*

X

La ciudad de México: "un lugar al borde del colapso y sin embargo optimista"

Arte

Por: pijamasurf - 11/11/2015

El artista Abraham Cruzvillegas sobre la ciudad de México y su oscilar campante al borde de la catástrofe

En este video de The Guardian de la serie de artistas y sus ciudades, el artista Abraham Cruzvillegas revela su visión del acontecer urbano y social de la ciudad de México. Cruzvillegas es el primer artista mexicano que ha expuesto en la famosa sala de la turbina del Tate Modern de Londres.

Cruzvillegas dice que la ciudad crece como una "amiba, constantemente transformándose, caótica y contradictoriamente". Al observar la ciudad desde el cielo, el artista nacido en el Ajusco explica: "Ves la forma cambiante, apropiándose la tierra, una actividad que moldea la ciudad".

Hay una gran resonancia con su trabajo, que puede ser visto como "un montón de cosas encimadas, al borde de colapsar... cerca de una catástrofe"; esto es algo que representa el espíritu de México y especialmente su megalópolis. Según Cruzvillegas, la clave está en la forma en la que se miran las cosas; por eso la basura, que es la materia prima de su obra, puede ser oro, en un proceso de percepción casi alquímica. Abrazando el caos, el artista ríe, como los ciudadanos del DF, y se mantiene optimista en medio del desastre. 

Te podría interesar:

Gaspar Noé y "Love" en 3D, la película más erótica y polémica de 2015

Arte

Por: pijamasurf - 11/11/2015

El controversial director argentino habla sobre su teoría crítica de la pornografía, la cual ilustra en su película "Love"

NoeLovePoster-thumb-534x759-51550-thumb-300xauto-56096El director argentino Gaspar Noé es sin duda uno de los más polémicos en la actualidad, capaz de provocar sensaciones violentas, hermosas, lo mismo que repugnantes, con singular facilidad. En su nueva película Love, Noé muestra una serie de escenas eróticas en 3D que para algunas personas son solamente una versión artsy de la pornografía dura; para otras constituyen una estimulante crítica a la manera en la que se filma el sexo en el mundo, además de una bella demostración del arte de hacer el amor despojado de sus artificios. Noé considera que su película, de hecho, va en contra de la pornografía. Siguiendo a Baudrillard podemos decir que busca regresar el sexo al sexo, de donde, en la obscenidad y en el simulacro, ha sido exiliado. Está en todas partes menos ahí (parafraseando a Baudrillard). 

"La mayoría de las personas tiene una vida sexual no muy distinta a lo que ven en mi película. ¿Por qué no se muestra más en el cine, no lo sé?".  No lo sabe, aunque lo sugiere. Dice que los gobiernos controlan la sexualidad de la gente: "quien tiene el poder lo tiene porque puede castrar a la gente. Hay algo caótico en el sexo. Cuando las personas empiezan a coger ya no hay clases sociales --una vagina es una vagina".

Pero mostrar penes --como ocurre explícitamente en la película, incluyendo una escena en la que se observa detalladamente cómo el semen gotea de un pene después de la eyaculación-- al parecer es algo todavía tabú para la mentalidad anglosajona. "El mundo anglosajón del cine tiene miedo del pene. A mí no me parece diferente: filmar mi mano o mi pene". Noé dice estar sorprendido de que el sexo en esta película sea más polémico que la violencia de Irreversible o las drogas de Enter the Void. Vivimos en un mundo "donde las manos con pistolas [a diferencia de las manos con penes] son más normales. Y eso es un gran problema cultural occidental".

Love inició con estrépito en Cannes: una sala llena en la que las personas incluso se enfrascaron en una reyerta para ganar los últimos boletos para la función de media noche, sólo para adultos, en 3D. La crítica le ha dado reseñas mixtas, pero la fascinación entre el público no se ha hecho esperar.

 

Entrevista sobre Love con Gaspar Noé