*

X

El increíble arcoíris que apareció en el WTC la víspera del 14 aniversario de los ataques del 9/11

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/12/2015

Un bien sincronizado arcoíris ha sido tomado como un memorable símbolo en la ciudad de Nueva York, ante el aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001

Screen shot 2015-09-12 at 11.35.51 AM

La tarde antes del 14 aniversario de los ataques del 9/11, los ciudadanos de Manhattan fueron saludados por un enorme arcoíris atravesando la isla neoyorquina. Algunas de las imágenes muestran cómo el arcoíris parece surgir justo de la zona del World Trade Center, en donde tres torres se desmoronaron aquel día. 

2C2E8AE700000578-3230784-Stunning_The_photo_above_shows_a_rainbow_appearing_over_the_Free-a-20_1441979293337

El arcoíris fue recibido con embeleso por los ciudadanos, aunque hubo reacciones mixtas en las redes sociales: algunos utiizaron el hashatg #NeverForget y otros prefirieron ver en ello un símbolo de conciliación y de un nuevo tiempo. De cualquier forma, sin adscribir una fuerza mágica mayor que la sincronicidad, este gran detalle de la naturaleza observado en la bóveda celeste, con todo su simbolismo, es ciertamente razón de una sonrisa y de una conciliación, si no con los terroristas (o con esa vaga amenaza), sí con la belleza de la vida, que siempre continúa.  

 

Te podría interesar:
Los hongos expulsan esporas al ambiente que siembran las nubes, y así aseguran la existencia de nuevas generaciones

puffball_fungus_shooting_spores-_151028

Los hongos son una especie maravillosa, con su propio reino en el árbol de la vida. Entre animales y plantas, estos  antiquísimos organismos que surgieron hace más de 1.3 mil millones de años han sido celebrados por la religiones más antiguas, encumbrados a inteligencias astrales por modernos antropólogos (como Terence McKenna) y considerados la clave para salvar al planeta por un micólogo como Paul Stamets.

Un estudio reciente publicado en la revista PLOS ONE descubrió que los hongos son capaces de "sembrar" las nubes para producir lluvia y de esta forma asegurar su supervivencia como especie, en un astuto mecanismo de retroalimentación. La investigación mostró que los hongos maduros desprenden esporas que luego resultan en lluvia. Como es sabido, los hongos a su vez se forman a partir de la humedad.

Nicholas Money, uno de los autores del estudio, señala: "Podemos ver grandes gotas de agua crecer mientras se condensa el vapor en la superficie de la espora de un hongo. Ninguna otra cosa funciona así".

Si bien el yoduro de plata puede también producir lluvia, lo hace a través de un proceso contaminante, lo cual no ocurre con los hongos. El reino fungi juega también un papel primordial en la vida de los bosques, al descomponer los tejidos vegetales y reciclar los nutrientes. A esto se suma la lluvia. "Sin hongos  no hay bosques, y sin bosques los seres humanos no habrían evolucionado", señaló Money. Nunca desestimes el nivel de interconexión entre todas las cosas.

El antropólogo británico Robert Gordon Wasson consideraba que el hongo amanita muscaria era el "rey Soma", el dios al cual se refieren los antiguos Vedas.

Lee: 6 maneras en las que los hongos pueden salvar el mundo