*

X

El estrambótico templo abandonado en forma de gallina en la selva de Indonesia (VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/19/2015

Este monumento a la rareza está abandonado en la selva de Indonesia desde hace 15 años

 im

El amor por lo ridículo es un pulso cultural que nos ha acompañado a lo largo de la historia. Si bien los criterios para definir qué es ridículo y qué es ordinario, incluso cotidiano, son relativos, de vez en cuando nos encontramos con manifestaciones que a todas luces tributan la rareza como una máxima existencial.

Inmersa en la selva de Indonesia, en la provincia de Magelang, se erige una de las construcciones más estrambóticas que se hayan registrado. Se trata de un monumental templo, el Gereja Ayam o "Iglesia del Pollo", que guarda la figura de una monumental ave de esta especie.   

El edificio fue construido por Daniel Alamsjah, en respuesta a una “visión divina” que tuvo y que tradujo como un llamado a edificar esta especie de templo en forma de paloma (aunque al colocarle una corona que se asemeja a la cresta de una gallina, termino conociéndose como "Iglesia del Pollo"). El lugar fungió, hasta hace 15 años que entró en desuso, como un refugio para viajeros de cualquier religión que necesitaran cobijo, mientras que otra área se utilizaba como centro de rehabilitación y terapia para la gente de los alrededores.

Actualmente el sitio se encuentra abandonado aunque recibe la visita de cientos de curiosos, y la selva indonesia parece haber reclamado el extravagante templo, como una especie de tributo. 

Santuarios de libros: las bibliotecas más hermosas del mundo (FOTOS)

Por: Samuel Zarazua - 08/19/2015

En plena era digital, estas son las majestuosas edificaciones de madera usadas para resguardar montones de piel y celulosa

 Demasiados-libros

La escritura, la imprenta y los libros nos han acompañado en la incansable labor de descifrar el mundo y la naturaleza. Tomar un libro en la mano es contener un objeto sensorial y tangible, algo que no ocurre cuando escroleamos la pantalla.

La biblioteca fue y sigue siendo, desde la era predigital —e incluso mucho antes de la era moderna, un centro de empoderamiento donde se hallan los libros que se han impreso desde hace siglos a la fecha y que guardan memoria de las grandes mentes de la humanidad y de los pensamientos que han superado el paso del tiempo.

“En el principio fue el Verbo, la palabra, y la palabra está con Dios. El Verbo es Dios…” (San Juan dixit). El libro, las ‘sagradas escrituras’, la documentación de la historia, el avance científico y en las artes y la comunicación en la civilización occidental se dan gracias a los libros.

Según Jonathan Glancey, las bibliotecas se han erigido para guardar los preciados manuscritos y montones de celulosa encuadernada en lomos de piel. Después hubo que cuidarlos de la intemperie y los insectos. Aquí presentamos las mejores edificaciones bibliotecarias según la BBC de Londres.

La Tripitaka Koreana, vasta colección de escrituras budistas, siglo XIII. Fotos: Will Pryce/Thames & Hudson

New York Public Library

 Biblioteca pública de Nueva York 

At Berlin’s Humboldt University

Centro Jacob y Wilhelm Grimm 

Library at the Glasgow School of Art

Biblioteca de la Glasgow School of Art 

Jürgen Engel’s National Library of China in Beijing

 Biblioteca Nacional de China, de Jürgen Engel, en Beijing 

George Peabody Library at Johns Hopkins University in Baltimore

Biblioteca George Peabody  de la Johns Hopkins University en Baltimore 

Brandenburg Technical University in Cottbus, Germany

Brandenburg Technical University en Cottbus, Alemania

The highly ornamented library of Altenburg Abbey in lower Austria Biblioteca de Altenburg Abbey en Austria 

Berlin’s State Library.

Biblioteca en Berlín

The Long Room of Trinity College Library in Dublin

Biblioteca del Trinity College en Dublín

Algunos creían que la era digital exterminaría las bibliotecas. No obstante, aún podemos ver colecciones como la de El Escorial en España o la de Trinity College en Dublín.

The Library: A World History de James W. P. Campbell, con fotografías de Will Pryce, es un libro que documenta 82 bibliotecas en 20 países. Para unos, las bibliotecas son reflector de la producción contemporánea de volúmenes, y escaparate del conocimiento. Para otros son la segunda casa, lugares ‘románticos’ para conocer al ‘amor de la vida’, templos de investigación o sets de películas de detectives y asesinos seriales, todo ello envuelto en el imaginario colectivo en torno a la arquitectura de papel y tinta, sobre las magníficas edificaciones que la resguardan, como la Biblioteca George Peabody en Baltimore o la Biblioteca Nacional de China.