*

X

Estudio confirma la relación entre neurosis y creatividad

Por: pijamasurf - 08/31/2015

Ser neurótico no es sencillo pero, según este estudio realizado en Londres, dicha personalidad conlleva varias cualidades creativas
Vincent_Willem_van_Gogh_002

Imagen: Vincent Van Gog, "Anciano afligido" (Wikimedia Commons)

Incluso popularmente existe cierta tendencia a asociar la creatividad con un estado de ánimo atormentado, pesaroso, neurótico, diríamos en una terminología un poco más reciente y un poco menos cercana al romanticismo en donde se consolidó esta manera de considerar a artistas, filósofos, escritores y en general toda aquella persona en quien parece ser que la intensa actividad mental que exige su disciplina está acompañada del pensamiento incesante en todas las otras áreas de su vida.

Esto, que podría parecer una coincidencia cultural, podría ser más bien una cualidad profundamente enraizada en la psique humana. O eso es lo que sugiere una investigación realizada recientemente en el King’s College de Londres y dirigida por Adam Perkins, especialista en la personalidad humana. Según declaró Perkins al diario inglés The Independent, uno de los principales objetivos de este estudio fue mostrar que “si bien ser altamente neurótico es desagradable por definición, también tiene beneficios creativos”. Entre otros aspectos negativos, el investigador retoma la teoría de los cinco grandes tipos de personalidad, en la cual la neurosis está caracterizada por emociones como la angustia, el miedo, la preocupación, la frustración, la envidia y la soledad.

Para probar dicha hipótesis, Perkins y su equipo observaron el cerebro de personas que previamente analizaron para medir su grado de neurosis. En aquellas calificadas como profundamente neuróticas, se notó la activación de un “botón de pánico” en la amígdala, la parte de nuestro cerebro en donde se regulan casi todas las emociones y la cual, en el caso específico del miedo, se conjuga con el córtex prefrontal para desatar una respuesta potente ante un estímulo que se percibe como amenaza.

¿Qué tipo de respuesta? Eso es lo interesante, porque en buena medida, por la participación del córtex prefrontal, se trata de una reacción esencialmente imaginaria. Ante el miedo, el cerebro de los neuróticos responde con imaginación: suponiendo lo peor, recordando lo que sucedió en una situación similar, profetizando, escuchando la voz de la madre (como si se tratara de una secuencia de Woody Allen) o alguna otra opción pero decididamente no la de considerar sólo la realidad. Esa, no sin cierto ánimo paradójico, es la creatividad que Perkinks y su equipo atribuye a los neuróticos.

El problema, quizá, es que se trata de un poder imaginativo difícil de encauzar, una fuerza que se tiene pero que, como el mismo estudio lo muestra, surge en condiciones específicas, no necesariamente delante de un lienzo o una página en blanco. Pero si pudiera ser así, ¿estaríamos rodeados más de artistas que de neuróticos?

 

También en Pijama Surf: La relación entre la ansiedad y la creatividad según Kierkegaard

Este algoritmo te puede decir si una persona es esquizofrénica

Por: pijamasurf - 08/31/2015

Un estudio reciente halla que un análisis algorítmico de palabras es casi infalible al determinar si una persona va a tener un episodio psicótico

 mind-and-brain

Aunque el lenguaje del pensamiento es deliberado, la experiencia real de tener pensamientos suele ser pasiva. Los pensamientos ocurren repentinamente y escapan sin previo aviso.

La mayoría de las veces, las personas no se fijan ni dan seguimiento a la manera en que estos flujos de pensamiento suceden. Sin embargo, en psiquiatría se presta mucha atención a tales complejidades. Por ejemplo, el pensamiento desorganizado, evidenciado por los patrones de inconexiones en el habla, se considera un sello característico de la esquizofrenia.

Varios estudios realizados a jóvenes con riesgo han encontrado que los médicos son capaces de adivinar con exactitud impresionante si un paciente padece o no esquizofrenia; los mejores modelos predictivos rondan el 79%.

Al parecer una computadora puede hacerlo mucho mejor, según un estudio publicado el miércoles pasado por investigadores de la Universidad de Columbia, el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York y el Centro de Investigaciones IBM T. J. Watson. En este artículo, publicado en la revista NPJ Schizophrenia, los investigadores relatan cómo utilizaron un programa de habla y el análisis automatizado para diferenciar correctamente (con 100% de precisión) entre los jóvenes en situación de riesgo que desarrollaron psicosis en un período de 2 años y medio y los que no lo hicieron.

El modelo de ordenador también superó a otras tecnologías de detección avanzadas, como los biomarcadores de neuroimagen y los EEG que graban la actividad cerebral.

"En nuestro estudio, encontramos que el mínimo de coherencia semántica en el flujo del significado de una frase a otra era característico de los jóvenes en situación de riesgo que luego desarrollaron psicosis", dijo Guillermo Cecchi, investigador del Centro IBM, en un correo electrónico.

"No fue la media. Lo que esto significa es que en más de 45 minutos de entrevista, estos jóvenes tenían al menos una interrupción discordante en el significado de una frase a otra. Como entrevistador, si mi mente vaga brevemente, puedo perderme de cosas verdaderamente importantes. En cambio con un ordenador no habría este error”.

Los investigadores utilizaron un algoritmo para erradicar este tipo de "interrupciones discordantes" en el habla de un modo más ordinario.

Si bien el estudio concluye que el procesamiento del lenguaje parece revelar "cambios de estado mentales clínicamente relevantes y sutiles en la psicosis emergente", su trabajo plantea varias cuestiones pendientes.

También se está trabajando para contextualizar lo que estos hallazgos podrían significar más ampliamente: "Sabemos que el trastorno del pensamiento es una función del núcleo inicial de la esquizofrenia evidente antes de inicio de la psicosis", dijo Cheryl Corcoran, profesora asistente de psiquiatría clínica de la Universidad de Columbia:

La principal pregunta es entonces: ¿Cuáles son los mecanismos cerebrales que subyacen a esta anormalidad en la lengua? ¿Y cómo podríamos intervenir para abordarlos y posiblemente mejorar el pronóstico? ¿Podemos mejorar los problemas de lenguaje concurrentes y la función de los niños y adolescentes en situación de riesgo, y, o bien prevenir la psicosis o al menos modificar su curso?

"Es mejor caracterizar un componente conductual de la esquizofrenia, lo cual puede llevar a una mejor comprensión de las alteraciones en los circuitos neuronales que subyacen al desarrollo de estos síntomas", dijo Gillinder Bedi, profesor asistente de psicología clínica de la Universidad de Columbia:

Si el análisis del discurso podría identificar a las personas con mayor probabilidad de desarrollar esquizofrenia, esto podría permitir el tratamiento preventivo más específico antes de la aparición de la psicosis, lo que podría retrasar el surgimiento o reducir la gravedad de los síntomas que hacen desarrollar la enfermedad.

Como Cecchi señala, el análisis de la computadora en el centro del estudio no incluye características acústicas como la entonación, la cadencia o el volumen de pensamiento, todos ellos rasgos que podrían ser significativos para interpretar el patrón de habla de una persona: "Hay una limitación más profunda, relacionada con nuestra comprensión actual de la lengua y la forma de medir la magnitud de lo que se expresa y se comunica cuando la gente habla entre sí, o escribe", afirma el autor:

Las características discriminatorias que identificamos son todavía una descripción muy simplificada del lenguaje. Por último, mientras que el lenguaje ofrece una ventana única hacia la mente, todavía es sólo un aspecto de la conducta humana y no puede sustituir totalmente una estrecha observación e interacción con el paciente .