*

X
Cada año se lleva a cabo el Campeonato Mundial de Barba y Bigote, celebrado en Austria y Nueva York
world-beard-moustache-championship-photography-austria-18

Imagen: Jan Hetfleisch

 

Cuando pensamos en las barbas y los bigotes en la historia vendrán a nuestra cabeza muchas imágenes, tal vez las grandes barbas de los vikingos, los bigotes de los años 20 o los retorcidos bigotes enmielados de Dalí, etcétera, etcétera.

La barba y el bigote han acompañado a los hombres durante toda su historia y tienen distintas formas y significados. En La rama dorada, James George Frazer cuenta que:  

Los miembros de un clan de los massai, de los que se dice que poseen el arte de hacer llover, no pueden raparse las barbas porque se supone que la pérdida de ellas podría acarrear la pérdida de sus poderes de "hacer llover". El jefe supremo y los hechiceros massai conservan la misma regla por una razón semejante: piensan que si se cortasen la barba, sus dones sobrenaturales desertarían de ellos.

También están los que no sólo no cortan su barba o bigote por algún tipo de superstición sino que los dejan crecer y hacen decorados extravagantes en sus rostros; para ellos se ha creado el Campeonato Mundial de Barba y Bigote, celebrado cada año en la ciudad de Leogang, en las montañas de Austria, que este 2015 vuelve con más de 300 concursantes y sus alucinantes barbas y bigotes provenientes de 20 distintos países del globo.  

Los concursantes compiten en 18 categorías a través de tres divisiones: bigotes, barbas parciales y barbas completas. Cada categoría cuenta con tres premios para el mejor vello facial.

Este año, el fotoperiodista austriaco Jan Heitfleisch tomó innumerables y magníficas fotos del evento, donde no sólo fotografió a los ganadores.

Así que ya sabes, si tienes una barba o un bigote únicos, puedes consultar las bases y los ganadores de años anteriores en la página del campeonato. Si quieres ver más barbas y bigotes extravagantes puedes ver las notas realizadas por BoredPanda de los campeonatos de 2013 y 2014

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-22

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-13

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-2

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-10

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-12

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-18

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-20

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-21

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-8

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-9

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-4

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-1

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-11

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-15

Imagen: Jan Hetfleisch

 

world-beard-moustache-championship-photography-austria-16

Imagen: Jan Hetfleisch

 

Te podría interesar:

¿Turismo aromático? Una cartografía de los olores urbanos

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/08/2015

Sinestesia viajera... cada ciudad y zona albergan auténticos olores propios del estilo de vida, la temperatura, las tradiciones y la cultura

Sensory Maps es un proyecto que literalmente lleva el olor de una ciudad a un plano cartográfico. Y es que, el aroma de un espacio bien podría fungir como dingo embajador del mismo ¿cuántos recuerdos de contextos espaciales en nuestra memoria no están asociados a un aroma en particular? La cantidad de data almacenada en un perfume o aroma determinado es impresionante, y aunque culturalmente no es el sentido más valorado (eclipsado en buena medida por lo visual y lo auditivo), lo cierto es que el olfato es un vehículo precioso para dialogar con lo exterior. 

Paisajes aromáticos por zona, barrio, incluso por cuadra, conforman estos minuciosos mapas olores de las ciudades que la británica Kate McLean ha creado para deleite de la creatividad aromática. Al recorrer su trabajo vamos confirmando el valor que tienen los olores para un espacio, para nuestra imagen e interpretación de él. De hecho hay quien ha sugerido que algunos de estos aromas podrían postularse como parte del patrimonio cultural de una ciudad o, por qué no, de la humanidad misma. 

¿A qué huelen Amsterdam, Paris, Milán o Buenos Aires? y Quizá aún más importante ¿Por qué jamás nos lo habíamos preguntado? Sensory Maps es a la vez un manifiesto a favor de revaluar el olfato, los aromas, dentro de nuestra escala perceptiva y cultural.  

Algunos mapas sensoriales:

Ámsterdam

 

paris_smell_bottles

paris_smell_finished París

 

milan_smell_top_view
 Milán