*

X

Una adaptación teatral de Macbeth hecha por Orson Welles en 1936

Por: Alejandro Albarrán - 09/23/2015

"Voodoo Macbeth" fue una adaptación de 1936 realizada por Orson Welles para una compañía de actores negros

 voodoo-m

 

Son varias las historias clásicas que han sido adaptadas al contexto de la raza negra. Tal es el caso de Orfeo negro, la adaptación del mito griego de Orfeo, llevado a las favelas brasileñas y al carnaval. Otro caso es el del poema épico "Omeros", del poeta caribeño Derek Walcott, donde retoma la Ilíada y a sus personajes y los sitúa en la isla de santa Lucía. Aunque estas no son ni las únicas ni las más viejas adaptaciones de historias clásicas a la cultura negra.

Omeros

En 1935, a los 19 años de edad, Orson Welles colaboró con una compañía de teatro negro adaptando una obra de Shakespeare.

Contratado por John Houseman, entonces director de la Unidad de Teatro Negro de Nueva York, Welles se lanzó al proyecto, incluso invirtiendo sus propios ingresos a partir de su trabajo en la radio para acelerar producciones y hacerlas más profesionales.

En su primera obra, Welles adaptó Macbeth de Shakespeare, situándolo en la isla de Haití bajo el mandato del autoproclamado rey Henri Christophe.

En lugar de la brujería escocesa del original, la producción de Welles ofreció rituales vudú haitianos, y de este modo adquirió el nombre de Voodoo Macbeth.

Se pueden ver 4 minutos de la producción. A pesar del cambio de escenario, un locutor de voz en off nos dice: "el espíritu de Macbeth y cada línea de la obra se ha mantenido intacto".

La obra se estrenó en 1936 en el Lafayette Theater de Harlem y se realizó para las audiencias segregadas. Fue tan popular que se excedió en su ejecución inicial, y luego recorrió el país, tras pasar 2 semanas en Dallas en la Exposición del Centenario de Texas (ver el programa de mano abajo).

Welles, a los 20 años de edad, fue aclamado como un prodigio. La adaptación, escribe la Biblioteca Pública Digital de América: "trajo el realismo mágico y aspectos de la cultura haitiana a la producción".

Orson Wells Voo-Doo Macbeth 01

El juego incluye tambores que tocaban y cantaban cantos de las ceremonias de vudú. Welles vuelve a imaginar las brujas del Macbeth original como sacerdotisas vudú. Los disfraces reflejan la moda del período colonial del siglo XIX de Haití. Igual que lo hiciera el director francés Marcel Camus en Orfeo negro, un filme basado en la obra teatral de 1954 Orfeu da Conceição del poeta y músico brasileño Vinicius de Moraes. En esta historia en lugar de bajar al inframundo, Orfeo llega a un lugar donde hay un ritual de santería.  

orfeu-negro_39

Orfeo y Eurídice

Igual que con muchos de los experimentos teatrales Welles, la opinión crítica se dividió bruscamente. Mientras unos, incluyendo a los comunistas de Harlem, vieron en la obra una comedia racista, otros tantos "sintieron que la fundición de Welles con toda una compañía de actores afroamericanos permitió a estos actores mostrar su talento y tenacidad durante las actuaciones frente a audiencias segregadas".

La obra planteaba problemas sociales contemporáneos. Esfuerzos que, por supuesto, tienen su propio significado histórico.

Voodoo-Macbeth-Playbill

 

Twitter del autor: @tplimitrofe

Te podría interesar:

Mapparium: el único lugar que permite ver la superficie de la Tierra sin distorsiones

Por: pijamasurf - 09/23/2015

El globo terráqueo, del que no nos faltan representaciones, tiene en el Mapparium una de las más originales y sorprendentes

8_northstar

Durante la década de los 30 un arquitecto de Boston llamado Chester Lindsay Churchill fue el encargado de diseñar el nuevo recinto de la Christian Science Publishing Society para competir con espacios similares y superarlos, por ejemplo el New York Daily News.

A la entrada del Mapparium se puede ver que se encuentra dividido en tres. De adentro hacia afuera hay una bisectriz atravesada por un andador de vidrio. Anteriormente éste estaba iluminado con la ayuda de cientos de lámparas, pero actualmente han sido sustituidas por LEDs. 

El Mapparium destaca por ser el único lugar en el mundo que permite ver la superficie de la Tierra sin distorsiones. Normalmente, incluso cuando se observa a través de un globo terráqueo exacto, resulta que la relatividad de los continentes se distorsiona por la perspectiva. La forma esférica ocasiona que diferentes regiones se presenten a distintas distancias para el ojo del observador. Sin embargo, el centro del globo siempre va a captar la misma distancia desde cualquier punto del mapa. 

mapparium3

Resulta fascinante ver nuestro planeta desde el Mapparium: las dimensiones cambian; localizar un punto en esta nueva perspectiva no es sencillo. Asimismo, mientras que la relativización del tamaño de los continentes es correcta, las fronteras políticas se encuentran desactualizadas; por ejemplo, todavía es posible encontrar la Indochina Francesa y Siam. El telar de África aparece como un bloque colonial, por lo que el mapa también se convierte en una interesante lección de historia y geopolítica.

Finalmente, la posibilidad de hacer del Mapparium una galería sonora es la mejor sorpresa: escuchar los murmullos de los visitantes en un sonido surround que permite hacer de la visita una experiencia distinta a cualquier otra.