*

X

Santuarios de libros: las bibliotecas más hermosas del mundo (FOTOS)

Por: Samuel Zarazua - 08/22/2015

En plena era digital, estas son las majestuosas edificaciones de madera usadas para resguardar montones de piel y celulosa

 Demasiados-libros

La escritura, la imprenta y los libros nos han acompañado en la incansable labor de descifrar el mundo y la naturaleza. Tomar un libro en la mano es contener un objeto sensorial y tangible, algo que no ocurre cuando escroleamos la pantalla.

La biblioteca fue y sigue siendo, desde la era predigital —e incluso mucho antes de la era moderna, un centro de empoderamiento donde se hallan los libros que se han impreso desde hace siglos a la fecha y que guardan memoria de las grandes mentes de la humanidad y de los pensamientos que han superado el paso del tiempo.

“En el principio fue el Verbo, la palabra, y la palabra está con Dios. El Verbo es Dios…” (San Juan dixit). El libro, las ‘sagradas escrituras’, la documentación de la historia, el avance científico y en las artes y la comunicación en la civilización occidental se dan gracias a los libros.

Según Jonathan Glancey, las bibliotecas se han erigido para guardar los preciados manuscritos y montones de celulosa encuadernada en lomos de piel. Después hubo que cuidarlos de la intemperie y los insectos. Aquí presentamos las mejores edificaciones bibliotecarias según la BBC de Londres.

La Tripitaka Koreana, vasta colección de escrituras budistas, siglo XIII. Fotos: Will Pryce/Thames & Hudson

New York Public Library

 Biblioteca pública de Nueva York 

At Berlin’s Humboldt University

Centro Jacob y Wilhelm Grimm 

Library at the Glasgow School of Art

Biblioteca de la Glasgow School of Art 

Jürgen Engel’s National Library of China in Beijing

 Biblioteca Nacional de China, de Jürgen Engel, en Beijing 

George Peabody Library at Johns Hopkins University in Baltimore

Biblioteca George Peabody  de la Johns Hopkins University en Baltimore 

Brandenburg Technical University in Cottbus, Germany

Brandenburg Technical University en Cottbus, Alemania

The highly ornamented library of Altenburg Abbey in lower Austria Biblioteca de Altenburg Abbey en Austria 

Berlin’s State Library.

Biblioteca en Berlín

The Long Room of Trinity College Library in Dublin

Biblioteca del Trinity College en Dublín

Algunos creían que la era digital exterminaría las bibliotecas. No obstante, aún podemos ver colecciones como la de El Escorial en España o la de Trinity College en Dublín.

The Library: A World History de James W. P. Campbell, con fotografías de Will Pryce, es un libro que documenta 82 bibliotecas en 20 países. Para unos, las bibliotecas son reflector de la producción contemporánea de volúmenes, y escaparate del conocimiento. Para otros son la segunda casa, lugares ‘románticos’ para conocer al ‘amor de la vida’, templos de investigación o sets de películas de detectives y asesinos seriales, todo ello envuelto en el imaginario colectivo en torno a la arquitectura de papel y tinta, sobre las magníficas edificaciones que la resguardan, como la Biblioteca George Peabody en Baltimore o la Biblioteca Nacional de China.

Te podría interesar:

Descubren el histórico Huey Tzompantli de México-Tenochtitlan

Por: pijamasurf - 08/22/2015

Arqueólogos encuentran un importante altar de cráneos que aparecía en relatos de Tenochtitlan hechos por cronistas de la Nueva España
[caption id="attachment_99188" align="aligncenter" width="576"]inah1 Imagen: http://www.inah.gob.mx/boletines/545-descubren-el-gran-tzompantli-de-mexico-tenochtitlan[/caption]

El INAH informó sobre el descubrimiento del que parece ser el gran altar de cráneos de México-Tenochtitlan que había sido descrito por cronistas de la Nueva España. En la calle de Guatemala, en la ciudad de México, una excavación halló "una plataforma rectangular con una longitud estimada en más de 34m, en la que había, en su núcleo, un elemento circular elaborado de cráneos humanos unidos con argamasa de cal, arena y gravilla de tezontle". Esta descripción coincide con los registros de los códices que se tiene del llamado Huey Tzompantli.

“Es un muro de tezontle con un recubrimiento de estuco y piso de lajas, orientado de norte a sur, que presentaba asociados mandíbulas y fragmentos de cráneos dispersos sobre la plataforma y un elemento circular elaborado de cráneos humanos unidos con argamasa, de los cuales preliminarmente pueden observarse 35, pero consideramos que deben ser  muchos más”, dijo Raúl Barrera, uno de los arqueólogos que lideran la investigación. El Tzompantli pertenece aparentemente a la sexta etapa constructiva del Templo Mayor (1486-1502). También se encontraron 35 cráneos, pero se cree que podría haber muchos más asociados a este espacio sagrado. Barrera añadió:

Lo importante es que ya se tiene la ubicación precisa del Templo de Ehécatl, el Juego de Pelota y en particular del Tzompantli, citado en las fuentes históricas por los conquistadores, como Hernán Cortés, Bernal Díaz del Castillo y Andrés de Tapia, así como por frailes y cronistas entre los que se encuentran Bernardino de Sahagún, Francisco López de Gómara, José de Acosta y Hernando Alvarado Tezozómoc, entre otros, porque nos están mostrando la estrecha relación que existe entre estos edificios y el Templo Mayor.

Eduardo Matos Moctezuma, otro de los arqueólogos involucrados, apuntó que fray Bernardino de Sahagún había mencionado la existencia de varios tzompantlis y dos juegos de pelota: "Por su ubicación, creemos que se trata del Huey Tzompantli, es decir, el Tzompantli mayor de Tenochtitlan. Esta estructura tenía un simbolismo específico y muchos de estos cráneos podrían ser de enemigos de los mexicas que eran capturados, sacrificados y decapitados, como una advertencia de su poderío”. Los tzompantli eran los empalizados donde se colgaban las cabezas utilizadas por los sacrificios; la palabra significa "hilera de cráneo" o también, "árbol de cráneos".