*

X

¿Los mejores discos de Los Beatles fueron hechos bajo la influencia del LSD?

Arte

Por: pijamasurf - 06/24/2015

Sobre la influencia del LSD en la música del cuarteto inglés

 tumblr_lto0omQzTt1r2shiao1_1280

La "experiencia dental", como llamaron Los Beatles a su introducción al LSD en 1965 a manos del dentista de George Harrison, parece haber sido una experiencia capital en la evolución de su música, llevándola a un nivel imaginativo superior, incorporando una serie de elementos espirituales y psicodélicos que enriquecieron su paleta sonora. Como parte de una serie en la que revisa la historia musical del legendario cuarteto de Liverpool, El País aborda la influencia del LSD en los integrantes de la banda y en su producción musical. Escribe Ricardo de Querol:

No discutiremos aquí los peligros de las drogas ilegales, pero tendremos que reconocer que el contacto con el LSD coincidió con el mejor momento creativo de Los Beatles, cuando dieron al mundo dos obras maestras como Revolver (1966) y Sgt. Pepper's Lonely Heart Club Band(1967). Fue John Rilley, el dentista de George Harrison, quien dio a probar esa droga en el café a Los Beatles tras una cena en su casa en abril de 1965; repitieron la experiencia ese verano con Peter Fonda y miembros de Los Byrds en Los Ángeles. Los de Liverpool paraban en una California en que se gestaba la contracultura hippie 2 años antes de que explotara, en 1967, el llamado verano del amor y Occidente se llenara de pelos largos, flores en el pelo y buenrollismo.

Las canciones (y letras) de ese período se inspiraron en los viajes lisérgicos, en las alucinaciones y en la sensación de salir de uno mismo. Completó la ecuación el contacto con la música india, que aportó exotismo y cierta magia. Aunque Harrison vio por primera vez una banda india mientras rodaba Help!, fueron (otra vez) The Byrds los que dieron a conocer al tercer Beatle la música de un maestro del sitar, Ravi Shankar.

Coinciden aquí las influencias espirituales, orientales, con la psicodelia lisérgica. La influencia del misticismo de la India sería aún más importante en la vida de Harrison, quien se acercaría a los Hare Krishna y llevaría su música solista por el camino del hinduismo. Es indudable que las canciones de Los Beatles en esta etapa cobraron una dimensión más profunda, con letras simbólicas, a veces crípticas, llenas de alusiones visionarias, y empezaron también a provocar política e ideológicamente. No eran ya solo canciones de amor. La revolución ocurre primero en el interior. De esta época podemos destacar por supuesto la canción "A Day in the Life", para muchos críticos la mejor canción en la historia del rock. El mejor disco de Los Beatles o al menos el más innovador, creemos, es el White Album, un poco posterior a esta etapa, pero el cual no puede concebirse sin haber pasado por esta especie de iniciación. Más maduro, es quizás también el más psicodélico y experimental de sus discos. Como sabemos, muchas de las canciones de este disco fueron escritas durante un curso de meditación trascendental en la India; es difícil separar en Los Beatles la espiritualidad de las drogas psicodélicas, puesto que bien entendidos los psicodélicos son aquellas sustancias que "manifiestan la mente", un camino distinto de la meditación que también manifiesta la mente en tanto herramienta de autoconocimiento.  

 

Te podría interesar:

¿En realidad nacimos, o hemos existido desde siempre? (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 06/24/2015

En un momento de exaltación budista Kerouac creyó reconocer que la muerte no existe, el mundo es un sueño divino, unidad absoluta y despierta: la eternidad dorada

79b12d1f296e68a38327cc9c1b81e73c

 

La frase "Todo lo que hacemos, en palabra o acto, hace eco en la eternidad" se le atribuye a Pitágoras, el maestro de Samos, quien encontró una misma armonía en las estrellas y en el hombre. Esta misma idea es recogida por Kerouac en sentido inverso, y no es extraño, puesto que si las ideas hacen eco en la eternidad, ciertamente también resuenan entre los hombre, en la simpatía de la cuerda áurea de una lira de memoria. 

Cierra los ojos, deja que tus manos y tus terminaciones nerviosas caigan, deja de respirar 3 segundos, escucha el silencio dentro de la ilusión del mundo, y recordarás la lección que olvidaste, que se enseñó en la inmensa suavidad de nube de la Vía Láctea innumerables mundos atrás y ni siquiera de hecho. Todo es una sola vasta cosa despierta. La llamo la eternidad dorada. Es perfecta.

Tal vez nunca morimos, solo olvidamos. Caímos del centro de la Vía Láctea (y seguimos ahí de alguna manera). Todo es una sola cosa, un solo ser distribuido por el espacio y tiempo. En las estrellas recordamos, en los planetas olvidamos. Un solo ser que, fijado en un cuerpo, olvida que el espíritu es un océano dorado de conciencia en el que todo nada. 

El siguiente video busca inspirar poniendo imágenes a estas palabras de Kerouac:

En nuestra verdadera y dichosa esencia de mente sabemos que todo está bien para siempre y para siempre y para siempre... escucha el silencio dentro de la ilusión del mundo, y recordarás la lección que olvidaste. Todo es una sola vasta cosa despierta. Nunca realmente nacimos, nunca realmente moriremos. No tiene que ver con una idea imaginaria de un ser personal, otros seres, muchos seres en todos lados: ser es solo una idea, una idea mortal. Aquello que pasa hacia todas las cosas es una sola cosa. Es un sueño que ya acabó.

 

Brahma exhala el universo. La noche que es el mundo termina y la divinidad abre los ojos en toda la luz del universo. La eternidad dorada, el Om absoluto, la vibración reúne todos los latidos de la historia.

Kerouac por un momento logró la misma conciencia que todos los místicos, entendió que la muerte no existe, el mundo es una ilusión, "todo es una sola cosa despierta".

En un memorable pasaje, Bill Hicks, quien murió tempranamente como Kerouac, viviendo rápido como supernova, dice: "Hoy, un  que tomó ácido se dio cuenta de que toda materia es meramente energía condensada a una vibración más lenta. Que todos somos una conciencia experimentándose a sí misma. Que la muerte no existe, la vida es solo un sueño y somos la imaginación de nosotros mismos". 

 

Hat tip: Globalish