*

X

10 personajes históricos que afirmaron poseer poderes mágicos

Por: pijamasurf - 09/22/2015

Personajes históricos que participaron en la política de su tiempo y dejaron un legado en el cultivo de la magia

 desmagia_009

Hay que ser muy cuidadosos con lo que decimos, porque si un día de pronto te declaras mago a ti mismo, sin ningún conocimiento de lo que implica, puedes despertar un día y darte cuenta de que eso es justo lo que eres.
Alan Moore

 

En la historia del mundo la magia ha tenido diferentes formas y funciones, pero su presencia desde las antiguas sociedades del neolítico hasta los despachos de presidentes y jefes de Estado de hoy en día sigue contando una historia común: la búsqueda de un sistema de poder que permita transmutar la realidad para unos fines dados, que pueden ser espirituales o a la vez políticos. Aquí un breve recuento de los magos que por una u otra razón fueron figuras históricas destacadas de su época, cuyo legado en ocasiones desborda la anécdota y la leyenda.

 

1) Nicholas Flamel

El escriba Flamel es el arquetipo total del alquimista: se dedicaba a la redacción de manuscritos y dejó un fascinante libro sobre alquimia. La leyenda dice que un misterioso libro escrito en código (el cual fue capaz de descifrar) le mostró las instrucciones para crear la piedra filosofal y convertir el plomo en oro.

 

2) Roger Bacon

Uno de los científicos más prominentes del siglo XIV, desarrolló investigaciones en filosofía, óptica y mecánica. Como buen renacentista, formuló también la idea de los futuros autos, aviones y submarinos del siglo XX, y afirmaba tener una cabeza robótica gigante que podía responder cualquier pregunta que se le hiciera.

 

3) Michael Scot

Monje y erudito del siglo XIII, políglota, alquimista, astrónomo y amigo de Fibonacci, a quien ayudó a crear su célebre secuencia. Su alteridentidad era de cazador de brujas, exorcista y cazafantasmas para las cortes de varios reinos. Aparece en el Infierno de Dante, en el círculo reservado a los hechiceros.

 

4) William II de Soule

Noble escocés que entró a la corte inglesa en 1304 y participó en la guerra de independencia escocesa de 1314. Fue ejecutado por conspirar contra el rey. Supuestamente fue alumno de Michael Scot, quien lo ayudó a domar a un ayudante mágico llamado Robin Redcap, una especie de chalán demoníaco.

 

5) Rabbi Judah Loew ben Bezalel

Elegido rabino de Polonia en 1592, Judah fue una especie de luchador social que denunció el antisemitismo de su propia comunidad y defendió los derechos del ghetto. También creó un golem para defender Praga de los ataques de soldados romanos, un arma legendaria que cobra vida mediante la imposición de sílabas cabalísticas que permiten utilizar su fuerza --como una especie de Frankenstein judío.

 

6 y 7) John Dee y Edward Kelley

Dee era consejero de la reina Isabel, Kelley era un hábil médium que podía comunicarse con ángeles, cuyo lenguaje (el enoquiano, la lengua de Adán) logró descifrar. Dee era aprendiz de Kelley y, según la leyenda, los ángeles les ordenaron intercambiar esposas.

 

8) Baal Shem

Estuvo a punto de ser quemado en la estaca en Westfalia, por lo que decidió emigrar a Londres en el siglo XVIII. Sus muchos poderes legendarios lo hacen parecer una especie de superhéroe místico: salvó una sinagoga de las llamas al escribir una letra hebrea en una pared, no necesitaba comer y podía teletransportar objetos. También era conocido como Rabbi Hayyim Samuel Jacob Falk.

 

9) El conde de Saint Germain

Probablemente ni siquiera tenía un título de nobleza, pero este prolífico compositor y político distribuyó historias sobre sí mismo en cortes de Inglaterra y Francia acerca de su longevidad centenaria, su conocimiento para hacer un diamante enorme a partir de diamantes pequeños y haber profetizado la Revolución Francesa.

 

10) Aleister Crowley

El más cercano a nuestro horizonte temporal, Crowley sistematizó su sistema mágico a partir de las bases del Thelema, que permite a sus adeptos llamar espíritus, ver el futuro, consagrar lugares, realizar viajes astrales y desarrollar la sexualidad sagrada.

 

Vía io9

Los extraños empleos complementarios de grandes escritores (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 09/22/2015

Labores de limpieza, cartero en una universidad, burócrata o mecánico son algunos de los empleos a los que grandes escritores tuvieron que recurrir

 Leonid_Pasternak_-_The_Passion_of_creation

La musa se guarda en lugares inesperados. Lejos de las cantinas bohemias, los pretenciosos círculos de artistas y creadores o la decadencia autoimpuesta de filósofos y escritores, al parecer la inspiración, ese ansiado combustible de la creatividad, prefiere los lugares más comunes, esos rincones ordinarios por los que pocos apuestan.

La premisa anterior podría ayudarnos a entender un inusual fenómeno, común entre algunos de los más grandes escritores de la historia: recurrir a empleos complementarios que parecieran demasiado distantes a la imagen que popularmente tenemos de un escritor. Esto obviamente nos remite a la histórica dificultad financiera que implica abocarse a una vida creativa, pero si profundizamos un poco en su reflexión, entonces el fenómeno nos sugiere que la más lúcida inspiración se encuentra en los contextos menos "artísticos".

Al parecer, a partir de observar y experimentar estos entornos que emergen de la sencillez se puede extraer una materia prima preciosa para luego trasladarse al mundo de lo creativo e imprimir ahí, con grandiosa naturalidad, algunas de las manifestaciones más preciadas. Así que si quieres inspirarte bien pudieras tomar la mayor distancia posible de los contextos más obvios alrededor de la creatividad, y mejor entregarte a escenarios o actividades que aparentemente poco tendrían que ver con la vida de, por ejemplo, un buen escritor. 

A continuación presentamos un infográfico creado por Unplag, que ilustra esos extraños oficios en los que incurrieron algunos grandes de las letras. Por ejemplo, la faceta de Faulkner como cartero, de Vonnegut como vendedor de automóviles, de Stephen King haciendo labores de limpieza en una escuela o de J. D. Salinger orquestando dinámicas de entretenimiento a bordo de un crucero. En la mayoría de los casos estos empleos fueron previos a que estos autores alcanzaran la celebridad suficiente como para poder vivir de escribir, y quizá por eso no se incluye el caso de Kafka, quien pasó toda su vida en puestos burocráticos dentro de instituciones de seguros y gubernamentales. 

Por cierto, además de estos antecedentes laborales "antiartísticos", muchos escritores comparten también ciertos rituales para estimular la inspiración y lubricar la creatividad. Aquí puedes consultar algunos de los que ayudaron a gente como Ray Bradbury, William Burroughs, Neil Gaiman o Susan Sontag.

1big