*

X

Estudio determina que "Smells Like Teen Spirit" es la canción más icónica de la historia

Por: pijamasurf - 09/24/2015

Investigador británico determina que este track podría considerarse como el más icónico de la historia

Screen Shot 2015-09-24 at 12.05.58 PM

Más de una generación quedó impresa con los acordes de Nirvana, la banda que tomó por asalto la escena musical a finales de los 80 y que a principios de la década siguiente se consagró como un referente musical. Si bien su Unplugged será recordado por muchos como uno de los mejores álbumes de las últimas décadas, si tuviéramos que elegir un track como el más representativo de Nirvana, la mayoría coincidiríamos en "Smells Like Teen Spirit" (por cierto, convereada de manera brillante por Patti Smith).

Cuando el doctor Mick Grierson, músico y científico computacional de la Universidad de Goldsmiths, recibió por encargo de una marca de automóviles determinar cuál es la canción más icónica (lo que sea que esto signifique) de todos los tiempos, lo primero que hizo fue examinar las 50 canciones más recurrentes en los registros históricos de listados como el de Rolling Stone y VH1. 

Posteriormente, una vez detectadas estas canciones, entonces se abocó a analizar los elementos que comparten para así aislar los aspectos más determinantes de la "iconicidad". Las claves, los beats por minuto, los acordes, la variedad timbral y las variaciones sonoras fueron las variables consideradas por Grierson para luego definir cuál es la canción más icónica de todos los tiempos. Y el resultado obtenido por el investigador británico fue "Smells Like Teen Spirit".

Ahora la pregunta es: ¿cómo habrían "celebrado" Kurt Cobain y compañía el peculiar nombramiento?

Te podría interesar:

Samsara, del director de Baraka: la fascinante ilusión de este mundo

Por: pijamasurf - 09/24/2015

Esta pieza documental ha estimulado la mirada de millones de personas

 samsara-baraka_zpsd4f32003

El documental Baraka marcó a miles de personas, tanto por la belleza imponente de las imágenes de nuestro planeta como por los efectos, en muchos casos devastadores, de la civilización humana. Posteriormente el director de esta película, Ron Fricke, también director de fotografía del memorable film de time-lapses Koyaanisqatsi, regresó con una nueva película que explora con la misma grandilocuencia visual la vastedad de la Tierra.

Con Samsara (2011), Fricke retoma una óptica que lo mismo seduce al espíritu con la estética de las maravillas naturales, arquitectónicas y humanas que lo hace reflexionar sobre la encrucijada existencial, en este caso, la ilusión que representa este término en sánscrito: la rueda del nacimiento, vida, muerte y reencarnación que sólo cesa en el despertar o moksha. Una escena es particularmente significativa: en ella unos monjes budistas en Ladakh realizan un intrincado mandala de arena. Cada grano de color es cuidadosamente ordenado hasta que emerge un patrón coherente. Una vez que se concluye este arduo proceso, el brillante mandala que ha sido conformado es borrado. Esto es una poderosa metáfora de lo hermosa y efímera que es nuestra existencia. Ese mandala es Samasara, la ilusión del mundo.

Filmada en 70mm en más de 25 países por un período de 5 años, Samsara, que se estrenó en agosto, es una montaña rusa de emociones que nos transporta a camposantos, zonas de desastre, complejos industriales y maravillas naturales con una inigualable cinematografía.

A fin de cuentas, recordemos que "el masaje está en el paisaje".