*

X

Curiosas representaciones gráficas de las enfermedades en el Japón del siglo XIX

Arte

Por: pijamasurf - 10/20/2015

Representaciones gráficas de la sífilis, el sarampión, la gonorrea y otras enfermedades del Japón del siglo XIX
hb4r29p1fh-FID4

Autor desconocido, "Las funciones corporales representadas por actores de teatro kabuki famosos” (finales del siglo XIX)

La Universidad de California en San Francisco tiene un increíble acervo de 400 grabados en madera con temas de salud del siglo XIX en Japón. La colección incluye anuncios de medicamentos y tratamientos, guías ilustradas para el tratamiento y prevención de diversas enfermedades contagiosas (como el sarampión, la sífilis y la gonorrea) y guías visuales para el cuerpo humano a partir de finales del período Edo y principios de la era Meiji.

Las impresiones tratan temáticas médicas de hechos pasados que a menudo cuentan con guerreros famosos invocados para ayudar a evitar la enfermedad o que prestan las medidas preventivas en términos antropomórficos (tal es el caso de la imagen del inicio), como en las imágenes de bucket, el Bean, o figuras con cabeza que atacan a un demonio (la enfermedad), los dos elementos que vinculan las prácticas artísticas de Utagawa Kuniyoshi, quien fuera uno de los últimos maestros japoneses de la técnica del ukiyo-e en la impresión xilográfica, perteneciente a la escuela Utagawa.

En la página de la UCSF se puede leer:

La UCSF Japanese Woodblock Print Collection consta de 400 xilografías japonesas con temas relacionados a la salud. De ellos, más de la mitad están ilustrados coloridamente a la manera del ukiyo-e, el resto se imprimió en textos de una sola hoja. Desde el tratamiento y la prevención de enfermedades como la viruela, el sarampión y el cólera, a los anuncios de las etapas del embarazo o de drogas, estas impresiones ofrecen una ventana única a las actitudes tradicionales japonesas respecto a la salud y la enfermedad.

La mayoría de las impresiones están fechadas entre mediados y finales del siglo XIX, cuando Japón se estaba abriendo a Occidente, después de casi 250 años de aislamiento autoimpuesto. Por lo tanto, proporcionan una valiosa evidencia gráfica del efecto de la ciencia médica occidental en las creencias y prácticas tradicionales.

Cinco áreas temáticas definen ampliamente la colección. El tratamiento y la prevención de las tres enfermedades contagiosas --viruela, sarampión y cólera-- son los temas de 80 de las impresiones. Una categoría correspondiente contiene grabados en los que deidades budistas o sintoístas intervienen para garantizar una cura. El embarazo y los problemas de salud de las mujeres forman un tema distinto, que incluye varias imágenes de las etapas de la gestación. Debido a que los extranjeros fueron pensados como aquellos que llevaron la enfermedad a Japón, la colección también incluye varios mapas de Nagasaki, donde los holandeses fueron confinados durante el período Edo, así como grabados que representan a los extranjeros y sus naves. Los anuncios de medicamentos desde el siglo XIX constituye la categoría más grande. 

medical_print_16

Utagawa Yoshitsuya, "Juego de manos contra el tema del sarampión" (1862)

A pesar de ser pequeñas piezas de arte estos dibujos eran relativamente baratos y se vendían en las tiendas editoriales o eran distribuidos por vendedores ambulantes que a su vez los vendían a comerciantes, artesanos o ciudadanos ordinarios.

Al considerar estas impresiones especializadas, vale la pena preguntarse cómo se relacionan con la tradición más grande del grabado en madera japonés. Hoy en día, los grabados japoneses se conocen más a menudo como ukiyo-e o "imágenes del mundo flotante". A finales del siglo XVII, la impresión ukiyo-e salió del mundo de los barrios de placer o distritos de entretenimiento con licencia, que se encontraban en la mayoría de los grandes centros urbanos.

Una constante en las impresiones ukiyo-e del período Edo es que en las imágenes aparecían celebridades: actores famosos de kabuki o artistas femeninas (geishas) que actuaron en los burdeles y restaurantes de la época. 

En la página de la UCSF también se puede leer:

Aunque los actores y la belleza fueron temas que permanecieron siendo populares, por los años 1830 y 1840 dos nuevos géneros se habían elevado hasta la cúspide: los paisajes, como las famosas vistas del monte Fuji de Hokusai (1760-1849), así como las figuras de la historia o de leyendas, incluyendo a guerreros, fantasmas, dioses y demonios.

Después de 1854, cuando el comodoro Matthew Perry forzó a Japón a abrir sus puertos a los comerciantes americanos y europeos, los diseñadores de impresión se volvieron hacia el tema de los extranjeros y sus costumbres, y cada vez más, a la modernización de Japón durante la era Meiji que siguió de 1868 hasta 1912.

Lamentablemente estas pequeñas obras fueron olvidadas, relegadas o tiradas a la basura en cuanto las enfermedades de moda (y los actores de moda) cambiaron. No obstante, el acervo recuperado por la Universidad de California da cuenta de esta peculiar manera de ver, entender y representar los procesos del cuerpo, la enfermedad y/o las adicciones en el Japón del siglo XIX.

medical_print_2

Utagawa Yoshimori, "Persiguiendo el sarampión a la distancia" (1862)

 

medical_print_9

Hamano Teisuke, "Guía del embarazo" (1880)

 

medical_print_14

Ochiai Yoshiiku, "El tratamiento del sarampión" (1862)

 

medical_print_10

Ochiai Yoshiiku, "Ojo, oído, nariz y mano" (c. 1865)

 

medical_print_5

Utagawa Yoshikazu, "Dioses protectores ayudan a los buenos medicamentos a combatir la enfermedad del mal" (1858)

En este archivo digital se puede encontrar el acervo completo de estas imágenes. 

Te podría interesar:

Encuentran negativos con 100 años de antigüedad dentro de un bloque de hielo en la Antártida (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 10/20/2015

Una caja con negativos fotográficos de hace 1 siglo fue encontrada, mostrándonos el registro de una expedición que quedó varada después de que su nave se alejó flotando en el mar durante una tormenta masiva de nieve en la Antártida

100-year-old-negatives-discovered-in-antarctica-1

Mientras restauraban una de las cabañas de exploración en la Antártida, los conservadores del Antarctic Heritage Trust encontraron una caja que ocultaba un tesoro: el registro fotográfico de antiguos exploradores que permanecieron en dicha cabaña hace unos 100 años.

Sorprendentemente, estos negativos se conservaron en un bloque de hielo y pueden darse a conocer en nuestros días regalándonos un fabuloso registro de una época heroica de la Antártida, así como otorgándonos un panorama del cambio que ha sufrido el paisaje de 100 años atrás a la fecha.

Después de permanecer congelados durante 1 siglo, los negativos tuvieron que ser restaurados con mucho cuidado, separando uno del otro en primer lugar y luego limpiando cada uno de ellos, retirando el molde y la consolidación de nitrato de celulosa en las capas de las imágenes. Sólo después de este laborioso proceso se lograron convertir en positivos digitales.

Como se dijo en el comunicado de prensa del Fideicomiso, la caja de fotografías probablemente fue dejada en la cabaña del capitán Robert Falcon Scott por Ernest Shackleton del Ross Sea Party, una expedición que se llevó a cabo de 1914 a 1917 y que quedó varada después de que su nave se alejó flotando en el mar durante una tormenta masiva de nieve. El grupo finalmente fue rescatado, aunque en el proceso tres hombres se perdieron.

100-year-old-negatives-discovered-in-antarctica-4

100-year-old-negatives-discovered-in-antarctica-3

100-year-old-negatives-discovered-in-antarctica-5

100-year-old-negatives-discovered-in-antarctica-6

100-year-old-negatives-discovered-in-antarctica-7

 

[Vía Bored Panda]