*

X

Diseccionando el cerebro de Einstein

Por: pijamasurf - 10/01/2015

La inteligencia de Einstein ejerció tanto interés que su cerebro fue diseccionado para que pudiera ser estudiado por futuras generaciones

Screen Shot 2015-10-01 at 12.59.08 PM

La historia moderna ha equiparado la imagen del genio con la de Albert Einstein. En lo que parece ser una mezcla de iconografía pop –su emblemático cabello despeinado y su cercana relación con Hollywood— y una aportación a la ciencia que transformó la forma en la que entendemos el universo –de un reloj a un fluido cuadrimensional—, Einstein se convirtió en el científico más famoso de la historia. Una personalidad a la par de estrellas de cine, que sigue ejerciendo un enorme magnetismo.

A su muerte, en 1955, antes de ser cremado, el cerebro de Einstein fue removido de su cuerpo y diseccionado en 240 bloques. Se prepararon muestras histológicas y se tomaron fotografías desde todos los ángulos para reconstruir de la manera más fidedigna la neuroanatomía de Einstein, efigie de la inteligencia humana.

Einstein_brain_-_T.Harvey

Las imágenes del cerebro de Einstein han sido estudiadas minuciosamente y comparadas con numerosos otros cerebros, con el propósito de determinar si existe una estructura física –un hardware, por así decirlo— que propicia o favorece las altas funciones cognitivas.

Una investigación recientemente publicada en Brain. A Journal of Neurology, realizada por Dean Falk, Frederick E. Lepore y Adrianne Noe, parece haber determinado que el cerebro de Einstein, en su pura dimensión física, si tenía una proporción extraordinaria. Y aunque uno podría pensar que atribuir la genialidad al tamaño de ciertas partes del cerebro rayaría en la frenología o en un reduccionismo, esto es lo que los científicos sugieren: el extraordinario tamaño del córtex prefrontal de Einstein “podría haber contribuido al substrato neurológico de sus formidables capacidades cognitivas”, dice la introducción de la investigación. Los lóbulos parietales de Einstein, también inusualmente voluminosos, parecen ser responsables de las habilidades matemáticas de quien fuera empleado de una oficina de patentes.

Las imágenes del cerebro de Einstein en el frío metal del laboratorio –y el ahínco de los científicos por descifrar sus secretos-- son testigos del culto a la inteligencia racional.

¿El paradigma de la educación está agotado? ¿Es momento de revolucionarlo con creatividad?

Por: pijamasurf - 10/01/2015

Ken Robinson explica por qué es momento de transformar creativamente el paradigma que rige el ámbito educativo

04

En un mundo que, en ciertos aspectos, ha cambiado en pocos años lo que en otras épocas requirió décadas o siglos, la educación es uno de los pocos ámbitos que permanecen impermeables a este nuevo zeitgeist. Aunque se sabe de esfuerzos que intentan transformarla, en términos generales la estructura educativa no es muy distinta a la de sus orígenes o sus etapas pasadas. 

Ken Robinson, educador e impulsor de una revolución amplia al interior de esta práctica humana, examina en el video que acompaña a esta nota la situación actual de la educación —sus elementos más esenciales, los vicios que ha generado, las virtudes que es posible rescatar, su relación con las circunstancias socioeconómicas contemporáneas— y aventura la posibilidad de un extenso cambio de su paradigma, basada en las nociones de creatividad y pensamiento divergente.

Se trata, en suma, de un video que (empleando lo que pregona: creatividad) vale la pena seguir con atención y cuidado, examinar sus propuestas y reconocer que la transformación ahí sugerida comienza por quienquiera que esté dispuesto a tomar la iniciativa.