*

X

Un extraño protocolo para lidiar con personas que experimentan un malviaje de LSD en conciertos de rock

Por: pijamasurf - 08/12/2015

Un extraño protocolo circulado por la seguridad de los conciertos de Grateful Dead trata a las personas que se malviajan en LSD como animales en un laboratorio

Fractal psicodélico. Photo: Wikimedia. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Fractal_Xaos_psychedelic.png

Fractal psicodélico. Foto: Wikimedia

Los conciertos de Grateful Dead fueron en los 60 y 70 unas de las más grandes reuniones de jóvenes en búsqueda de experiencias psicodélicas tonificadas por grandes cantidades de LSD, incluso dando lugar a una subcultura: los deadheads, sus fieles fans. 

Recientemente se publicó un extraño protocolo para lidiar con las personas que perdían el control en su búsqueda de experiencias fuera de lo común en estos conciertos. El panfleto salió a la luz pública como un reciente leak neoyorquino, que estaba originalmente dirigido al personal de seguridad para el concierto del grupo de rock Grateful Dead. El protocolo define dos tipos de situaciones probables entre los asistentes que estén bajo la influencia del LSD: los que vivirán una experiencia agradable y aquellos que vivirán una mala experiencia, conocida como malviaje o bad trip.

Grateful Dead's Security Sheet on how to deal with people on LSD leaks

Foto: Sam, Grateful Dead's Security Sheet on how to deal with people on LSD leaks. Twitter: @KaraokeMeltDown

El panfleto aparece en foto cual pedazo de papel arrugado y mal doblado y al leerlo, sinceramente, parece un 'instructivo' sobre cómo lidiar con un animal salvaje.

La premisa de dicho protocolo es que el personal de seguridad no toque a ningún asistente 'puesto' en LSD, ya que puede ser absorbido por el contacto piel con piel. También se recomienda evitar emplear el término ‘viaje’ para aquellas personas que se encuentren bajo los efectos del LSD y en cambio, referirse a esta situación como ‘respuesta psicodélica intensa’.

En cuanto a las personas que contarán con la suerte de caer en el primer tipo de viaje o ‘experiencia agradable’, el protocolo establece que deben ser monitoreadas pero no molestadas por el personal de seguridad. Se predice que dichas personas estarán "tranquilas, sentadas, en un estado de trance, bailando con movimientos de manos repetitivos y derroches de sensualidad" —¿de verdad?. Creo que resultará difícil 'distinguir' a los asistentes ácidos de las personas ‘felices en un concierto de su grupo favorito’, aunque es posible que también exista un protocolo para diferenciar estas dos ‘especies’ de asistentes.

Regresando al extraño instructivo, las personas menos afortunadas y víctimas del bad trip, los 'malviajados', se anuncian como personas potencialmente agresivas, capaces de poner en riesgo a los demás y a ellas mismas, invadiendo los espacios ajenos, mostrándose confundidos o desorientados y perdiendo capacidad de juicio, llegando hasta el exhibicionismo. A estos individuos se recomienda cercarlos de manera calmada, sin gritar y acorralarlos, para no inducir una reacción violenta de su parte.

Con tantas organizaciones especializadas en Estados Unidos, se preguntarán quién elabora dichos protocolos. La compañía, fundada en 1973, se llama Rock Medicine, y está formada por un grupo de paramédicos, enfermeras y voluntarios que manejan casos de malviajes en cualquier tipo de evento público, buscando garantizar la salud y bienestar de los asistentes, regresándolos a sus familias en un estado 'estable' y evitando conflictos con la ley.

Te podría interesar:

Conoce al extravagante 'monstruo de espagueti' que habita en el fondo del mar (VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/12/2015

Una criatura que semeja claramente una bola flotante de espagueti fue capturada accidentalmente en video por unos trabajadores en un pozo de petróleo

El mes pasado Internet se enamoró de los adorables “conejitos marinos”, unos seres que en realidad son babosas de mar (Jorunna parva) pero que se asemejan casi increíblemente a los conejos blancos, y eso bastó para que los japoneses, sobre todo, se infatuaran con ellos.

La criatura de este mes, sin embargo, en lugar de semejar un animal tierno parece una bola de espagueti flotante. Y también, por su alegoría visual con las cosas favoritas del hombre, ha causado sensación. La rara especie de Bathyphysa conífera se encontró hace poco en las profundidades del mar en Angola, a unos 1325m, cuando unos trabajadores de un pozo de petróleo llevaban a cabo su rutina de operación. Por supuesto, lo apodaron inmediatamente como el “monstruo de espagueti”.

Intrigados por la criatura, enviaron el video a Daniel Jones del Centro de Oceanografía Nacional de Southampton, en el Reino Unido, quien lo identificó como un sifonóforo, más precisamente, una especie de Bathyphysa conífera. Éstos pertenecen a un grupo de animales acuáticos que incluye corales y medusas (que son, por lo demás, los seres más extraños y alienígenas que hay en el planeta), y de ellos se han encontrado especies hasta de 40m de largo.

Basta echar un vistazo a estos animales del fondo del mar para recordar lo insólito y fantástico que es este planeta en el que vivimos, donde lo que podamos imaginar nunca será tan alucinante como la realidad.