*

X
Las computadoras de Google parecerían haber tomado LSD: usando software de reconocimiento visual han aprendido a "soñar", y sus visiones son altamente psicodélicas

this-is-what-happens-when-machines-dream-7

 

Esta semana Google dio a conocer las imágenes que han estado generando sus Redes Neurales Artificiales utilizando un software de reconocimiento de imagen. La naturaleza altamente psicodélica, por momentos perturbadora, por momentos celestial, de estos loops visuales ha provocado la fascinación de la Web (ese cerebro global conformado por máquinas y humanos). El símil con la novela de Philip K. Dick que fue llevada al cine como Blade Runner por Ridley Scott, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, no se hizo esperar. ¿Son estos los sueños electrónicos de las máquinas en los momentos antes de despertar a la inteligencia? Al menos una de estas imágenes contiene ovejas eléctricas arremolinadas en el cielo como fractales bovinos.

Las imágenes que "sueñan" las máquinas de Google, cuya misión recientemente parece ser desarrollar la inteligencia artificial y construir un ejército de robots, son resultado de su aprendizaje en reconocimiento de imagen. En este caso el software fue programado para generar sus propias imágenes con base en la información almacenada a través de millones de imágenes etiquetadas con el nombre de animales o cosas como "gato", "silla", "vaca". El software de Google ya ha aprendido a reconocer estas imágenes sin etiquetas y, de hecho, la función puede usarse en su servicio Google Image. En el nuevo experimento se permitió que las computadoras hicieran "libre asociación" (como si hubieran ido a psicoanálisis jungiano) y luego se ordenó que las asociaciones fueran reforzadas a través de bucles de retroalimentación (feedback loops).

Las imágenes generadas en instancias de bajo nivel de retroalimentación solo crean el efecto de una pintura, por ejemplo este elegante llano africano:

ibis

Pero cuando se sigue este proceso de iteración lo suficiente se llegan a generar imágenes como estas, que son ya suntuosos sueños psicodélicos, en los que los loops parecen rivalizar con la imaginación surrealista y uno podría pensar que los programadores de Google han dosificado a sus máquinas con un poco de LSD o incluso DMT: 

this-is-what-happens-when-machines-dream-6a

En el blog de desarrollo de Google explican:

Uno de los desafíos de las redes neurales es entender qué es exactamente lo que sucede en cada capa. Sabemos que después del entrenamiento, cada capa progresivamente extrae niveles cada vez más altos de los rasgos destacados de la imagen, hasta que en la capa final esencialmente toma una decisión de qué imagen muestra. Por ejemplo, la primera imagen puede buscar contornos o esquinas. Capas intermedias interpretan los rasgos básicos para encontrar formas generales y componentes, como una hoja o una puerta. Las últimas capas ensamblan las anteriores en una interpretación completa --estas neuronas se activan en respuesta a cosas muy complejas, como edificios completos o árboles. 

google12-neural-net-dream

La red neural sueña con una red neural, y así hasta el infinito... o despertar

 

google-hurqaly-fotos-fb

¿El Shambhala de la inteligencia cibernética?

google1 google2

 

Twitter del autor: @alepholo

También en Pijama Surf: Electric Sheep, el sueño colectivo de las computadoras

 

Te podría interesar:

Científicas responden a comentarios de premio Nobel con estas “fotos sexys”

Ciencia

Por: pijamasurf - 06/21/2015

Con humor y contundencia, estas mujeres tomaron las redes sociales para protestar por la discriminación de género que el científico Tim Hunt hizo contra su labor en la investigación científica

 

“Tres cosas pasan con ellas [las mujeres] en el laboratorio: te enamoras de ellas, se enamoran de ti y cuando las criticas, lloran”. En pocas palabras, esa fue la declaración que Tim Hunt hizo hace unos días durante la Conferencia Mundial de Periodismo Científico que se realizó en Corea del Sur. Hasta ese día, Hunt era un científico respetado, acreedor del premio Nobel de Medicina (junto con Paul Nurse y Leland H. Hartwell) por sus investigaciones y descubrimientos en las moléculas de proteínas involucradas en la división celular. El desliz, sin embargo, le ha costado ya su posición como parte del cuerpo académico del University College London.

En respuesta a sus comentarios y para demostrar que una mujer en un laboratorio hace algo más que enamorarse y llorar, científicas comenzaron a tomar las redes sociales para postear estas imágenes etiquetadas con el hashtag #DistractinglySexy, algo que podría traducirse como “Distrayendo sensualmente”.

 

 

 

 

 

 

Las imágenes, por supuesto, son más bien irónicas, pero aun en su tono cómico recuerdan la profunda inequidad que pesa sobre el ambiente académico en general y en especial en el terreno de las llamadas “ciencias duras”, que por años han estado dominadas por el género masculino, sin una razón contundente más allá de las circunstancias sociales e históricas en que se ha desarrollado la ciencia.