*

X

Dios aclara lo que quería decir con la regla "No matarás"

Por: pijamasurf - 11/19/2015

Una clásica nota de "The Onion" recoge las declaraciones del Divino Creador sobre su regla fundacional, tan mal entendida en la praxis

20071214-angry-god-sistine-chapel

Este probablemente sea un buen momento para republicar una nota de The Onion en la que se recogen las declaraciones de Dios ("El Todopoderoso Omnisciente Creador") en respuesta a ataques terroristas. Según el sitio, Dios sintió la necesidad de aclarar una de sus reglas fundamentales, "No matarás", a la luz de los hechos (hoy como ayer): 

Vean, este, no sé, pero tal vez no he sido completamente claro, así que aquí va otra vez oficialmente. De alguna manera las personas creen que quiero que maten a sus vecinos. Pues no, realmente no quiero eso. Y para ser honesto, estoy harto de esto. Apréndanlo bien. No sólo no quiero que no maten a nadie, sino que específicamente ese fue mi mandamiento, el cual expresé de la forma más sencilla para que todos lo pudieran entender.

Al parecer, según The Onion, Dios, conteniendo su ira, explicó que no importa "qué tan santo alguien pretende ser, si esa persona dice que mi voluntad es que maten a alguien, están equivocados. No importa de qué religión sean, o quién piensen que es su enemigo: aquí va otra vez: No maten en mi nombre ni en el de nadie más, nunca. ¡Por favor!".

Que el creador suplique a sus criaturas es algo poco visto, un estado un tanto indigno para la divinidad, pero quizás necesario para un tiempo de aturdimiento e ignorancia. The Onion agregó que Dios condenó a todas las religiones que se matan entre sí, incluyendo a los judíos, musulmanes y cristianos, todos los cuales son brotes de un mismo tronco y parecen mostrar una especial ceguera, cada uno asesinando al otro, sin razón ni divinidad, como si fuera todavía la época de las Cruzadas.

 

Lee la nota en The Onion 

¿Las personas que deseas en las redes sociales son falsas?

Por: pijamasurf - 11/19/2015

Chicas sexy y elegantes, como sueños, en Instagram (pero las imágenes son fake)

Screen shot 2015-11-22 at 8.29.41 PM

La modelo Essena O'Neill ha desatado una pequeña revolución de polémica en las redes sociales luego de que se revelara como fake, como una producción artificial para satisfacer los ideales y estándares de la belleza y lo deseable en nuestra sociedad. O'Neill había acaparado una pequeña fortuna de "real state" digital con cientos de miles de seguidores en Instagram, YouTube y Snapchat. Todo iba bien --según ella, estaba empezando a recibir contratos de modelo y buenas cantidades de dinero por parte de marcas-- hasta que un día decidió renunciar a lo que considera una vida de falsedad e irrealidad.

Su decisión fue alabada por algunas personas y criticada por otras, incluyendo también a algunas social media stars, quienes la acusan de no ser realmente tan popular y estar haciendo una estratagema para, ahora sí, ganar más popularidad.

De cualquier forma el caso ha levantado una discusión en varios sitios de Internet y foros sobre cómo se construyen las imágenes de las nuevas celebridades de los social media, las cuales parecen no depender de las corporaciones: son estrellas self-made. Essena, por ejemplo, se ha dedicado a hacer una campaña en la que exhibe cómo montó sus fotos para satisfacer los estándares. Por ejemplo: "NO ES LA VIDA REAL –tomé más de 100 fotos en poses similares tratando de que mi estómago se viera bien. Seguramente no comí nada ese día. Debí gritarle a mi hermanita para que siguiera tomándolas hasta que estuve de alguna forma satisfecha".

La pregunta que genera este exposé tiene que ver con cuántas de las modelos aparentemente perfectas que se han vuelto estrellas de redes sociales como Instagram se ven en realidad como las imágenes que publican y, sobre todo, cuánto tiempo pasan creando estas imágenes, cuánto de su vida dedican a "parecer ser". Y, también, por qué gratificamos tanto a las personas que cumplen con estos ideales de belleza, éxito y en general, deseabilidad. Podemos pasarnos la vida contemplando imágenes de modelos que viven la vida que quisiéramos vivir sin nunca vivirla, entre otras cosas por estar contemplándola a través de una pantalla.

Screen shot 2015-11-22 at 8.29.09 PM

Un caso también revelador es el de la modelo Stina Sanders, cuya cuenta de Instagram se desplomó una vez que empezó a compartir imágenes de su vida normal, sin maquillaje, yendo al doctor, cosas comunes y corrientes y poco glamourosas.  Al parecer a sus fans no les interesaba conocer su verdadera intimidad sino solamente verla en sus mejores momentos, cuando lograba transmitir el ideal de belleza con el que fantasean. 

La imagen corporal como una divisa de intercambio es parte de nuestra sociedad, y también como mecanismo de poder (si se tiene) y de patología (si no se tiene). Y, sin embargo, todo esto hace del cuerpo un fantasma al cual perseguimos, devaluando nuestra propia realidad.