*

X

Nueva evidencia de que América fue poblada por migrantes de Oceanía

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/17/2015

Un estudio comparativo entre el genoma de nativos americanos y de islas de Oceanía descubre semejanzas que, sin embargo, plantean más preguntas que respuestas
AhuTongariki

Imagen: Makemake (Wikipedia Commons)

Hasta ahora, la idea más aceptada sobre los flujos migratorios que poblaron el continente americano asegura que, en su mayor parte, estos provinieron de la Asia y la zona oriental de Rusia al cruzar el Estrecho de Bering hacia Alaska durante la última gran glaciación, hace casi 15 mil años.

Esto, sin embargo, puede ser cierto para el origen demográfico de América del Norte, ¿pero qué sucede con la zona sur? Incluso por sentido común es posible suponer que había otras rutas más directas para arribar a esas regiones, o que la ruta de Bering no podía ser la única fuente de migración para el continente entero.

Siguiendo estas suposiciones, investigadores de la Universidad de Harvard analizaron recientemente el genoma de indígenas de Sudamérica para compararlo con el de nativos polinesios, melanesios y de otras zonas de Oceanía. Entre otros antecedentes, los científicos contaban con el caso del hombre de Kennewick, un esqueleto encontrado en 1996 en dicha ciudad de Washington, Estados Unidos, cuya antigüedad ronda los 10 mil años y el cual, conforme se analizó, reveló un origen genético distante de los antepasados europeos que pudieron haber llegado por el Estrecho de Bering: varios indicios apuntaban más bien hacia las islas de Oceanía.

En este sentido, David Reich y otros colegas emprendieron el estudio comparativo mencionado y, en efecto, en el caso de personas pertenecientes a tribus del Amazonas y otras regiones de América del Sur, el genoma presenta menos material genético compartido con personas de origen asiático o europeo y más con individuos que actualmente habitan en las islas Andamán y Nueva Guinea.

Con todo, que el genoma de indígenas americanos tenga material genético tanto de Europa y Asia como de Oceanía plantea un dilema al respecto: es posible, en efecto, que esto sea prueba de que fueron varias las olas migratorias que poblaron el continente; sin embargo, también podría ser que el camino que siguieron algunas de estas fuera aún más sinuoso, al llevar a nativos austronesios y melanesios de las regiones tropicales a las boreales de Siberia y Chukotka, de donde pasaron junto con otros a América. Esta última idea, por complicada, podría ser improbable, pero no imposible.

¿Existirá un resto fósil que otorgue una respuesta definitiva?

Te podría interesar:

Detectan estrella con objetos rodeándola "como los que una antigua civilización podría construir"

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/17/2015

Una estrella entre Lira y Cisne parece exhibir un diseño inteligente. KIC 8462852 ha sido llamado "el astro más misterioso del universo"

Exp.1_Act.3_Fig.7.cygnus_starfield

Utilizando el telescopio Kepler para sondear las profundidades del espacio, un grupo de científicos ayudado por investigadores ciudadanos (o astrónomos amateurs) que han procesado enormes cantidades de data (luces de astros distantes) ha identificado una estrella anómala que está provocando gran interés.

La estrella KIC 8462852 ha sido ubicada entre las constelaciones Cisne y Lira y al parecer emite luz a un ritmo irregular, lo cual sugiere a los astrónomos que contiene en su órbita un número de objetos extraños. Estos objetos podrían ser cometas, pero una disposición así no ha sido observada en más de 150 mil estrellas analizadas por el equipo encargado del Kepler. Mientras tanto, algunos científicos creen que podría tratarse de una órbita artificial diseñada por una civilización extraterrestre.

Jason Wright, de la Penn State University, se encuentra trabajando en una hipótesis alternativa del patrón de luz. Wright cree que este patrón es consistente con un "enjambre de megaestructuras" que podrían ser una ingeniería de recolección de energía. Tal vez una civilización más avanzada ha implementado un método para aprovechar la energía de su estrella madre. "Los extraterrestres deben de ser la última hipótesis a considerar, pero esto parece algo que una civilización extraterrestres haría". 

Wright y sus colegas entrarán en una fase más detallada de análisis de las ondas de radio emitidas desde KIC 8462852, utilizando un telescopio en Nuevo Mexico. Por el momento sólo queda mirar hacia estas constelaciones e imaginar que tal vez en ese espacio en el cosmos existen seres inteligentes, aunque quizás existan también inteligencias inimaginables en cualquier lugar del firmamento hacia el cual miremos.