obra de Astatke nos sumerge en un franco recorrido de estimulación y placidez

Mulatu_Astatke_Pose_with_drum_sticks_1241451643

Música versatil, bien sentida e incluyente. Estos son sólo tres de los abundantes calificativos que germinan mientras suenan las composiciones del maestro Mulatu Astatke. Versátil no sólo porque funge como risueño diplomático entre disímiles géneros y bagajes culturales, también porque alhaja con la misma generosidad una mañana soleada que una noche inescrutable. "Bien sentida" porque tiene la cualidad de transmitir un disfrute afectivo, y porque se legitima mediante una de las más bellas rutas creativas, la autenticidad. Incluyente porque no exige, más bien da: entreteje de forma dadivosa ambientes gratos, muy gratos.

Nacido en Jima, al sureste de Etiopía, Astatke fue iniciado musicalmente en Londres para luego continuar en Nueva York y Boston donde, por cierto, quedaría encandilado con los ritmos latinos, mismos que después incluiría en la unicidad de su música. Multiinstrumentista (percusiones, teclados y vibráfono) y compositor, su incidencia en la cultura musical de su natal Etiopía fue fundamental. Hasta esas tierras llevó consigo ritmos e instrumentos hasta entonces lejanos, quizá inimaginables. De hecho protagonizó en buena medida la era dorada de la música etíope en la década de los 70 –esa efusiva mixtura entre jazz étnico, funk y latin instrumental que hizo reverberar a escuchas alrededor de todo el mundo (algo así cómo John Coltrane orquestando luego de un viaje de iboga o Tino Contreras componiendo entre una manada de zebras).

mulatuofethiopiamulatu

Astatke es considerado el creador del Ethio-jazz, género que logró amistar ese archipiélago sonoro que manifiesta la música tradicional de Etiopía con la esencia del jazz estadounidense. A pesar de sus notables cualidades, el Ethio-jazz, y en especial la música de Astatke, se mantuvo en la periferia del imaginario colectivo occidental hasta que Jim Jarmusch echó mano a su música para incluirla en el soundtrack de Broken Flowers (2005). Años después un diálogo de la película La gran belleza (2015), de Paolo Sorrentino, también rinde tributo al género creado por este músico, cuando un decadente socialité romano advierte durante una fiesta: "todos sabemos que el jazz etíope es el único tipo de música que vale la pena escuchar hoy en día".  

Si bien lo que motiva este breve texto sobre Astatke es, obviamente, su música, vale la pena también echar un vistazo, aún más breve, a su historia de vida. Y es que siendo casi un adolescente dejó su tierra para convertirse en un ingeniero aeronáutico en una universidad de Gales. Tiempo después regresó, pero en lugar de traer consigo sofisticados conocimientos ingenieriles convidó a Etiopía, y al mundo, un nuevo y exquisito género musical. En este sentido su historia de vida ilustra ese acto paradigmático de "seguir el llamado", y no de forma frívola o pretenciosa como lo hacen muchos "creadores" de la actualidad, sino auténtica y perseverante, "bien sentida".

Hoy miles agradecemos ese cambió de timón que tomó Astatke cuando joven. Lo celebramos acompañados plácidamente de un cuerpo de obra que sin duda trascenderá el cuerpo físico de su creador y, por supuesto, el nuestro. 

 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

Discografía recomendada:

  • Afro-Latin Soul, Volume 1 (1966, US)
  • Mulatu of Ethiopia LP (1972, Worthy Records, US)
  • Plays Ethio Jazz LP (1989, Poljazz, Poland)
  • Ethio Jazz: Mulatu Astatke Featuring Fekade Amde Maskal
  • From New York City to Addis Ababa: The Best of Mulatu Astatke
  • Mulatu Astatke
  • Éthiopiques, Vol. 4: Ethio Jazz & Musique Instrumentale, 1969–1974 CD (1998, Buda Musique, France)
  • Mulatu Steps Ahead with the Either/Orchestra CD/2xLP (2010, Strut, Germany)
  • Sketches of Ethiopia Vinyl, LP (2013, Jazz Village, France)

 

 

 

Te podría interesar:

"Nací y gané la lotería genética": la modelo de Instagram que decidió desenmascararse a sí misma

Por: pijamasurf - 11/07/2015

Una joven modelo cambió la descripción de muchas de sus fotos de Instagram para mostrar que no hay nada casual en la lotería genética ni en la belleza prefabricada

essenatop

Essena O'Neill es una joven de 19 años procedente de Australia que para su corta edad ya tenía bastante experiencia en redes sociales: sus fotos en Instagram eran apreciadas por 580 mil seguidores, además de 260 mil suscriptores en su canal de YouTube y 60 mil más en Snapchat. 

Eso fue hasta que, como el Bartleby de Melville, "prefirió no hacerlo": borró unas 2 mil fotos de sus redes sociales y dejó algunas de las cuales editó ferozmente las captions, dando a entender que esas imágenes "naturales" de chicas bonitas en realidad no sólo no tienen nada de natural sino que reproducen estándares de belleza arbitrarios. 

Desde entonces, O'Neill abrió la página LetsBeGameChangers.com, donde sigue denunciando la falsedad de las redes sociales, a la vez que negándose a ser una figura aspiracional para chicas jóvenes e inseguras como ella fue en su momento.

ezena

 

"No hay nada zen sobre tratar de verte zen tomándote fotos tratando de ser zen y probando que eres zen en Instagram".

Essena-ONeill-

"No es real. La única razón por la que fuimos a la playa esa mañana fue para tomar fotos de los bikinis porque la compañía me pagó y también [porque] me veía bien según los estándares actuales de la sociedad. Nací y gané la lotería genética. ¿Por qué más subiría esta foto? Lean entre líneas o pregúntense '¿por qué alguien sube una foto...? ¿Cuál es el resultado? ¿Hacer un cambio? ¿Verse buenas? ¿Vender algo?' Pensé que estaba ayudando a las chicas jóvenes a ponerse en forma y saludables. Pero a los 19 me di cuenta de que poner tu autoestima en tu forma física es demasiado limitante. Pude haber estado escribiendo, explorando, tocando, cualquier cosa hermosa y real... No tratando de validar mi valía a través de fotos en bikini sin sustancia".

essena13

"Pararse ahí y verse bonita es todo a lo que aspiré cuando era joven. En nuestra sociedad, si eres bonita la gente te presta atención. Así que hice de mi apariencia mi valía. Estoy escribiendo esto para mostrar la realidad de lo que me consumía. Los seres humanos son MUCHO MÁS QUE SUS FORMAS FÍSICAS. ¿Por qué aspirar a esto cuando podrías seguir una vida de aprendizaje, investigación, arte, diseño, desarrollo, innovación...? Sé el cambio que quieres ver, lol cliché pero, mierda, estoy segura de ello".

essena10

"[Ser] una chica de 15 años que se restringe las calorías y se ejercita excesivamente no es una meta. Cualquier adicto a la fama en redes sociales como yo lo fui no está en un estado consciente".

ESSENA1

"NO ES LA VIDA REAL --tomé más de 100 fotos en poses similares tratando de que mi estómago se viera bien. Seguramente no comí nada ese día. Debí gritarle a mi hermanita para que siguiera tomándolas hasta que estuve de alguna forma satisfecha".

ESSENA2

"NO ES LA VIDA REAL --yo no pagué por este vestido, me tomé incontables fotos tratando de verme bien para Instagram, lo que me hizo sentirme increíblemente sola".

ESSENA3

"Me pagaron 400 USD por postear un vestido. Esto era de cuando tenía tal vez 150K seguidores. Con medio millón de followers sé de muchas marcas online (con grandes presupuestos) que pagan hasta 2 mil USD por post. No hay nada malo en aceptar negociar con marcas. Sólo creo que debe saberse. Esta foto no tenía sustancia, no fue hecha éticamente (yo era muy ignorante en aquel entonces). Mi punto es que LAS REDES SOCIALES NO SON REALES. Sean conscientes de lo que la gente promueve, pregúntense cuál es la intención detrás de las fotos".

essena4

"Bronceado en spray, té promocional patrocinado, casi sin ropa. Tenía 15. Esto es lo que yo pensaba que era inspirador... Mis valores eran mi cuerpo, mis gustos y satisfacer a otros. La apariencia física es muy engañosa. Ángulos de cámara, filtros, hora del día, bronceado... Además era muy joven y nací con un torso naturalmente largo y cintura pequeña. Es la lotería genética. No hay nada en ella a qué aspirar".

essena5

"Caption real editada: esto es lo que me gusta llamar una foto casual perfectamente artificial. No hay nada casual en esto. Aunque salir a trotar y a nadar en el mar por la mañana antes de ir a la escuela era divertido, sentí el fuerte deseo de posar con mis muslos apenas separados #thighgap los senos apretados #vsdoublepaddingtop y la cara ausente porque obviamente mi cuerpo es mi recurso más deseable. Dénle Like a esta foto por mis esfuerzos para convencerlos de que soy realmente guapa".

1446642700-essenaoneillscreenshot

 

"Caption real editada. Por favor dénle Like a esta foto. Me puse maquillaje, me peiné el cabello, vestido ajustado, joyería grande e incómoda. Hice más de 50 tomas hasta obtener una que pensé que les podría gustar, luego edité la selfie durante siglos en diversas apps --sólo para poder sentir algo de aprobación social".