*

X

7 misteriosas ruinas de la antigüedad

Por: pijamasurf - 09/17/2015

Una selección de 7 de las ruinas más impresionantes del pasado

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las ruinas antiguas nos han fascinado durante años, ya que son el único atisbo tangible al pasado. Con el reciente descubrimiento de Superhenge, en Reino Unido, probablemente uno de los hallazgos más notables de la arqueología actual, se nos han olvidado otros antiguos vestigios que también son muestra fehaciente de los misterios que guarda nuestro pasado. Aquí una selección de 7 de las ruinas más impresionantes: 

 

Ruinas de Puma Punku 

61007062-misterij-zagonetke-tajanstveno-piramide-egipat-baalbeck-giza

Imagen: Dmitry Burlakov

Cerca de Tiwanaku, Bolivia, se encuentra el complejo megalítico Puma Punku; el nombre está en aimara y significa "la puerta del puma"; es parte del complejo monumental de Tiahuanaco. Los Incas consideraban que Puma Punku era parte del sitio donde se creó el mundo.

 

Lago Michigan

lakemichigan

Mientras buscaban barcos hundidos en el lago Michigan, un grupo de arqueólogos del Northwestern Michigan College encontró unas rocas presuntamente colocadas por seres humanos que yacen prolijamente asentadas en el fondo del lugar. Piedras organizadas en forma circular, series lineales y una con grabados de no menos de 10 mil años de antigüedad, similares a mastodontes (animales que se cree que coexistieron con los humanos durante la última Edad de Hielo), conforman este misterioso yacimiento subacuático situado a más de 40 pies por debajo de la superficie del lago.

 

Piedra de la mujer embarazada en el templo de Baalbek

22050494

El templo de Baalbek es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del cercano oriente; en él se pueden admirar cuatro piedras cinceladas que conforman la base del templo (las piedras labradas más grandes que se haya descubierto). Tres de ellas pesan alrededor de 750 toneladas, mientras que la cuarta, conocida como Hajar el Gouble (Piedra del sur) o Hajar el Hibla (Piedra de la mujer embarazada) es la mayor piedra de construcción del mundo, con 21.36m de largo y 4.33 de alto, una anchura de 4.6 m y un peso de entre mil 200 y 2 mil toneladas.

 

Templo de Kalasasaya 

tiwanaku-puerta-del-templo-kalasasaya-con-el-monolito-ponce-de-fondo

El Templo de Kalasasaya se encuentra en Tiwanaku, Bolivia, y es el templo más grande de la cultura de Tiahuanaco, con un área aproximada de 5,400m². Kalasasaya es un término aimara que significa “piedra alta” o “lugar de las piedras verticales”. Algunos historiadores aseguran que este palacio era una suerte de observatorio celestial y uno de sus objetivos era establecer con precisión las distintas épocas del año.

 

Estructuras de Yonaguni

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Podría haber otra Atlántida? Con lo que parecen ser las escaleras y terrazas, esta formación rocosa submarina, conocida como "las estructuras de Yonaguni", es una evidencia bastante clara de una antigua civilización. Con una antigüedad de 5 mil años, estas ruinas fueron descubiertas en 1985.

 

Moais de la Isla de Pascua 

Rano-Raraku

Construido por el pueblo Rapa Nui, estas estructuras llamadas "moais" son grandes estatuas antropomorfas que datan de alrededor del año 1000; enormes cabezas talladas que fueron utilizadas para el culto. La mayoría de estas esculturas se encuentra en la cantera principal, llamada Rano Raraku, aunque algunas fueron trasladadas más cerca de la costa.

 

"Araña" de las líneas de Nasca

2bd504e1d8e31ecdfaf33d60d3ff058c

Imagen: Getty Images

Estas estructuras peruanas son antiguos geoglifos que se encuentran trazados en el desierto de Nasca, en las Pampas de Jumana. Se componen de varios cientos de figuras que abarcan líneas, formaciones zoomorfas, fitomorfas y geométricas que fueron trazadas sobre la superficie por la cultura nasca. Según los arqueólogos, algunas de las configuraciones pueden datar del año 200 a.C.

8 países en los que nadie te molestará por ser ateo

Por: pijamasurf - 09/17/2015

En ciertos países del mundo la religión es un componente secundario de la vida pública, y pertenecer o no a una religión no es una cualidad personal que afecte la convivencia cotidiana
[caption id="attachment_100486" align="aligncenter" width="600"]paises Imagen: Gallup[/caption]

Para algunos, creer en Dios es condición indispensable para la convivencia. Incluso aunque no se trate de un asunto tratado abiertamente, en ciertas sociedades se respira el aire de la religiosidad en prácticamente cualquier lugar del espacio público, en todo momento de la vida pública.

Ese no es el caso, por fortuna, de los ocho países que ahora presentamos, en los cuales la religiosidad no es una de las cualidades que se tomen en cuenta al momento de ponderar el valor social de una persona. Hay lugares, como estos, en los que creer en Dios se vuelve una característica secundaria o poco relevante o, en otro sentido, en donde decirse ateo, agnóstico o cualquier otro sustantivo que implique no creer en un ente superior, metahumano, regulador de la vida y el universo, tampoco es asunto de gran importancia. Creer o no creer, parece decir la actitud general de estos países, es una cuestión personal, una decisión que en la medida en que involucra lo espiritual, no debería atañer más que a la persona que ha tomado uno u otro camino.

Este ranking proviene de una síntesis realizada por el sitio AlterNet a partir de datos obtenidos por la consultora Gallup.

 

1. República Checa

Siendo un país que pasó del catolicismo tan presente en Europa al comunismo y su crítica a toda religión, la República Checa es ahora un territorio dominado por cierto sano laicismo. A diferencia de sus vecinos de Europa del Este, la sociedad checa parece haber encontrado un desarrollo paralelo entre su despunte económico y su civilidad hacia aquellos que se definen como no creyentes.

 

2. Suecia y Dinamarca (empate)

Los países escandinavos son bien conocidos por ocupar los primeros puestos en casi todos los índices de bienestar común. En el caso de la religión, apenas 17%y 18% de los habitantes de Suecia y Dinamarca, respectivamente, consideran la religión como un asunto importante, de donde se desprende que dan mayor valor a una actitud secular frente a la vida.

 

4. Austria

Hace algunos años un joven austriaco, Niko Alm, consiguió de las autoridades austriacas el permiso para figurar en la fotografía de su licencia de conducir con un colador metálico sobre su cabeza. La extravagancia tenía un trasfondo religioso, pues Niko se presentó como feligrés del pastafarianismo, una congregación nacida en Kansas cuyo objeto de adoración es el monstruo de espagueti volador (una parodia del discordianismo, su diosa Eris y su reconocimiento de la la lasaña voladora como una manifestación de la Providencia).

El episodio, aun en su posible comicidad, sirve de ejemplo para mostrar la tolerancia que en Austria se tiene hacia la fe religiosa –o la ausencia de esta.

 

5. Francia

Alguna vez una de las regiones claves para la Iglesia católica, Francia se convirtió después en el país del racionalismo y la crítica abierta hacia la religión. La sociedad francesa fue una de las primeras en dividir legalmente la religión y los asuntos del Estado, un movimiento político que tuvo importantes repercusiones en la vida pública, al grado de que actualmente mucho del trato cotidiano lleva el signo de la laicidad (incluso con el añadido reciente del componente musulmán a la convivencia cotidiana).

 

6. Noruega

Aunque un poco más abajo en esta lista, Noruega es otro país noreuropeo en donde, igualmente, la religión es asunto más bien secundario dentro de la vida pública. Hace 1 año, por ejemplo, la Iglesia luterana dejó de ser considerada la religión “oficial” del país. Asimismo, Noruega es un lugar en donde también parece cumplirse la hipótesis de que el desarrollo económico y cultural deviene, casi inevitablemente, en menor religiosidad de los ciudadanos.

 

7. Australia

En su historia política reciente los australianos tienen el mérito de haber elegido a una primer ministro, Julia Gillard, que en 2010, mientras aún era candidata, declaró abiertamente su ateísmo. En otros países este gesto sin duda le hubiera costado la elección, y quizá incluso su carrera política entera. No así en Australia, donde llegó al cargo y se mantuvo ahí hasta 2013.

 

8. Japón

Japón tiene fama de ser un país tradicionalista, pero también profundamente respetuoso. De acuerdo con el Índice Global de Religiosidad y Ateísmo, tres de cada 10 japoneses están convencidos de que no existe ningún tipo de deidad. Por otro lado, el singular desarrollo del pensamiento religioso en dicho país devino en la ausencia de instituciones, jerarquías o autoridades regidoras de la fe. “Pertenecer a una religión” es una idea un tanto extraña y acaso incomprensible en el imaginario japonés.