*

X

Graffiti digital: renombrar los routers del Wi-Fi

Por: pijamasurf - 09/05/2015

Se trata de una nueva forma de protesta digital y apropiación de medios públicos para manifestarse

 

468590199_640

 

Las tecnologías se han convertido en algo más que meras herramientas para mejorar nuestras vidas. Detenerse a pensar un poco en cómo las tecnologías han permitido el desarrollo de la humanidad es reparar en la genealogía de los artefactos, desde el molino de El Quijote hasta el smartphone.

Asimismo, el mundo digital es un espacio en el cual la gente también puede construir su intimidad. En el mismo espacio es posible generar actos de desobediencia civil, y WifiTagger es un buen ejemplo. El hack diseñado por Addie Wagenknecht permite, en lugar de difundir un nombre de red único, escribir cuatro diferentes mensajes de 32 caracteres para un punto de acceso TP-Link WR74IND.

Es simple etiquetar el espacio digital si posees el modelo de router adecuado, sólo necesitas acceder a la red con un teléfono inteligente para actualizar los mensajes y jugar con la idea de graffitear la red.

Wagenknecht ha diseñado el router para que cualquier persona pueda acceder al puerto de acceso hackeado sin una contraseña para cambiar el nombre de las redes.

Si bien jugar con los nombres de las conexiones inalámbricas puede parecer superfluo y trivial, WifiTagger hace posible una expresión diferente de rebeldía, más cercana a las juventudes empapadas de los avances sociotécnicos y cuya necesidad de encontrar nuevos canales de protesta se manifiesta cada vez con mayor intensidad.

 

Te podría interesar:

Si los 43 estudiantes de #Ayotzinapa no fueron incinerados, ¿entonces qué pasó?

Por: PijamaSurf Mexico - 09/05/2015

La versión oficial del gobierno de México ante el caso de los 43 estudiantes asesinados se tambalea luego de un informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, nombrado por la CIDH para el caso Ayotzinapa

ayotzinapa-velas

 Foto: altonivel.com.mx

 

 No hay tal "verdad histórica" de la que habló la PGR. Lo que hay es una "fabricación histórica”.

 Gerardo Esquivel

 

A finales del año pasado, un grupo de especialistas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) inició una investigación paralela a la del gobierno mexicano sobre la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. Luego de las pesquisas oficiales del gobierno de México, el entonces procurador Jesús Murillo Karam concluyó  que los estudiantes habían sido asesinados e incinerados en el basurero municipal de  Cocula, a lo cual llamó una "verdad histórica".

Tras meses de innumerables inconsistencias aunadas a una incredulidad masiva, este domingo el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes nombrado por la CIDH para el caso Ayotzinapa dio a conocer su informe, en el cual descarta contundentemente la posibilidad de que los estudiantes hayan sido incinerados en ese basurero. "Los muchachos no fueron incinerados en el basurero de Cocula", asegura Francisco Cox, uno de los investigadores.

Lo anterior desmiente la “verdad histórica” de los hechos por parte del gobierno y además revela circunstancias hasta ahora ignoradas, como que los estudiantes fueron monitoreados por autoridades de todos los niveles: municipal, estatal y federal. También que fueron atacados en al menos nueve puntos  (información igualmente omitida por parte del gobierno) y advierte que el Ejército tuvo contacto con algunos de los estudiantes. Por último, los investigadores creen que uno de los autobuses pudo haber estado cargado con heroína sin que los estudiantes lo supieran; ¿cuántos intereses habrían sido tocados de ser esto cierto?

Desde que este caso fue destapado y con ello la indignación ciudadana se activó más fuerte que nunca en los últimos años, el gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido fuertemente desacreditado. Luego de un inicio de gobierno en el que los medios internacionales ensalzaran su mandato por concretar más reformas neoliberales, ahora que la “verdad histórica” queda desmentida, la crisis en la actuación del Estado en el caso más polémico de su trayecto es desastrosa.

Aquí el informe completo: