*

X

Hombre intenta recaudar 1.6 mil millones de euros vía crowdfunding para rescatar a Grecia

Por: pijamasurf - 07/01/2015

¿Realmente es posible rescatar financieramente a Grecia y liberar a su población de la tiranía de la economía internacional?

32524-1cjr5yq

Al tiempo que Grecia excede el plazo para pagar su deuda al Fondo Monetario Internacional, un joven británico llamado Thom Feeney ha lanzado una campaña en Indiegogo para ayudar a los griegos con 1.6 mil millones de euros. En un principio esto parece una broma, pero en 2 días la campaña lleva más de 500 mil euros. Esta cantidad podría ser prueba de que la gente está ansiosa de ayudar; como dice Feeney, "el pueblo resolviendo los problemas del pueblo" y dejando a los políticos su cabildeo y retórica. Aunque también es probable que la gente ha prometido ayudar simplemente porque es tan poco plausible que se logre la cifra que es una especie de ayuda imaginaria, sin riesgos de realmente gastar dinero, además de generar un buen post para compartir en sus redes sociales. Sería interesante tener una cifra más realista y utilizar ese dinero no para rescatar financieramente a Grecia, sino para dar el dinero al pueblo y no a los bancos... ver hasta qué punto realmente el crowdfunding puede tener efectos importantes.

Según Thom Feeney, si cada miembro de la eurozona aporta 3 euros --lo que cuesta una ensalada griega-- se podría cumplir la meta de los 1.6 mil millones de dólares. Aunque esto suena bien y es ciertamente loable, como explica el sitio Zero Hedge, la cifra, de suyo difícil de alcanzar, es, sin embargo, anodina si lo que se quiere es realmente liberar a los griegos de su deuda. Los 1.6 mil millones de euros son lo que necesita Grecia para poder permanecer en el programa de rescate financiero y cubrir su deuda al Fondo Monetario Internacional. Para saldar completamente su deuda con la Troika así como con instituciones privadas, Grecia debe pagar en total 275 mil millones de euros. Por si eso fuera poco, "ni un centavo de los 1.6 millones de euros vencidos, ni un centavo tampoco de los 275 mil millones de euros llegará al pueblo griego. De hecho los que verían dinero de esta campaña solamente serían los banqueros, el Fondo Monetario Internacional y los burócratas no electos de la Comisión Europea".

Greek payments

Es absurdo, frustrante, esclavizante, etc. Para rematar, lo peor de todo es que casi nada del dinero que se ha prestado a Grecia ha ido a Grecia. Explica el economista Joseph Stiglitz: "Se ha ido a pagar a los acreedores del sector privado --incluyendo bancos alemanes y franceses. Grecia ha recibido una miseria, pero ha pagado un alto precio para preservar el sistema bancario de estos países. El FMI y otros acreedores "oficiales" no necesitan el dinero que demandan. Bajo su modo de operación de negocios, el dinero recibido de todas maneras seguramente sería prestado otra vez a Grecia". Stiglitz concluye que el fondo de la crisis de la deuda en Grecia no es el dinero, es la ideología política del país y su negativa a alinearse con la política económica europea. 

 

 

Te podría interesar:

¿Qué sentirías si tus médicos te insultaran cuando estás bajo anestesia? Este hombre los demandó y ganó

Por: pijamasurf - 07/01/2015

La salud de los pacientes depende también de la confianza que puedan poner en quienes son responsables de ayudarlos en momentos de enorme vulnerabilidad

447871_1280x720

Estar tendido en una mesa de operaciones es una de las experiencias más desagradables que pueden existir; de no ser porque millones de personas pasan por ella cada año para salvar la vida, probablemente ni nos acercaríamos a los quirófanos. La excepción a esta regla, naturalmente, son los médicos y enfermeras que se vuelven héroes en esos lugares donde se decide la vida y la muerte, y cuya sola presencia impone todavía los valores encarnados en la medicina occidental.

Es por eso que un hombre de Virginia, Estados Unidos, quedó consternado cuando escuchó la grabación que hizo de su cirugía con su smartphone. Él solo pretendía grabar las instrucciones de cuidados postoperatorios, pero terminó grabando la intervención completa, así como todas las groserías, insultos, mentiras e incluso amenazas de agresión que el personal médico intercambio mientras él estaba anestesiado.

Algunos fragmentos de la grabación pueden escucharse en el Washington Post (en inglés); los comentarios del anestesiólogo y de los médicos involucrados en la colonoscopía del paciente se ponen de acuerdo para darle indicaciones falsas cuando este despierte. Pero las agresiones comenzaron de otra forma.

"Luego de 5 minutos hablando contigo antes de la operación quería golpearte en la cara, y me faltó poco", dijo la anestesióloga apenas comenzada la cirugía. Luego hicieron burla de un rash que tenía el hombre en un brazo, haciendo también bromas sobre que el paciente podría tener sífilis o Ébola en el pene. También se burlaron del miedo del paciente a las agujas, comentando: "Bueno, ¿y por qué las ves entonces, retrasado?", algo con lo que muchos podemos empatizar.

El hombre demandó al personal médico del hospital y, luego de un juicio de 3 días, un juez determinó que el hombre debía recibir 500 mil dólares como indemnización, 200 mil de los cuales son solamente por daños punitivos. Los abogados de los médicos no han dado declaraciones, por lo que no se sabe si su licencia será revocada.

Empatizando un momento con la posición de los médicos, podríamos pensar que en un contexto hospitalario el humor que se maneja sería considerado de mal gusto para alguien que no se dedique a la salud. Recordemos la manera en que los médicos pueden hablar del cuerpo con cierta distancia cruda, y todo eso. Está muy bien. Lo que no es admisible es el escarnio hecho a costa de la confianza de sus pacientes cuando se trata de dar información falsa, pues en la grabación también acuerdan hacerse llamadas falsas para no tener que contestar preguntas ni dar indicaciones en el postoperatorio. Una mala experiencia que puede traducirse en un extraño golpe de suerte.