*

X

Megáfonos gigantes amplifican el sonido del bosque (FOTOS)

Por: pijamasurf - 09/24/2015

Un grupo de estudiantes de arquitectura de interiores en Estonia diseñó megáfonos gigantes para amplificar el sonido del bosque
Estonian-students-build-amazing-unplugged-walk-in-megaphones-in-the-middle-of-nowhere5__880

Imagen: Tõnu Tunnel

Seguramente muchos hemos escuchado el bosque, aunque así, en abstracto, probablemente sería difícil encontrar una manera de describir o decir a qué suena particularmente, dado que suena a muchas (y múltiples) cosas. Dentro de todos los sonidos que podemos percibir dentro del bosque, algunos se intensifican o se pierden dependiendo de la distancia y el volumen (o fuerza) del sonido.

¿Cómo escuchar el bosque? Un grupo de estudiantes de arquitectura de interiores en Estonia ha respondido a esta pregunta.

Los estudiantes construyeron y colocaron enormes y profundos megáfonos de madera en un bosque del país, buscando amplificar los sonidos por medio de una instalación acústica a gran escala.

La instalación combina un espacio arquitectónico contemporáneo con la naturaleza; el sitio en el que fueron colocadas estas esculturas-amplificadores es accesible para ciclistas y para todo público amante de la naturaleza y sus sonidos.  

Los megáfonos fueron dispuestos a una distancia y ángulo particulares para que la alimentación de sonido de todas las direcciones genere un sonido único; sin embargo, la obra también es una estructura arquitectónica funcional puesto que se pueden utilizar dichos megáfonos como estancias, pequeñas salas de estar, de descanso o estudio.

El autor de la idea es el estudiante de arquitectura de interiores Birgit Õigus. El grupo fue instruido por los diseñadores Tõnis Kalve, Ahti Grünberg y el despacho de arquitectura b210.

El Estonian Forest Management Centre (EFMC), socio del proyecto desde el principio, se alegra de que, además de proporcionar un espacio visualmente impresionante para la contemplación, los amplificadores pueden también ser usados por los aventureros menos exigentes para pasar la noche en el bosque.

"El espacio puede ser utilizado para llevar a cabo una clase de naturaleza al aire libre o un pequeño evento cultural, es realmente multifuncional", afirma Marge Rammo, integrante del EFMC.

Tonu-Tunnel_P_1308-Pano__880

Imagen: Tõnu Tunnel

 

Estonian-students-build-amazing-unplugged-walk-in-megaphones-in-the-middle-of-nowhere4__880

Imagen: Tõnu Tunnel

 

Henno-Luts_2048-93__880

Imagen: Henno Luts

 

Tonu-Tunnel_P_1344__880

Imagen: Tõnu Tunnel

 

Estonian-students-build-amazing-unplugged-walk-in-megaphones-in-the-middle-of-nowhere2__880

Imagen: Tõnu Tunnel

 

Te podría interesar:

Interiores que se derriten: los muebles también son fantasmas

Por: pijamasurf - 09/24/2015

"Le Cercle Fermé" nos invita a descubrir la identidad contingente que reside en los espacios interiores

 Feipel Bechameil20

Algunas veces, la mejor manera de entender el estado de ánimo o las circunstancias de una persona es entrando a su casa. Los interiores dicen más de lo que a veces pensaríamos: los muebles guardan secretos y susurran como fantasmas, la disposición de las sillas cuenta historias y en los pasillos resuenan ecos.

Le Cercle Fermé es la instalación de un espacio que hace énfasis en lo anterior. Fue creada por Martine Feipel y Jean Bechameil como entrada al pabellón de Luxemburgo de la Bienal de Venecia de 2012. Los artistas tomaron un lugar bastante familiar (con pisos de madera, paredes blancas, sillas, cajoneras, etc.) y lo convirtieron en un surreal pasaje derretido, que gracias a esta distorsión adquirió agencia para generar emociones.

Lo interesante de esta pieza, además de su inquietante estética, es que el público que entra en las habitaciones puede interpretar las distorsiones de los muebles como mejor le parezca. No hay una explicación, sino muchos espejos y puertas deformadas para que se les interprete. Y aunque la versión oficial de los creadores habla mucho de los espacios, de su crisis —tanto climática como económica y social, los artistas están de acuerdo en que es mejor dejar que las personas entren y decidan qué significa para ellos el lugar. “Es importante para nosotros que cada quien se cuente su propia historia y que intelectual e intuitivamente lo disfruten”, apuntan. 

Los muebles se comportan de maneras extrañas, atrayendo así la atención (y la curiosidad) de quien los mira. Le Cercle Fermé puede significar cualquier cosa (he ahí su talento), desde leche, helado o plastilina hasta el mundo de los objetos visto a través del espejo. Basta interpretar. 

Feipel Bechameil6

Feipel Bechameil20

Feipel-Bechameil_001