*

X

Investigador afirma haber hallado evidencia de universos paralelos

Por: pijamasurf - 11/06/2015

El Big Bang no creó uno sino una miríada de universos, y la cercanía de otro universo con el nuestro parece haber dejado una marca visible sobre el fondo de microondas del cielo espacial

bubbles

Los universos paralelos están más cerca que nunca de ser demostrados: el astrofísico Ranga-Ram Chary estuvo analizando el fondo cósmico de microondas (la luz remanente de los primeros instantes del universo, de hace más de 13 mil millones de años) y halló un "brillo misterioso". De acuerdo con Chary, este brillo podría ser nada menos que la materia de un universo "vecino" filtrándose hacia el nuestro.

Esta teoría está basada a su vez en la hipótesis de la inflación cósmica, según la cual "nuestro universo podría ser simplemente una región dentro de una superregión eternamente inflada" como resultado del Big Bang. Desde la perspectiva del estudio publicado por Chary (investigador del Telescopio Espacial Planck de la Agencia Espacial Europea) en el Astrophysical Journal, "muchas otras regiones más allá de nuestro universo observable podrían existir, con cada una de dichas regiones gobernada por toda una serie de parámetros físicos diferentes de los que tenemos para medir nuestro propio universo".

En otras palabras, si observáramos el universo apenas una fracción de segundo después del Big Bang, veríamos cómo dicha explosión no da origen solamente a un universo sino a una multitud de ellos: un número indefinido de universos aledaños entre sí como burbujas, cuya proliferación teóricamente nunca terminaría. El problema de esta teoría, como afirma el astrofísico Matthew Johnson, es que la existencia de estas otras "burbujas" es difícil de probar, porque el espacio entre nuestro universo y los demás siempre está creciendo, y la luz es demasiado lenta como para llevar o traer información. "Suena como una idea divertida, pero parece que no hay modo de probarla", comenta Johnson; "Ellos están cazando leones y nosotros osos polares".

En lugar de buscar evidencia en el fondo cósmico de microondas, Chary utilizó un modelo de dicho fondo y borró todo lo que había en el cielo, con lo cual teóricamente no debía aparecer otra cosa que ruido, pero a cierta frecuencia se podían ver puntos más brillantes de lo esperado. Posteriores investigaciones podrían probar que dichos puntos son algo así como "baches cósmicos" provocados por el choque entre nuestro universo y otra región del multiverso, una posibilidad emocionante.

Un proyecto de la NASA --que se espera comience a finales de 2016-- planea lanzar al espacio una sonda mucho más sensible que el Planck (PIXIE, o Explorador de Inflación Primordial), que tendrá la suficiente resolución para buscar los "leones" de Chary, o bien el tipo de bestias cósmicas que fueron originadas apenas unos instantes después del Big Bang.

Te podría interesar:

Encuentran antigua animación de Disney precursora de Mickey Mouse, Bosko y Bugs Bunny

Por: pijamasurf - 11/06/2015

"Sleigh Bells" es una de las primeras obras de Walt Disney, realizada en 1928 y redescubierta en el archivo del British Film Institute

oswald

 

Una de las primeras obras de Walt Disney, Sleigh Bells, que se creía perdida, ha sido redescubierta en el archivo del British Film Institute.

Sleigh Bells es un filme mudo de 1928 de 6 minutos de duración que muestra a Oswald, el conejo de la suerte, y constituye una de las primeras creaciones de Disney, precursora de Mickey Mouse, Bosko y Bugs Bunny.

Justin Johnson, del British Film Institute, declaró: "No creo que se pueda sobrestimar la importancia de esta animación, tanto para Disney Animation como para la historia de la animación".

Este hallazgo es importante ya que se creía que este corto animado que en 1928 se mostró por última vez se había perdido. El rollo con la animación fue entregado al BFI hace 34 años, cuando el laboratorio cinematográfico Soho quebró y donó todo su archivo a la institución. El material permaneció guardado, ya que los integrantes del instituto pensaban que el rollo del filme tenía el nombre de otras cintas que se llamaban igual. 

Robin Baker, curador en jefe del archivo del BFI, dio a conocer el hallazgo:  

¡Qué gran regalo descubrir un film de Walt Disney desaparecido después de tanto tiempo! Y ahora poder mostrar Sleigh Bells a una audiencia totalmente nueva después de 87 años de que el filme se realizó. La restauración de esta película introducirá a un gran público en el trabajo de cine mudo de Disney. 

En la animación se puede ver a Oswald en un juego de hockey sobre hielo, con un mundo totalmente surrealista alrededor.

Sleigh Bells tiene nada más y nada menos que 87 años de edad, Oswald fue inventado por el propio Walt Disney en 1927 y al parecer era conocido por su personalidad rebelde. Otras películas ofrecen a este personaje, pero Sleigh Bells no había sido vista desde la década de 1930.

El corto será restaurado y se estrenará el mes entrante en las instalaciones del BFI. Mientras tanto, aquí se puede ver un fragmento de esta animación histórica: