*

X

Rasgos de crueldad y psicopatía pueden detectarse desde las 5 semanas de vida (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 10/02/2015

El sufrimiento provocado y experimentado por quienes viven con personalidades psicopáticas podría prevenirse si se detecta a tiempo, y si los padres adoptan herramientas de cuidado y afecto desde la más temprana infancia

childangry

Aunque la psicopatía es un tema que da para películas y libros de terror psicológico, la ciencia apenas logra comprender los mecanismos psíquicos que hacen de una persona alguien cruel, poco empático y ajeno al sufrimiento del otro, sin contar con las guías de acción para evitar tales comportamientos. Un estudio de la Universidad de Nueva Gales del Sur ha establecido protocolos experimentales para identificar rasgos de crueldad y falta de respuesta emocional en niños de entre 3 y 6 años; el estudio les mostró imágenes de gente sufriendo, como niños llorando, las cuales no generaron reacciones tan fuertes como en la mayoría de los niños. 

Eva Kimonis es la autora principal del estudio, en el cual se trabajó con más de 200 niños de dichas edades. "Este es realmente el primer estudio que utiliza herramientas adaptadas para niños tan pequeños, y mientras más pronto identifiquemos a esos niños, más pronto podremos ayudarlos".

Aunque existe evidencia de que la genética juega un rol importante en el desarrollo de características psicopáticas de comportamiento, los investigadores creen que la crianza y apoyo de los padres es fundamental para aprender a desarrollar lazos afectivos fuertes, así como la empatía, que parece ser la piedra de toque que separa a los psicópatas del resto.

Otro estudio del King's College London y las universidades de Manchester y Liverpool, encontró que era posible saber si niños de 5 semanas desarrollarían tendencias de poca respuesta emocional y crueldad. Según lo publicado en Biological Psychiatry, los niños que prefieren ver un rostro humano en lugar de una pelota roja inanimada tuvieron menos posibilidades de desarrollar estos rasgos durante sus primeros años de vida.

Este estudio encontró también que los niños cuyas madres responden más sensiblemente a ellos mientras juegan tienen menos tendencia a la crueldad durante el crecimiento. Para la doctora Kimonis no se trata de prescribir nuevos medicamentos a niños tan pequeños, sino de "enfrentar el problema desde un ángulo diferente, y concentrarnos en programas de entrenamiento para padres que sabemos que son efectivos para otros niños antisociales... Asesoramos a los padres sobre cómo ser cariñosos, involucrados y amorosos [con los niños], para ver si eso reduce las tendencias crueles con el tiempo".

Te podría interesar:

Ni deshidratación ni baja de glucosa: por fin se descubre la verdadera causa de la resaca

Salud

Por: pijamasurf - 10/02/2015

Las insufribles consecuencias en el cuerpo por el consumo excesivo de alcohol tienen una explicación más compleja de lo que se creía hasta ahora

degasLa resaca es la compañera inevitable de la borrachera, algo así como el destino al que nos encaminamos imperiosamente siempre que bebemos un trago tras otro de alcohol, como si no hubiera mañana o éste no nos importara, como si beber fuera lo único de lo que somos capaces en ese momento, sin que por el pensamiento nos cruce, ni por error, que al día siguiente sufriremos esas consecuencias espantosas que conocemos de sobra: dolor de cabeza, sed insaciable, mareos, estómago destrozado y algunos otros síntomas que no vale la pena rememorar para no invocar ese tremebundo fantasma.

Sobre las causas fisiológicas de la resaca se ha dicho mucho. La explicación más conocida y aceptada liga sus síntomas a la deshidratación que el alcohol provoca en el cuerpo, de las meninges a los vasos sanguíneos (de ahí el dolor de cabeza y de cuerpo) y, por otro lado, a la disminución de glucosa debido a la metabolización de todo el alcohol ingerido.

Esto, sin embargo, podría ser erróneo. O eso es lo que indica una investigación llevada a cabo por Richard Olsen, adscrito a la Universidad de California en Los Ángeles y a un grupo multidisciplinario e internacional de científicos dedicado específicamente al estudio de la resaca, el Alcohol Hangover Research Group. De acuerdo con los resultados de dicho estudio, la verdadera causa de la resaca es la relación entre el ácido γ-aminobutírico (GABA) y su correspondiente receptor cerebral.

El GABA es un neurotransmisor que compartimos todos los mamíferos y cuya función es inhibir el sistema nervioso central. En el caso específico de los seres humanos y la investigación que reseñamos ahora, se encontró que el GABA responde específicamente al etanol (el principal componente químico de las bebidas alcohólicas), incluso si éste se encuentra en la baja concentración de un vaso de vino. En este sentido, la resaca es la consecuencia de la reacción entre el GABA, su receptor neuronal y el etanol.

Ahora bien, como una derivación de este estudio una de las estudiantes de posdoctorado que labora con Olsen, Jing Liang, se preguntó si existiría una sustancia que aislara al GABA de los efectos del etanol y evitara eventualmente el desarrollo de la resaca. Para sorpresa suya, una hierba de consumo habitual en su natal China, conocida como “hovenia”, posee en su composición química un flavonoide que según sus pruebas inhibe la reacción entre el alcohol y el GABA, con lo cual ni la borrachera ni la resaca se presentan en el cuerpo.

Por desgracia, como pasa con otros descubrimientos, los impedimentos institucionales y legales impiden que una sustancia de ese tipo se comercialice públicamente, por lo que lo único con lo que podremos contar respecto a la cruel resaca es con la explicación científica de qué la provoca. Tant pis.

 

También en Pijama Surf:

Cócteles y remedios metafísicos para la resaca de 7 legendarios bebedores

Científicos hallan la milagrosa cura para la resaca: fin del sufrimiento posnocturno (VIDEO)