*

X

Tomar café revierte los efectos nocivos del alcohol y previene el cáncer hepático

Por: Samuel Zarazua - 08/14/2015

Si tomas alcohol, existe un nuevo antídoto para evitarle daños a tu hígado: el café

capuccino

El café es el nuevo mejor amigo del hígado. Si bien es un hecho que la ingesta de tres o más bebidas alcohólicas por día se relaciona con un riesgo significativo de desarrollar cáncer hepático, el consumo regular de café puede contrarrestar los efectos del alcohol, protegiendo al hígado de desarrollo tumoral. Por cada taza de café al día el riesgo de desarrollar cáncer hepático baja 14%, de acuerdo al World Cancer Research Fund en 2015. 

El carcinoma hepático (CH) es el segundo tipo de cáncer con más incidencia en el mundo. Las predicciones de la American Cancer Society son alarmantes en Estados Unidos: más de 35 mil estadounidenses serán diagnosticados con la enfermedad en el año 2015 y más de 24 mil 500 morirán de CH en este año.

Los resultados fueron publicados en el Liver Cancer Report en marzo de 2015. Los investigadores llevaron a cabo un estudio metaanalítico, sintetizando e interpretando datos de 34 reportes científicos, sumando un total de 24 mil 600 casos de CH y un total de 8 millones de individuos (hombres y mujeres) analizados. Los datos confirman que el consumo de tres o más bebidas alcohólicas por día aumenta significativamente el riesgo de desarrollar CH. Sorprendentemente, la ingesta diaria de café parece revertir el daño del alcohol al hígado. 

Los mecanismos protectores del café no están claros, pero se sospecha que están relacionados con que mitiga la inflamación. El artículo concluye que "el café y su extracto son capaces de reducir la expresión de genes involucrados en los procesos inflamatorios, especialmente en el hígado".

El estudio en cuestión demostró una gran riqueza analítica y cantidad de datos, pues además del café se analizaron datos relativos a la dieta, el peso corporal y la actividad física, para comprender qué papel juega cada uno de esos factores en el desarrollo de CH. Además, este estudio comprueba que un análisis y recopilación exhaustivos de datos científicos ya existentes (lo que se conoce como metaanálisis) es suficiente para hacer nuevos y sólidos descubrimientos.

Aunque las propiedades curativas del café ya se habían destacado en el caso de la enfermedad de Parkinson, el Alzheimer y la esclerosis múltiple, ahora el café parece ser el mejor antídoto para revertir los efectos nocivos del alcohol. Al parecer, despertar con una taza de café nunca había sido tan saludable como hoy.

Te podría interesar:

Los fans del heavy metal son más felices que los que escuchan otro tipo de música

Por: pijamasurf - 08/14/2015

Un estudio sobre los metaleros de los 80 encontró que ahora son adultos mucho más adaptados y alegres que los que escuchaban otro tipo de música

res_15451

Al estereotipo del metalero se lo asocia con lo brutal, lo agresivo, lo oscuro y con lo que esencialmente se sale del decibel del bienestar común. Antes, oficiales del gobierno y padres de familia declaraban su preocupación de que grupos como Carcass y Metallica estaban incitando a los jóvenes a una oscuridad moral y espiritual, incluyendo la adoración del Demonio. Es decir, estaba (y aún está) asociado justo con lo opuesto al paradigma cultural de la felicidad. Pero un nuevo estudio encontró que los metaleros de los 80 “fueron significativamente más felices en su juventud, y actualmente están más acomodados” que el resto de su generación e incluso sus compañeros universitarios.  

Es una muy simpática paradoja si tomamos en cuenta que los metaleros, que son casi caricaturescamente la antítesis del #behappy, terminan siendo los más científicamente felices y funcionales de todos, lo cual es, desde luego, una crítica categórica a los estereotipos new age de la felicidad.

“Los entusiastas del metal a menudo experimentaban sexo traumático y riesgoso, drogas y vidas viciadas” reporta el estudio liderado por la Universidad Humboldt State. “Sin embrago, la identidad metalera también sirve como un factor protector contra resultados negativos”.

En un experimento que llevaron a cabo, los encuestadores hallaron que “sin importar los retos que conllevaban algunos eventos adversos en la juventud, los amantes y los músicos de metal reportaron niveles de felicidad significativamente mayores en su juventud”. También encontraron que tenían mucho menos arrepentimientos de cosas que hicieron cuando jóvenes, y resultaron ser adultos altamente funcionales.  

Los fans y los músicos del heavy metal sienten una hermandad en la comunidad del metal, una manera de experimentar emociones desbordadas con personas afines. Este sentimiento de libertad de expresión y de pertenencia es lo que afianzó una madurez sana y alegre en los metaleros. Alguna vez Quiet Riot dijo que “el heavy metal te volverá loco”; ahora sabemos que, si lo hace, es una locura mucho más recomendable que tantas otras.