*

X

Ilustraciones nauseabundamente profundas muestran nuestra desoladora realidad

Por: Samuel Zarazua - 08/26/2015

La huella de la enajenación global: persiguiendo el placer personal, adictos a todo tipos de nimios estímulos, en el materialismo rampante, hipnotizados por las máquinas de infotainment

En el mundo del capitalismo, la persecución del dinero, los lujos y el consumismo, es el camino que el sistema social tiene reservado para los aspirantes de esa maquinaria. Consumismo rapaz en el capitalismo salvaje, sociedad de entretenimiento y espectáculo, psicópatas millonarios sin escrúpulos, desinformación, sinsentido, shitty jobs, ciudades sobrepobladas y devastación ambiental son algunos de los temas representados en estas ilustraciones.

He aquí algunos de estos cócteles Molotov de la mente.

 bleaksd9fsdfsdffffffffffff

sfdsjkdfjsdjfsjdfkjlkljsdjfjsdjlfjksldfksdfs

bleak14sfsdfsdfsdfsdfsdf

bleak13sdfsdfsdfsdfsdf

bleak12sdfsdfsdfsdfsdfsd

bleak6kjhkjhkhkh

bleak8jnjkhkhlhkhkh

bleak11sdfsdfsdfsdfdsf

bleak2jhjkhkhkhh

 

bleak3jhkjhkhkjhkh

bleak5jjkhjkhkhkh

 

bleak1sdfdfdfsdfsdf

 

 

Te podría interesar:

Estudiante alemana cambia su departamento por un pase ilimitado de tren

Por: pijamasurf - 08/26/2015

La joven Leonie Müller decidió vivir en un tren, y parece estar muy feliz haciéndolo

Haare1

Leonie Müller tiene mucho por qué sonreír. Esta joven alemana ha decidido dejar su apartamento, con una renta de 450 dólares al mes (y un gruñón casero), para comprar un pase mensual de 380 dólares que le permite viajar ilimitadamente en los trenes alemanes. Müller aprovechó esa inflexión para hacer su tesis universitaria sobre su vida en movimiento semipermanente en los trenes, desde donde escribe sus trabajos escolares a más de 100 km/h y se baña y asea. 

La joven de 23 años ha sido objeto de atención por parte de la prensa de su país, según explica el blog Boing Boing, ya que su caso sui géneris ha sido recibido con fascinación.

Müller señala que parte del truco es tener audífonos que cancelan el ruido; así, envuelta en la música y observando los cambiantes paisajes, la vida es mejor. "Leo, escribo, veo a través de la ventana y conozco gente amable todo el tiempo. Siempre hay algo que hacer en un tren". Sí, un tren para un espíritu curioso y despierto es mejor que un departamento, que después de todo está plantado inmóvil en una ciudad. Vivir de viaje, si se tiene la energía para hacerlo. ¿Qué cosa más estimulante puede haber?

Además, con los 70 dólares que se ahorra de la renta puede vivir (casi) como una reina de los trenes.