*

X

Diseccionando el cerebro de Einstein

Por: pijamasurf - 10/01/2015

La inteligencia de Einstein ejerció tanto interés que su cerebro fue diseccionado para que pudiera ser estudiado por futuras generaciones

Screen Shot 2015-10-01 at 12.59.08 PM

La historia moderna ha equiparado la imagen del genio con la de Albert Einstein. En lo que parece ser una mezcla de iconografía pop –su emblemático cabello despeinado y su cercana relación con Hollywood— y una aportación a la ciencia que transformó la forma en la que entendemos el universo –de un reloj a un fluido cuadrimensional—, Einstein se convirtió en el científico más famoso de la historia. Una personalidad a la par de estrellas de cine, que sigue ejerciendo un enorme magnetismo.

A su muerte, en 1955, antes de ser cremado, el cerebro de Einstein fue removido de su cuerpo y diseccionado en 240 bloques. Se prepararon muestras histológicas y se tomaron fotografías desde todos los ángulos para reconstruir de la manera más fidedigna la neuroanatomía de Einstein, efigie de la inteligencia humana.

Einstein_brain_-_T.Harvey

Las imágenes del cerebro de Einstein han sido estudiadas minuciosamente y comparadas con numerosos otros cerebros, con el propósito de determinar si existe una estructura física –un hardware, por así decirlo— que propicia o favorece las altas funciones cognitivas.

Una investigación recientemente publicada en Brain. A Journal of Neurology, realizada por Dean Falk, Frederick E. Lepore y Adrianne Noe, parece haber determinado que el cerebro de Einstein, en su pura dimensión física, si tenía una proporción extraordinaria. Y aunque uno podría pensar que atribuir la genialidad al tamaño de ciertas partes del cerebro rayaría en la frenología o en un reduccionismo, esto es lo que los científicos sugieren: el extraordinario tamaño del córtex prefrontal de Einstein “podría haber contribuido al substrato neurológico de sus formidables capacidades cognitivas”, dice la introducción de la investigación. Los lóbulos parietales de Einstein, también inusualmente voluminosos, parecen ser responsables de las habilidades matemáticas de quien fuera empleado de una oficina de patentes.

Las imágenes del cerebro de Einstein en el frío metal del laboratorio –y el ahínco de los científicos por descifrar sus secretos-- son testigos del culto a la inteligencia racional.

El dispositivo que extrae sonido de cualquier objeto

Por: pijamasurf - 10/01/2015

Esta máquina genera sonidos al trazar con rayos láser la silueta tridimensional de objetos comunes

 smr-003

Dennis P. Paul, profesor de la Universidad de las Artes de Bremen, diseñó el “instrumento para la sonorización de cosas cotidianas”, que convierte la superficie de las cosas en frecuencias que podemos escuchar. Cualquier objeto puede ser sujetado a la máquina y comenzará a rotar, mientras un láser de alta precisión mide las ondulaciones de su superficie y las traduce a sonidos.

El proceso –como él lo describe en su página-- es “una mezcla de práctica, anticipación y serendipia”. Cualquier objeto que quepa entre los sujetadores de la máquina puede ser transformado en sonido: una planta, un helado derritiéndose (que cambia de canción mientras se deshace), un papel arrugado, una escultura, un libro abierto.

Aunque convertir objetos visuales a sonido no sea cosa nueva (ya antes existía scoreLight, que convertía pinturas en música), es la primera vez que una máquina mide objetos en tercera dimensión. 

Cada vez más, con la tecnología y la predominancia del mundo virtual, los objetos físicos van cobrando una suerte de vida emocional, sintomática, y al parecer también musical. La extrañeza y la distancia entre nosotros y las cosas se disuelven al poderlas oír. La pieza de Paul es una máquina traductora que permite un acercamiento afectivo, una intimidad con la materia inerte; una manera de escuchar, y quizá de hacer bailar, a los objetos mudos que nos rodean.