*

X

Fox News llama al Papa Francisco "la persona más peligrosa del planeta" (VIDEO)

Política

Por: pijamasurf - 07/13/2015

Un conductor de Fox News considera que el Papa Francisco está engañando al mundo y es sumamente peligroso
Fox-News-host-Greg-Gutfeld-Screenshot-800x430

Screenshot Fox News

 

La reciente encíclica del Papa Francisco a favor de una conciencia ecológica y en contra del materialismo, el capitalismo y las prácticas irresponsables en contra del medio ambiente fue celebrada como un acto progresista que regresaba al Papa a la palestra política, tratando quizás el temas más importante de nuestra época: el cambio climático. Casi hubo un consenso laudatorio en este sentido, pero no fue completa la aprobación. El disentimiento vino por parte de la cadena Fox News, que pertenece al magnate Rupert Murdoch y que está asociada con una visión conservadora que suele negar la existencia del cambio climático.

El conductor del programa The Five, Greg Gutfeld, dijo:

La persona más peligrosa del planeta es alguien que está buscando extrañamente nuevo respeto de sus adversarios --y eso es lo que el Papa está haciendo, no quiere ser ya el abuelo papal, quiere ser un Papa moderno. Todo lo que necesita es unos dreadlocks y un perro y podría estar en Occupy Wall Street.

Gutfeld también habló sobre "el pasado marxista" del Papa y lo acusó de malthusianismo por argumentar que el estado de consumo propio del capitalismo no es sostenible. 

Aunque es probable que el Papa esté en cierta forma representando una estrategia política orientada a mejorar la reputación de la Iglesia Católica después de sendos escándalos y para ello haya adoptado una visión más progresiva, permitiéndole participar en discusiones seculares, de cualquier manera Fox News refleja consistentemente un fanatismo común a los fundamentalistas que tanto crítica. Solo como reflexión y como un eco siniestro recordemos una frase de Alan Watts --dicha hace más de 50 años, por lo que se recomienda tomarla con un grano de sal: "El imperio romano nunca cayó. Todavía controla el mundo occidental a través del Vaticano y la mafia". Tal vez, otra forma en la que este "imperio" continúa es a través de las grandes corporaciones como News Corp. (a la que pertenece Fox, y muchos otros medios).

El Papa Francisco escribió en su encíclica:

La naturaleza está llena de palabras de amor, pero ¿cómo podremos escucharlas en medio del ruido constante, de la distracción permanente y ansiosa, o del culto a la apariencia? Muchas personas experimentan un profundo desequilibrio que las mueve a hacer las cosas a toda velocidad para sentirse ocupadas, en una prisa constante que a su vez las lleva a atropellar todo lo que tienen a su alrededor. Esto tiene un impacto en el modo como se trata al ambiente. Una ecología integral implica dedicar algo de tiempo para recuperar la serena armonía con la creación, para reflexionar acerca de nuestro estilo de vida y nuestros ideales, para contemplar al Creador, que vive entre nosotros y en lo que nos rodea, cuya presencia "no debe ser fabricada sino descubierta, develada".

La viabilidad futura de la UNAM depende de una comunidad académica joven, productiva y actualizada

Está por emitirse la convocatoria con la que se inicia el proceso que culminará con la decisión de la Junta de Gobierno de la UNAM a favor de alguno de los candidatos para ocupar la rectoría de la Máxima Casa de Estudios durante los próximos 4 años. 

Un grupo de destacados universitarios, miembros de la Junta, será el que ausculte a la comunidad académica y entreviste a los candidatos interesados en dirigirla. La comunidad emitirá su opinión y los candidatos presentarán su plan de trabajo. La Junta evaluará opiniones y planes y decidirá por cuenta propia. Ni la comunidad académica, ni la opinión pública, han tenido acceso, hasta ahora, a los planes de trabajo de los candidatos. Pero el proceso, que dista de ser democrático, funciona. Ha garantizado la estabilidad y continuidad de la institución quizá más respetada y querida del país.

Lo que es inaceptable es que no falten académicos, con o sin línea, que pretendan demostrar que el proceso mediante el cual se elige al rector de la UNAM, es democrático. En lugar de gestar y defender falacias, la comunidad académica podría demandar, en cambio, la transparencia en la última fase del proceso. Difundir, en vivo y en directo, la sesión en la que se lleve al cabo el debate previo a la votación en la que se elija al nuevo rector, por ejemplo. O al menos, que se pueda tener acceso oportuno a los planes que presentan los aspirantes. Todo ello no puede sino fortalecer el proceso de esta elección sui generis.

Por lo pronto, ojalá se nos pudiera facilitar el plan del doctor Narro para sus dos períodos como rector, para poder evaluarlo. Las horas Narro a las que nos hemos rendido durante 8 largos años en los medios, nos han dejado exhaustos. Pero también insatisfechos, por lo que respecta a ciertos hechos, que apenas narró y menos resolvió. Los rufianes que, de forma auspiciada o de manera autónoma, ocupan el auditorio Ché Guevara, antes Justo Sierra, de la Facultad de Filosofía y Letras, desde hace años, perduran ahí sin que haya mediado acción legal alguna para echarlos. El ambulantaje campea también en la UNAM. No emprendió tampoco José Narro ninguna solución a la jubilación digna, pero obligatoria, de su planta de profesores, cuya edad promedio se cifra en los 57 años de edad. La viabilidad futura de la UNAM depende de una comunidad académica joven, productiva, actualizada y familiarizada con al menos tres idiomas. Durante el lapso referido, la UNAM siguió dependiendo casi exclusivamente del erario público y extendió la mano para garantizar sus proyectos, pero también para consolidar sus intereses e inercias internos. Seguimos a la espera de planes importantes vinculados a la problemática que enfrenta el país. Seguimos esperando un registro de patentes generadas por investigadores de la UNAM. Y en el ramo de las ciencias sociales y el derecho, se nos quedan a deber Facultades que dejen de ser factorías de desempleo, o comadronas de licenciados carentes de identidad placentaria, o pródigos en inmunodeficiencia intelectual adquirida.

Al tenor de lo anterior, otra Junta de Gobierno, también  funcional, la de El Colegio de México, determinó que la doctora Silvia Giorguli fungirá como presidenta de esa institución durante el período 2015-2020. Apenas unos días después, la columna "Templo Mayor", del diario Reforma, difundió la  inconformidad, por parte de un grupo de académicos que no quiso identificarse, con el consenso que sumó la demógrafa en su designación. 

El reparo consistió en señalar que la ahora presidenta no cuenta con libros reconocidos y que su nivel en el Sistema Nacional de Investigadores está por debajo del de otros aspirantes.

Supongamos que lo anterior sea cierto, aunque tengamos que recordar, por ejemplo, que el licenciado Mario Ojeda Gómez tampoco escribió un libro reconocido, eventualidad que no se contrapuso para que sea recordado como un buen presidente de El Colegio.

Y por lo que respecta al nivel de la doctora Giorguli en el Sistema Nacional de Investigadores, pues resulta que, a decir de los miembros de la Junta de Gobierno, fue su plan de trabajo para El Colegio el que se impuso sobre el de los otros aspirantes con mejor nivel en el Sistema. Prueba suficiente para responsabilizarla del destino de una institución tan extraordinaria como lo es El Colegio de México durante el próximo quinquenio.