*

X

Monstruos medievales: los seres que viven bajo nuestros pies y bajo la tierra (VIDEO)

Por: pijamasurf - 09/29/2015

Impresionante video realizado con una cámara de cine digital Super35 y una Canon 7D para retratar el pequeño mundo de los escarabajos, libélulas y demás insectos
Medieval Monsters

Imagen: youtube.com

Muchos conocen ya el famoso inicio de “La metamorfosis” de Franz Kafka, que dice así:

Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos.

En este video, plagado de posibles Gregorios Samsa, narrado por Phil Reynolds, aparece una parte de los miles de millones de pequeñas bestias que yacen bajo nuestros pies y bajo la tierra en el New Forest y que son sumamente desconocidos para nosotros.

En este espectacular video titulado Medieval monsters podemos ver escarabajos, insectos, libélulas, y la ley de un paisaje sin ser explorado y visto detenidamente, todo gracias a una cámara de cine digital Super35 y una Canon 7D.

 

Diseccionando el cerebro de Einstein

Por: pijamasurf - 09/29/2015

La inteligencia de Einstein ejerció tanto interés que su cerebro fue diseccionado para que pudiera ser estudiado por futuras generaciones

Screen Shot 2015-10-01 at 12.59.08 PM

La historia moderna ha equiparado la imagen del genio con la de Albert Einstein. En lo que parece ser una mezcla de iconografía pop –su emblemático cabello despeinado y su cercana relación con Hollywood— y una aportación a la ciencia que transformó la forma en la que entendemos el universo –de un reloj a un fluido cuadrimensional—, Einstein se convirtió en el científico más famoso de la historia. Una personalidad a la par de estrellas de cine, que sigue ejerciendo un enorme magnetismo.

A su muerte, en 1955, antes de ser cremado, el cerebro de Einstein fue removido de su cuerpo y diseccionado en 240 bloques. Se prepararon muestras histológicas y se tomaron fotografías desde todos los ángulos para reconstruir de la manera más fidedigna la neuroanatomía de Einstein, efigie de la inteligencia humana.

Einstein_brain_-_T.Harvey

Las imágenes del cerebro de Einstein han sido estudiadas minuciosamente y comparadas con numerosos otros cerebros, con el propósito de determinar si existe una estructura física –un hardware, por así decirlo— que propicia o favorece las altas funciones cognitivas.

Una investigación recientemente publicada en Brain. A Journal of Neurology, realizada por Dean Falk, Frederick E. Lepore y Adrianne Noe, parece haber determinado que el cerebro de Einstein, en su pura dimensión física, si tenía una proporción extraordinaria. Y aunque uno podría pensar que atribuir la genialidad al tamaño de ciertas partes del cerebro rayaría en la frenología o en un reduccionismo, esto es lo que los científicos sugieren: el extraordinario tamaño del córtex prefrontal de Einstein “podría haber contribuido al substrato neurológico de sus formidables capacidades cognitivas”, dice la introducción de la investigación. Los lóbulos parietales de Einstein, también inusualmente voluminosos, parecen ser responsables de las habilidades matemáticas de quien fuera empleado de una oficina de patentes.

Las imágenes del cerebro de Einstein en el frío metal del laboratorio –y el ahínco de los científicos por descifrar sus secretos-- son testigos del culto a la inteligencia racional.