*

X

Arte y ciencia se funden en un maravilloso libro

Por: pijamasurf - 11/24/2015

Una estimulante compilación de misterios científicos ilustrados por algunos de los mejores artistas contemporáneos

wwh1

Históricamente, la asociación entre ciencia y arte ha sido compleja –en buena medida porque culturalmente se fragmentó su origen hermanado. A pesar de los esfuerzos que durante décadas promovieron la rivalidad entre estas dos disciplinas humanas, lo cierto es que en diversos momentos de nuestra historia fue difícil concebir a una separada de la otra –basta recordar el contexto que la alquimia adjudicaba a esta relación simbiótica.

Precisamente la maravillosa intersección entre la ciencia y el arte es visible en el libro The Where, the Why, and the How: 75 Artists Illustrate Wondrous Mysteries of Science; algunos de los tópicos que se abordan en este texto son la "partícula de Dios" --el libro fue publicado antes de la confirmación científica de la existencia de la partícula también conocida como el bosón de Higgs-- ilustrada por Jordin Isip, la teoría de la gravedad ilustrada por The Heads of State y la explicación sobre la materia oscura ilustrada por Betsy Walton. 

La lista es larga y el libro es una excelente compilación de los misterios científicos más inefables, capaces de continuar ofreciendo más preguntas que respuestas o conclusiones. En síntesis, se trata de un delicioso tributo que el arte y la ciencia, tal vez sin saberlo, se rinden mutuamente.  

CataCombo, un sistema de sonido en un ataúd para amenizar la muerte

Por: pijamasurf - 11/24/2015

Un ataúd equipado con un sistema de audio permite que familiares programen música para sus muertos

Screen Shot 2015-11-29 at 4.29.41 PM

Una compañía sueca está ofreciendo un peculiar servicio de entretenimiento para personas fallecidas: un ataúd con un sistema de sonido que permite hacer playlists para que sean escuchadas en su interior. Con todo un concepto detrás y un diseño vanguardista a la vez que elegante, el ataúd CataCombo provee una hipotética experiencia musical para los muertos (si acaso hay alguien para experimentarla). De cualquier forma, para los vivos es una forma divertida de relacionarse con la muerte.

Diseñado por la compañía Pause, con sede en Estocolmo, CataCombo cuenta con un sistema de audio digital y un subwoofer de 8 pulgadas, suficiente poder para estremecer el esqueleto del difunto. Los familiares pueden hacer playlists en línea para que sean reproducidas dentro del ataúd, el cual cuenta con una pantalla en la superficie que muestra la canción que está “oyendo” aquel que ya no está con nosotros.

Según el creador, Fredrik Hjelmquist, la inspiración del proyecto nace de que la música es el lenguaje universal y bajo la tentativa de que de alguna manera se pueda acompañar al muerto en su viaje –o amenizar su permanencia.

Entre proyecto de arte, humor negro y diseño de alto nivel, el sistema de sonido CataCombo y el ataúd cuestan poco más de 30 mil dólares –una banda sonora para la muerte es un lujo que pocos podrían permitirse.