*

X

Nuestra percepción de la "verdad" puede explicarse como una interfaz informática de la realidad

Por: pijamasurf - 10/30/2015

Nuestra percepción sería análoga a la visión de una pantalla en la cual la realidad aparece representada como iconos o programas: no necesitamos saber exactamente cómo está programada la realidad tanto como necesitamos saber interactuar con ella, desde un punto de vista evolutivo

Evolution-des-wissens

¿Cómo saber que la realidad que se presenta a nuestros sentidos es la "verdadera" realidad? Según el científico cognitivo Donald Hoffman, la filosofía y la epistemología no son un problema desde el punto de vista evolutivo: con su teoría de la interfaz de la percepción (ITP por sus siglas en inglés), Hoffman explica que las especies evolucionan para adaptarse y sobrevivir a su medio y que nuestra percepción sensorial obedece a este fin, en suma, a construir un modelo de la realidad que asegure mejores probabilidades de vivir y reproducirse.

Se trata de una analogía que compara la percepción de un ser vivo al comportamiento de un usuario frente a una computadora: las cosas que vemos o percibimos en el mundo no son más que iconos con un propósito evolutivo --de lo contrario no aparecen en nuestra percepción, porque no son relevantes en términos de supervivencia. Por ejemplo, los humanos no necesitamos observar el espectro luminoso infrarrojo simplemente porque tenemos otras herramientas para movernos por el mundo, pero dicho espectro facilita la geolocalización y el cálculo espacial en otras especies.

Para nosotros, una botella de cerveza es sólo eso, pero para el macho de la cucaracha Julodimorpha bakewelli (cuyas hembras son grandes, brillantes y marrones) la misma botella se parece a una hembra a la cual montará, sin éxito, hasta perecer de cansancio o inanición. Según Hoffman, esta especie estuvo al borde de la extinción porque sus sentidos perceptuales no le permiten percibir la realidad (i. e., que se trata de una botella de cerveza y no de una hembra) sino solamente un objeto grande, brillante y marrón. 

Hoffman explica en su charla TED que su teoría se basa en investigación con simuladores evolutivos, donde los organismos digitales dotados de sistemas perceptuales hechos para percibir la "verdad" fueron sobrepasados por aquellos programados solamente con fines de supervivencia. Como afirma el periodista Michael Shermer, "la evolución diseñó nuestros sistemas sensoriales para comportarnos adaptativamente, no para la representación realista". En ese sentido, nuestra percepción es un constructo informático (hecho de información, sí, pero también uno que se comporta de manera análoga a las computadoras de escritorio) del que los seres vivos extraen información relevante para su supervivencia y descartan otra, apoyados por las herramientas de las que la evolución los ha dotado a través del tiempo.

Podríamos pensar que el pensamiento y nuestras supuestas aptitudes racionales conforman la ventaja evolutiva de los humanos en esta lucha por la adaptación y la supervivencia: podemos elaborar teorías e imágenes acerca del río, como Heráclito, o del fuego, pero en primera instancia nuestros cuerpos nos informan de que uno moja y el otro quema. Seguramente los peces perciben el "icono" del agua de una forma totalmente distinta a como lo perciben los seres que viven fuera de ella. En otras palabras, la realidad del pez y la del hombre no son mutuamente excluyentes, sino que se construyen --siguiendo el modelo de Hoffman-- dentro de la percepción como modelos adecuados para la supervivencia de nuestras respectivas especies, sin que ninguno de los dos modelos sea más "falso" o "verdadero" que el otro.

Te podría interesar:

TOP 10 psicópatas del cine de los que puedes disfrazarte en Halloween

Por: pijamasurf - 10/30/2015

Seductores, impulsivos, en ocasiones sangrientos y siempre encantadores, los psicópatas del cine nos recuerdan que la máscara más temible puede ser el "verdadero" rostro

El trastorno de personalidad psicopático o psicopatía tiene características "fácilmente" identificables por un profesional de la salud mental, tales como falta de empatía por el sufrimiento --o la alegría-- de los demás, un carácter seductor y manipulador, impulsividad, además de ocasionales brotes psicóticos que pueden expresarse violentamente. El cine ha echado mano de los psicópatas para aterrar y asombrar a las audiencias, y la variedad de los personajes donde se muestra este trastorno puede ser una fuente de inspiración para un traje de Halloween de última hora: lo que hace "monstruosos" a estos personajes no es (solamente) su apariencia física, sino su carácter, así que si tienes dotes actorales puedes dar mucho miedo con un disfraz muy sencillo. (También son excelentes opciones para quedarse a ver películas en casa).

 

10. Ichi The Killer

Psicópata: Kakihara (Tadanobu Asano)

Adaptado del manga de Hideo Yamamoto, Ichi The Killer ha sido prohibida en varios países por su violencia extrema, que involucra a un asesino sadomasoquista, Kakihara, y a una banda de yakuzas en una guerra a muerte. Para Kakihara, la violencia y la tortura son un arte, por lo que podríamos catalogar la película como una mezcla de acción y horror, con escenas brutales donde "no se trata del dolor que inflinges, sino de lo bien que se siente hacerlo".

 

9. Basic Instinct

Psicópata: Catherine Tramell (Sharon Stone)

sharonstone

El sexo y la violencia se conjuntan en la mortífera Catherine Tramell, una escritora que se ve envuelta en un caso de homicidio. Elegante y encantadora por fuera (además de increíblemente sexy), Catherine juega un sutil ajedrez con las leyes y las vidas de los demás personajes, a quienes ve solamente como peones de un tablero donde ella es la única reina. 

 

8. Natural Born Killers

Psicópatas: Mickey Knox (Woody Harrelson) y Mallory Knox (Juliette Lewis)

naturalbornkillerssswl

Una sangrienta historia de amor vagamente basada en hechos reales (una serie de asesinatos cometidos por Charles Starkweather y su novia a finales de los 50) donde un par de fugitivos se internan en el abismo psicológico del otro a medida que dejan un caudal de muerte y destrucción a su paso. Un clásico cada vez más vigente y una gran opción de disfraces en pareja.

 

7. No Country for Old Men

Psicópata: Anton Chigurh (Javier Bardem)

nocountryforoldmen

Chirgurh es un personaje fascinante por muchos motivos: aunque sabemos poco de él, lo conocemos por su particular forma de tomar decisiones sobre a quién matar o no al lanzar una moneda. La sonrisa del personaje, así como su voz, dejan entrever una infantilidad absorbida por la brutalidad de su búsqueda de dinero. Si tienes un tanque de oxígeno vacío y una chamarra negra de mezclilla, ya tienes tu disfraz para noche de brujas.

 

6. Reservoir Dogs

Psicópata: Mr. Blonde (Michael Madsen)

ResBlonde

La escena de tortura de Perros de reserva es una cátedra del carácter psicopático en su momento más puro. Los diálogos de la escena de hecho no estaban en el guión original de Quentin Tarantino, lo que vuelve bastante genuinas las reacciones del policía sometido al bizarro humor de Mr. Blonde. Como un buen accesorio para tu traje negro puedes incluir sangre y una oreja de goma.

 

5. Hard Candy

Psicópata: Hayley Stark (Ellen Page)

ellenpage

Cuando un pederasta online acosa a una chica de 14 años en línea es difícil que se imagine poco después drogado, sentado y atado a una silla. La belleza de Hard Candy y su tratamiento de la psicopatía reside no tanto en la violencia como en el sutil juego psicológico entre los personajes, un hombre adulto y una "niña" calculadora y fría, con un sentido del humor adolescente y delicioso.

 

4. American Psycho

Psicópata: Patrick Bateman (Christian Bale)

Un clásico de las películas (y disfraces), Bateman es el equivalente mirrey de los 80: un yuppie exitoso, corredor de bolsa, con gustos caros y un carácter seductor; su lado oscuro, sin embargo, se refleja en una necesidad narcisista por ser admirado, lo que puede desencadenar episodios de violencia extrema cuando esta necesidad se frustra. Un traje viejo y un impermeable es todo lo que necesitas.

 

3. Se7en

Psicópata: John Doe (Kevin Spacey)

johndoe

El personaje de Spacey en Se7en es sorpresivo no sólo por la manera en que lo construyen los policías antes de que de hecho aparezca en el filme, sino por la forma en que lo hace: cubierto de sangre. Sin embargo, el constraste fascinador entre sus crímenes y la calma con la que se refiere a ellos hace de John Doe un psicópata mucho menos espectacular que otros de nuestra lista --y tal vez por eso, mucho más temible.

 

2. Misery

Psicópata: Annie Wilkes (Kathy Bates)

misery

Basada en la novela homónima de Stephen King, Misery es la historia de una enfermera (Bates) que rescata a su escritor favorito de un accidente casi mortal, sólo para enterarse de que aquél ha matado –en la ficción– a su personaje preferido. Esto se transforma en una de las más extrañas formas de tortura: forzar a alguien a escribir un libro sólo para resucitar a un personaje. Cuando un fan se vuelve en contra tuya puede ser realmente escalofriante, aunque en apariencia se vea como una "dulce" señora.

 

1. The Shape of Things

Psicópata: Evelyn Ann Thompson (Rachel Weisz)

rachelweisz

Incluimos esta película para mostrar que el mayor terror no proviene de la violencia física ni de la tortura psicológica: a veces los peores psicópatas son simplemente los que son capaces de fabricar un mundo a tu alrededor, como en el caso de Evelyn, que, como parte de un proyecto artístico, enamora y somete a cirugía plástica a un tipo cualquiera sólo para mostrarlo como proyecto final en la universidad. La falta de empatía y la irresponsabilidad respecto a los demás hacen de Evelyn una de las psicópatas más frías y calculadoras de esta (muy breve y resumida) lista.

¿Cuál es tu psicópata favorito del cine? Cuéntanos en los comentarios.