*

X

4 técnicas asombrosamente obvias para ayudarte a memorizar más rápido

Por: pijamasurf - 11/13/2015

Entender la forma en que la memoria procesa y retiene información puede llevar a realizar extraños experimentos donde las funciones mnémicas nos muestran su operación
via: Flood/Flickr

Imagen: Flood/Flickr

El aprendizaje se compone de diferentes habilidades cognitivas; la memoria constituye una de sus bases fundamentales. La memorización de información a corto plazo (por ejemplo, para aprender una dirección web o para estudiar antes de un examen) tiene una función bien diferenciada de la memoria a largo plazo, esa donde quedan los registros de mayor importancia. La aplicación Memrise ha organizado un concurso --que se pretende anual-- donde convocan a los grandes maestros de la memoria para experimentar y tratar de entender los mecanismos del río del recuerdo y el olvido.

Integrantes de la comunidad científica, investigadores y aficionados se dieron cita en un laboratorio, donde emplearon diferentes habilidades mnémicas para una sencilla tarea: memorizar 80 palabras en lituano, además de ganar un premio de 10 mil dólares. Los diferentes acercamientos pretenden estudiar el proceso de memorización a través de prueba y error, pues finalmente todo sirve como investigación al tratar de incorporar estos aprendizajes en la versión terminada de la app. Los finalistas ya pueden consultarse en el sitio de Memrise. Algunas de las técnicas más promisorias que hallaron fueron estas:

 1. Aceptar la propia ignorancia

Saber lo que no sabemos es un principio básico del aprendizaje; es el punto de partida a través del cual salimos a la búsqueda del objeto de estudio. En una acepción más sencilla, los investigadores usaron una técnica llamada "generación errónea": se les pedía a los voluntarios que trataran de adivinar el significado de la palabra lituana, lo que necesariamente los llevó a cometer muchos intentos fallidos. Sin embargo, esta dificultad puede ser aprovechada e incluso fomentada como herramienta de aprendizaje lúdico, como cuando jugábamos de niños con memoramas. Los participantes fallaron en adivinar el significado de las palabras, pero las palabras mismas se quedaron en su cabeza (i.e., las memorizaron).

2. Los ciclos de la memoria

La memoria se alimenta de la atención y la concentración; si te desvelas estudiando, tu cuerpo está en un estado de tensión que no es muy favorable antes de un examen. Dedicar un cierto período de tiempo para estudiar alternado con un lapso de descanso es más productivo y menos desgastante. Los investigadores experimentaron con los efectos de pequeños períodos de descanso de la "tarea" de aprender palabras lituanas, mostrándoles a los participantes videos de cascadas o cosas que nada tenían que ver con el tema. Estos descansos podrían tener la misma función que los de las rutinas de ejercicio o de los lapsos de sueño: permitir que el aprendizaje se fije, que el músculo crezca y que las energías del cuerpo se restablezcan naturalmente.

3. Aprendizaje estilo buffet

Para comer un pedazo de carne necesitas cortarlo en trozos del tamaño de un bocado; lo mismo parece funcionar con la memoria. Si alimentas tu memoria con pequeños pedazos de información agrupada bajo algún parámetro, formarás series que al parecer son más sencillas de aprender. Aquí podemos ver cómo estas técnicas se compenetran mutuamente, pues los períodos de atención y concentración para absorber una serie de palabras se continúan en lapsos de descanso y se prolongan en un nuevo período de atención sobre una serie diferente de palabras; es como comer de un buffet en lugar de tratar de repasar de arriba a abajo un menú.

4. Cuéntate una historia

La vieja solución narrativa: la poesía, antes de la invención de la imprenta, solía ser un arte de la memoria: los versos se ordenan y encadenan según regularidades sonoras y sintácticas que forman bloques que la memoria puede deglutir, y el entramado entre los versos logra componer un significado global a una pieza literaria y decirnos de qué se trata. Al memorizar palabras se intentó construir una historia utilizando todas las palabras posibles de la serie: los amantes se recuestan en la "lova" (cama en lituano) para hacer el amor ("love", amor en inglés, fonéticamente similar a lova), y la asonancia sonora de las palabras permite asociarlas con un significado narrativo; para aprender la lista de palabras se intentó contar una historia, lo que tiene el beneficio secundario de otorgarles un orden y facilitar la memorización.

Existen personas capaces de aprender chino en pocos días (o eso dicen) y de recitar números binarios o factores de pi a la velocidad de la luz. La memoria como herramienta de competencia puede ayudarnos a entender y fomentar mejores hábitos de aprendizaje, comenzando por comprender el funcionamiento pragmático de nuestra memoria.

Legalización y centros autorizados de consumo: así enfrentará Irlanda la adicción a las drogas

Por: pijamasurf - 11/13/2015

Otro país podría sumarse pronto al cambio de enfoque con respecto al asunto de las drogas: Irlanda

 Marijuana

En la última década, una de las fuentes de violencia más notables en la vida cotidiana de distintos países es el narcotráfico. América Latina es quizá la zona donde se advierten con mayor crudeza los efectos del tráfico ilegal de drogas, pero igualmente en Europa, el sureste asiático o Estados Unidos, cada tanto ocurren episodios de violencia que descubren la presencia de cárteles y narcotraficantes de los que no es exagerado decir que han llevado su mercancía a prácticamente todo el mundo.

Para algunos, la violencia asociada al narcotráfico es consecuencia directa de una forma de considerar a las drogas como sustancias ilegales y, por lo tanto, a todos los implicados en su ámbito como delincuentes. La política de “guerra contra las drogas” auspiciada por el gobierno estadounidense es el ejemplo más claro de esta perspectiva que enfrenta la situación por medios militares y policíacos, más como una reacción que como una prevención, con acciones que generan todavía más violencia y que, a lo largo de estos años (más o menos desde tiempos de Richard Nixon, cuando se puso en marcha dicha estrategia), se ha revelado como poco eficaz para solucionar el problema que dice combatir, aunque efectiva como medio indirecto de control político sobre las zonas donde ha sido impuesta.

En ese sentido una alternativa más sensata, y quizá incluso cabría decir que más civilizada, apuesta por la legalización de las drogas en todas las etapas posibles: producción, distribución, comercialización y consumo. Ya en la Unión Americana algunos estados como Oregon y Washington han experimentado con esta medida, y en Europa Portugal es un buen ejemplo de las consecuencias positivas que suceden al implementarla. Asimismo, desde hace varios años expresidentes y líderes políticos de América latina han insistido sobre la necesidad de buscar otro camino además del de la prohibición y la persecución, punto de vista que también han compartido reconocidos economistas.

Pronto otra sociedad podría sumarse a esta otra forma de enfrentar el “problema” de las drogas: Irlanda, cuyo gobierno analiza la posibilidad de legalizar el uso recreativo de sustancias como la cocaína, la heroína y la marihuana, que al momento es sancionado con penas severas por las leyes del país.

De acuerdo con The Irish Times, Aodhán Ó Ríordáin, ministro de la Estrategia Nacional sobre Drogas, señaló recientemente la necesidad de un “cambio cultural radical” en la forma en que se utilizan dicha sustancias, con el objetivo de abatir la adicción tanto a éstas como al alcohol. Ó Ríordáin dijo esto en una conferencia que sostuvo en la London School of Economics.

El ministro asegura que en el país existe actualmente un consenso firme respecto de este asunto, que además de despenalizar la posesión en pequeñas cantidades de las sustancias mencionadas contempla también la apertura de centros supervisados donde cualquier persona podría acudir a que le suministren alguna de dichas drogas, los cuales estarían ubicados primero en Dublín, la capital, y después en las ciudades de Cork, Galway y Limerick. De acuerdo con Ó Ríordáin, todo este proyecto podría comenzar a implementarse a comienzos de este año.

Ó Ríordáin aseguró también que “la compasión tiene que traerse a este asunto, y tanto como sea posible, la adicción a las drogas debe ser eliminada del sistema criminal de justicia”, un enfoque sin duda diametralmente distinto al que actualmente impera al momento de encarar esta situación.