*

X

El misterio del Lago Azul: nadie conoce su profundidad ni dónde surge el agua que lo alimenta (FOTOS + VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/02/2015

Varios buzos han arriesgado la vida en búsqueda del punto máximo de este lago situado en Chereski, en la república rusa de Kabardino-Balkaria
lago

Imagen: YouTube

En el folclor europeo, los lagos son lugares misteriosos por sí mismos. De ninfas y ondinas al monstruo del lago Ness, las criaturas fantásticas que pueblan estos cuerpos de agua dan cuenta de ese poderoso atractivo imaginativo que ejercen sobre la mente humana.

A veces, sin embargo, dicha elucubración tiene un sustento real, como en el caso del lago que se encuentra en la república rusa de Kabardino-Balkaria, en la región norte del Cáucaso, el cual es aún un desafío para científicos y exploradores que se han sumergido en sus aguas buscando, hasta ahora infructuosamente, el punto exacto  de donde mana el agua que lo nutre.

De acuerdo con RT, el lago destaca por sus enormes paredes escarpadas de piedra caliza, las cuales lo hacen un enorme pozo cuya profundidad tiene fama de inalcanzable. Su longitud es de 235m, su anchura de 130m y su profundidad máxima se calcula en 258m. Por ser un lago kárstico (producto de la erosión ácida), en sus aguas no nadan peces de ningún tipo.

 

A la búsqueda de su profundidad efectiva está ligada una historia trágica: la de los buzos Martin Robson y Andréi Rodiónov, quienes intentaron alcanzar el fondo en 2012. Rodiónov murió en la expedición luego de que su equipo de respiración no soportó la presión exterior. Para honrar a su compañero, Robson propuso una segunda expedición para encontrar la cueva donde se cree que podría estar el manantial desde donde fluye el agua, pero después de 9 horas buceando comenzó a experimentar el síndrome de descompresión, con tal severidad que tuvo que ser operado de emergencia.

556c4341c46188b77f8b459c

Imagen: kbrdiving.ru / Dmitry Vinogradov

 

556c398ac46188827f8b456c

Imagen: facebook.com / Viktor Lyagushkin

¿Será que, después de todo, como en ciertas historias remotas, el misterio esté unido indeleblemente al destino del lago?

Te podría interesar:

El infame experimento de la prisión de Stanford llega a la pantalla grande (VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/02/2015

El viejo adagio reza que el poder absoluto corrompe absolutamente; este experimento, ahora convertido en película, parece demostrar justo eso

El experimento de la prisión de Stanford conducido por el psicólogo Phil Zimbardo es uno de los referentes esenciales de la psicología social, así como uno de los intentos más radicales por analizar desde un punto de vista científico las relaciones de poder y el papel que juega el rol social en el comportamiento de los individuos. Y este año, el experimento llegará a la pantalla grande.

La historia podría resumirse como cualquiera de los estudios de los que solemos hablar para demostrar tal o cual cosa sobre el comportamiento humano: en 1971, 24 estudiantes de la universidad de Stanford (todos hombres) aceptaron participar en un experimento de comportamiento social, donde cada uno sería o bien un guardia de prisión o bien un prisionero. La prisión estaría en el sótano de la universidad. Hasta aquí todo bien.

El problema es que, poco a poco, los papeles comenzaron a apoderarse de los participantes. Los "guardias" empezaron a comportarse como guardias, y los prisioneros también. Los abusos verbales y el trato ofensivo pronto amenazaron con tornarse en violencia física, y la respuesta emocional de los participantes estuvo cerca de salirse de control, incluyendo a Zimbardo mismo, quien tenía el papel de superintendente de la prisión del condado de Stanford. El experimento se llevó a cabo entre el 14 y el 20 de agosto de 1971, y fue detenido antes de que los guardias abusaran físicamente de los "prisioneros".

Resta preguntare si el tratamiento de Hollywood logrará quitarle su perturbadora aura de maldad a la documentación clásica del experimento de la prisión de Stanford, que, sobra decir, ha sido uno de los más polémicos en la historia de la psicología. También es posible que The Stanford Prison Experiment logre captar el lento desfase psicológico de una mente seducida poco a poco por el poder. Aquí algunas imágenes del experimento original: