*

X

Nuevo documental de realidad virtual de la ONU permite sentir lo que es tener Ébola

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/05/2015

La ONU lanzó un documental de realidad virtual que cuenta la historia de la lucha por la vida de una mujer joven en medio de la epidemia de Ébola

 UN_LIB_10-1024x398

Hace algunos años nos encontrábamos más apartados los unos de los otros; esta distancia, el desconocimiento de lo que sucede fuera de nuestro país o incluso de nuestra ciudad era algo real que afectaba nuestra percepción global de lo que ocurre en otras partes del mundo. Sin embargo, ese muro que nos dividía se ha ido rompiendo conforme la época avanza.

El filósofo alemán Ludwig Wittgenstein se dio cuenta de esto cuando escribió que “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”; por eso se han creado nuevos lenguajes que amplían nuestro mundo y nuestra visión de él, que nos acercan los unos a los otros. La realidad virtual es una de las herramientas de la tecnología que se ha ido perfeccionando con el paso del tiempo; no es descabellado pensar que en un futuro no muy lejano no necesitaremos salir o viajar a otro lugar para visitarlo, pues podremos hacerlo desde la comodidad de nuestro hogar.

Por esta razón (la de acercarnos más los unos a los otros) es por lo que la ONU ha comenzado a trabajar con documentales de realidad virtual, para generar empatía con problemas mundiales que muchas veces desconocemos por la barrera de la distancia. Meidante estos documentales la ONU pretende acercar a personas distintas y distantes tanto geográfica como ideológicamente a los diferentes lugares del globo que padecen crisis ya sea por la guerra, como puede verse en Clouds Over Sidra o por el Ébola, en el caso del segundo documental que acaban de lanzar para iOS y android, llamado Waves of Grace (Olas de gracia).  

En el documental Waves of Grace se cuenta la historia de una mujer joven en medio de la epidemia de Ébola, que lucha por la vida.

UN_LIB_12-1024x460

Esta película es resultado de la colaboración entre la UN Millennium Campaign, VRSE.works y Vice Media, y fue creado para llamar la atención sobre los obstáculos que enfrentan los sobrevivientes del Ébola y generar empatía en quienes no conocemos bien lo que sucede en África.

La obra transporta a los espectadores a West Point, Liberia y sigue la experiencia de Decontee Davis, sobreviviente del Ébola que usa su inmunidad para ayudar a otras personas afectadas por esta enfermedad. 

La experiencia de realidad virtual captura la tragedia de Liberia y te sitúa en sus calles, entre su gente, rompiendo los límites de nuestro lenguaje y nuestra percepción. 

"Los logros en el desarrollo se pueden revertir rápidamente debido a crisis como la epidemia de Ébola", dijo Mitchell Toomey, director de la UN Millennium Campaign.

Si el mundo no se centra en ayudar a los más vulnerables y en la construcción de resiliencia en las comunidades que se recuperan, no se cumplirán los objetivos y metas de desarrollo. Por eso se espera que esta película pueda ayudar a los esfuerzos de las Naciones Unidas para llamar la atención sobre el impacto duradero de la crisis del Ébola, así como la necesidad de seguir apoyando a los afectados por la enfermedad.

Dicen que de la vista nace el amor, y es verdad: es difícil ser empático con lo que no se puede ver; por eso caminar por las calles de Liberia, ver y escuchar a sus habitantes, genera una cercanía que antes no hubiera sido posible sin volar hasta allá. 

Desde que comenzó el brote de Ébola ha habido más o menos 27 mil 500 casos confirmados; los casos probables y sospechosos han sido reportados en Guinea, Liberia y Sierra Leona (cifras de julio de 2015). La tasa de mortalidad para los afectados es de un poco menos de 50%. La epidemia de salud ha tenido el mayor impacto en mujeres y niños; sin embargo, no lo vemos, sabemos poco al respecto.

Aunque Liberia fue declarado libre de Ébola en mayo de 2015 siguen apareciendo nuevos casos, ya que el virus continúa activo en la región.

UN_LIB_07-1024x423

Gabo Arora, cocreador de la película y asesor de la UN Millennium Campaign, declaró: 

La crisis del Ébola ha cautivado al mundo con sus efectos devastadores en el último año y medio. Sin embargo, a menudo no se cuentan las historias individuales detrás de las cifras. La historia de Decontee captura la lucha y el espíritu de las comunidades a través de África occidental a raíz de la epidemia de Ébola. Esperamos que esta segunda experiencia de VR promueva una mayor comprensión del impacto socioeconómico de la enfermedad y la empatía por los que siguen luchando para superarla

Desde el 1o de septiembre estos documentales (Clouds Over Sidra y Waves of Grace) se pueden ver bajando la aplicación. Es posible usar distintos dispositivos para ver las películas, los puedes encontrar aquí y aquí.  

 

 

Por misteriosas razones algunos árboles interrumpen simétricamente su crecimiento, acaso buscando proteger su espacio personal

Dryobalanops_Aromatica_canopy

Algunos árboles son tímidos gigantes que marcan su espacio personal y al hacerlo crean una especie de frontera fractal en los linderos celestes. Este fenómeno se conoce como timidez de las copas de los árboles, "desenmañaramiento del dosel" o "espaciado de la corona", o en francés: "timidité des cimes", todas poéticas alusiones a esta separación o alto recato de las ramas. 

El fenómeno se conoce desde la década de los 20, pero sigue siendo un tanto misterioso. Lo más probable es que se produce por una especie de sinergia preventiva entre algunos árboles de la misma especie y de especies distintas. Algunas veces esta demaración ocurre cuando los árboles colisionan cuando el vientos los mueve y entonces sus puntas dejan de crecer en espejo. Esto se sabe ya que, cuando diversos investigadores han intervenido para que no choquen, las copas siguen creciendo.

timidité des cimes

Según cuenta Boing Boing, el investigador F. S. P. Ng tiene la hipótesis de que las puntas son sensibles a la luz y dejan de crecer cuando sienten menor cantidad de luz puesto que se acercan a la densidad de otro árbol que bloquea la entrada del Sol. Otra explicación tiene que ver con la posibilidad de que de esta forma los árboles evitan que se diseminen ciertos insectos que se alimentan de sus hojas. Lo que queda claro es que los árboles se cortan perfectamente su propio pelo.

Podemos especular poéticamente --porque las imágenes lo motivan-- que estos árboles trazan un campo de protección áurica, individual y colectivo, en una oscilación eléctrica sutil. Al hacerlo forman sinuosas sangrías entre la luz del Sol y el azul del cielo. Estas formas nos recuerdan a la emblemática dendrita y al patrón de autosemejanza con el que crecen las hojas, los relámpagos y la electricidad.

jas_000042613_blog

Este fenómeno de autosemejanza en la naturaleza --las cosas crecen de manera fractal, y también dejan de crecer fractalmente-- es explicado poéticamente por el "cazador de fractales" Héctor Garrido, quien ha documentado la formación de estas formas autorrecurrentes en el Parque Nacional de Doñana en Andalucía. Garrido ha compilado un atlas de fractales de las marismas de esta luminosa región española, con todo tipo de fractalfernalia, poemas e intimaciones topológicas que sirven como una guía para internarnos en el mundo matemágico de los fractales. Serpientes de agua, puzzles a ojo de águila, dendritas de arena, óleos de sol y tierra, glifos de telúrica entelequia (crop circles en canales turquesa) y estanques de pájaros cuya sombra labra su viaje en un espejo. Todo este material es parte de un precioso libro: Doñana y las marismas, armonía fractal. Doña Ana, madre de fractales y aves. En el multilaureado reportaje periodístico “La Piel de Doñana”, se explica cómo se forman estos miríficos fractales (en ese caso, de las marismas). Estas imágenes de la timidez de los árboles son como inversiones de las formas fluviales que pueden apreciarse en la tierra: el cielo en el espacio interarbóreo es un río de de aire:  

La geometría de la naturaleza surge de la iteración, de la repetición permanente de los mismos procesos, pausada pero pertinaz. Es la gota de agua, tras otra gota de agua, la que arranca partícula a partícula el trazo sobre la piedra dura, y más fácilmente sobre la arena blanda o el barro de la marisma. De ahí nace la semejanza entre lo grande y lo pequeño, la autosimilitud, la repetición de la estructura a diferentes escalas. De ahí nace la bifurcación.

NGS Picture ID:1151365

 

Twitter del autor: @alepholo