*

X

Esta es la razón por la cual no hemos contactado extraterrestres, según Edward Snowden

Por: pijamasurf - 09/22/2015

Edward Snowden dice que la encriptación podría ser la que hace imposible distinguir las señales alienígenas de la radiación cósmica de fondo

Pioneer_plaque2

Los seres humanos llevamos décadas intentando contactar a otros seres de planetas distantes. En 1950, de manera informal, el físico Enrico Fermi creó la paradoja de Fermi, que plantea la contradicción entre algunas afirmaciones que estiman una alta probabilidad de existencia de civilizaciones inteligentes en el universo observable, así como la ausencia de evidencia de estas civilizaciones.  

El exempleado de la CIA e informante Edward Snowden dio su opinión acerca de esta paradoja y la posible vida extraterrestre y sus señales.

Snowden piensa que la encriptación podría ser la que dificulta o incluso hace imposible distinguir las señales alienígenas de la radiación cósmica de fondo.

El pasado 18 de septiembre Snowden participó en StarTalk, el famoso podcast del astrofísico estadounidense Neil deGrasse Tyson, según un artículo publicado en The Guardian.

 

En este podcast podemos escuchar que la conversación entre estos dos estudiosos del cosmos gira en torno a que la encriptación de datos puede ser el posible culpable de nuestra imposibilidad de comunicarnos con civilizaciones extraterrestres.

"Si una civilización extraterrestre trata de escuchar a otras civilizaciones o nuestra civilización intenta escuchar a los alienígenas, sólo existe un corto período en el proceso de desarrollo de estas sociedades en que toda su comunicación será enviada mediante medios más primitivos y más desprotegidos", explica Snowden en el podcast.

Después de este período, afirma, los mensajes extraterrestres estarían tan cifrados que nosotros seríamos incapaces de distinguirlos de la radiación cósmica de fondo.

Es decir, los seres humanos podríamos estar recibiendo mensajes extraterrestres sin darnos cuenta; sin poder percibirlos.

Los extraños empleos complementarios de grandes escritores (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 09/22/2015

Labores de limpieza, cartero en una universidad, burócrata o mecánico son algunos de los empleos a los que grandes escritores tuvieron que recurrir

 Leonid_Pasternak_-_The_Passion_of_creation

La musa se guarda en lugares inesperados. Lejos de las cantinas bohemias, los pretenciosos círculos de artistas y creadores o la decadencia autoimpuesta de filósofos y escritores, al parecer la inspiración, ese ansiado combustible de la creatividad, prefiere los lugares más comunes, esos rincones ordinarios por los que pocos apuestan.

La premisa anterior podría ayudarnos a entender un inusual fenómeno, común entre algunos de los más grandes escritores de la historia: recurrir a empleos complementarios que parecieran demasiado distantes a la imagen que popularmente tenemos de un escritor. Esto obviamente nos remite a la histórica dificultad financiera que implica abocarse a una vida creativa, pero si profundizamos un poco en su reflexión, entonces el fenómeno nos sugiere que la más lúcida inspiración se encuentra en los contextos menos "artísticos".

Al parecer, a partir de observar y experimentar estos entornos que emergen de la sencillez se puede extraer una materia prima preciosa para luego trasladarse al mundo de lo creativo e imprimir ahí, con grandiosa naturalidad, algunas de las manifestaciones más preciadas. Así que si quieres inspirarte bien pudieras tomar la mayor distancia posible de los contextos más obvios alrededor de la creatividad, y mejor entregarte a escenarios o actividades que aparentemente poco tendrían que ver con la vida de, por ejemplo, un buen escritor. 

A continuación presentamos un infográfico creado por Unplag, que ilustra esos extraños oficios en los que incurrieron algunos grandes de las letras. Por ejemplo, la faceta de Faulkner como cartero, de Vonnegut como vendedor de automóviles, de Stephen King haciendo labores de limpieza en una escuela o de J. D. Salinger orquestando dinámicas de entretenimiento a bordo de un crucero. En la mayoría de los casos estos empleos fueron previos a que estos autores alcanzaran la celebridad suficiente como para poder vivir de escribir, y quizá por eso no se incluye el caso de Kafka, quien pasó toda su vida en puestos burocráticos dentro de instituciones de seguros y gubernamentales. 

Por cierto, además de estos antecedentes laborales "antiartísticos", muchos escritores comparten también ciertos rituales para estimular la inspiración y lubricar la creatividad. Aquí puedes consultar algunos de los que ayudaron a gente como Ray Bradbury, William Burroughs, Neil Gaiman o Susan Sontag.

1big