*

X

Una selección de macabros GIFs para este Día de Muertos

Por: pijamasurf - 10/29/2015

El artista canadiense Brandon Muir crea maravillosos GIFs que nos recuerdan nuestras más oscuras pesadillas
Farewell (2014)

Desde hace relativamente poco tiempo, los GIFs han adquirido una popularidad singular. Los GIFs se han utilizado de distintas maneras, incluso como un sustituto de los emoticones, aunque también han encontrado su lugar en galerías de arte contemporáneo. Brandon Muir es un artista canadiense que trabaja con la animación, el collage digital (y análogo) y los GIFs.

El trabajo de Muir se ha centrado desde hace un par de años en hacer estos collages digitales con los que empezó, dotándolos de movimiento perpetuo. Es decir: creando GIFs.

El estilo de Muir se caracteriza por la elaboración de imágenes surrealistas y un tanto macabras. En una entrevista realizada al artista por el sitio Giphy, Muir cuenta cómo fue que comenzó a crear estos pequeños e inquietantes loops visuales:     

Básicamente, comencé haciendo GIFs sólo para ver si podía. Hace años yo solía hacer collages pop como regalos para mis amigos montando las imágenes en Photoshop. Me interesaba hacer cosas como Angela Lansbury pintando un cuadro de Tupac o Ol 'Dirty Bastard actuando con L. Ronald Hubbard en el cielo. He publicado collages en grupos en línea con los años, pero cuando empecé a ser un poco mejor con Photoshop me aburrí de hacer esos collages. He intentado hacer collages análogos también, pero me encontré con que el proceso es un poco restrictivo para mi estilo, y me volví demasiado impaciente cuando no puedo hacer un trabajo de imagen.

Todo ese trabajo evolucionó en lo que se ve ahora. No estoy muy seguro de cuándo o cómo me di cuenta de que se podía animar en Photoshop, pero una vez que me dieron los fundamentos acabé haciéndolo por diversión. Ahora ya uso una combinación de Photoshop y After Effects.

El primer GIF hecho por Muir fue, según cuenta él mismo, La oración de una noche, el cual le tomó un muy largo tiempo de realización pues, como narra arriba, es un autodidacta del Photoshop, así que sus primeros GIFs tenían un montón de prueba y error.

Los GIFs siempre han sido un poco como microfilms para mí. Creo que eso es lo que más me atrae. Últimamente he comenzado a sentir las limitaciones del GIF para algunos de mis proyectos, pero trato de trabajar alrededor de ellos.

Aunque Muir no planea quedarse sólo en los GIFs, sino explorar con distintas herramientas para crear estas imágenes pesadillescas.

Y como la Noche de Brujas se aproxima, qué mejor que una selección de estas terroríficas imágenes:

Our Lady of Light (2015)

 

Creep Inside (2015) MTV Commission #15

 

They Always Leave (2015) MTV Commission #12

 

At Breast (2015) MTV Commission #11

 

Feels (2015) MTV Commission #10

 

We Bros (2015) MTV Commission #3

 

Fruit Season (2105) MTV Commission #1

 

Self Reflection (2015)

 

Tycoon (2015)

 

Tommy (2015)

 

Town Elder (2015)

 

That Jiggle (2015)

 

A Night’s Prayer (2013)

 

 

Te podría interesar:

Puede que tengas un gran talento para la música y ni siquiera lo sabes

Por: pijamasurf - 10/29/2015

El estudio, publicado en la revista Journal of Research in Personality, revela que el mejor indicador de la capacidad musical, tanto la autoevaluada y determinada por las pruebas realizadas, fue la personalidad de cada participante

tumblr_static_tumblr_mdqnm1qtmq1r0xykao1_500
Una investigación recientemente publicada asegura que aquellos que sacan un puntaje alto en la escala de “apertura a la experiencia” y en específico “apertura a la estética” no sólo tienen gustos musicales sofisticados, sea que lo sepan o no, también son más propensos a tener talento musical.  

"Estos resultados son particularmente importantes para profesores y educadores, ya que pueden utilizar esta información acerca de la personalidad de su hijo para ver qué tan talentoso podría ser en diversas actividades musicales", escribe David M. Greenberg, psicólogo de la Universidad de Cambridge y autor principal del artículo.

El estudio, publicado en la revista Journal of Research in Personality, contó con 7 mil 870 personas que participaron en un proyecto de investigación más amplio organizado y patrocinado por la BBC.

72% de los participantes fueron mujeres; la edad media de los participantes fue de poco menos de 32 años. Los participantes proporcionaron información demográfica detallada, incluyendo si tocaban un instrumento musical (22% dijo que sí).


Sus personalidades se midieron utilizando el test estándar Big Five Inventory, en el que los participantes leyeron las declaraciones que comienzan: "Me veo como alguien que...". Ellos reaccionaron a cada una de estas preguntas utilizando una escala de 5 puntos (de "muy en desacuerdo" a "fuertemente de acuerdo"). Sus respuestas indican el grado en que las personas encarnan los rasgos básicos de la personalidad: extroversión, amabilidad, responsabilidad, neuroticismo y apertura a la experiencia.

En "apertura a la experiencia" fueron tres los marcadores centrados específicamente en la estética: "Me veo como alguien que (a) aprecia los valores artísticos, experiencias estéticas; (b) tiene unos intereses artísticos; (c) es sofisticado en el arte, la música o la literatura". Las puntuaciones altas en la primera y tercera y los bajos puntajes en la segunda pregunta indican que alguien está abierto a las aventuras estéticas.

Luego los participantes evaluaron su experiencia musical y tomaron dos pruebas para medir sus habilidades actuales en este campo. En la primera, escucharon una serie de entre 10 y 17 melodías desconocidas que se repitieron posteriormente en una clave diferente. Se pidió a cada uno que indicara si las dos melodías eran la misma (la mitad de ellos pensó que eran distintas; los otros, que la segunda se había alterado ligeramente).

Para la segunda prueba, breves extractos de música instrumental se cubrieron con un sonido de metrónomo. Los participantes indicaron si el pitido estaba dentro o fuera del ritmo.

Aparte de la experiencia musical, el mejor detector de la capacidad musical, tanto la autoevaluada como la de los resultados determinados por las pruebas anteriormente citadas, la personalidad de cada participante fue la clave.

En concreto, las puntuaciones altas en "apertura a la estética" se asociaron con una elevada calificación en la capacidad musical, incluso si la persona que realizó la prueba no era músico.

Esto plantea la posibilidad de que "hay gente por ahí que puede tener un gran talento musical, pero que nunca ha tocado un instrumento", señala el coautor de la investigación, Daniel Müllensiefen.

Los resultados deberían ser de utilidad para los padres que se preguntan si se deben incentivar a su hijo o hija a tomar lecciones de música, así como para los jubilados que se preguntan si sería buena idea aprender a tocar un instrumento para mantener su mente aguda en la vejez.

Si las experiencias estéticas son de alto valor para ti y aprecias las artes de una manera razonablemente sofisticada, definitivamente vale la pena intentar aprender algún instrumento. En este ámbito por lo menos, parece que nuestras habilidades a menudo se alinean con nuestros intereses.

 

 

[Vía: Pacific Standard]