*

X

El sueco no tenía palabra para "masturbación femenina", así que inventaron una

Por: pijamasurf - 06/23/2015

¿Por qué una misma palabra debe aglomerar las formas en que hombres y mujeres se dan placer de maneras tan distintas?
klitter

Imagen: Flickr

¿Cuántos nombres puedes pensar para el acto de masturbarse? En México tenemos expresiones canónicas como "jalarle el cuello al ganso", "chaquetearse" o la simple y clínica "masturbarse", que refieren sobre todo a la fricción sobre el miembro masculino, sin que las frases reflejen ni la fisiología metaforizada ni las sensaciones específicas de placer de la masturbación femenina. En el caso de las mujeres, las lenguas presentan sobre todo eufemismos que neutralizan la presencia del deseo sexual femenino en la armazón del idioma, reduciéndola a frases de cortesía como "acariciar al gatito" o "estar a solas". 

No se puede hablar de lo que no tiene nombre, y bajo esta premisa, la Asociación Sueca de Equidad Sexual (ASES) promovió una campaña en redes sociales buscando una palabra en sueco que nombrara la masturbación femenina. La palabra ganadora fue klittra, que indica literalmente la estimulación del clítoris y, según los organizadores del certamen, porque "remarca la importancia del clítoris para el placer".

La masturbación ha sido todo un tema para los suecos, quienes decidieron hacer caso al presocrático Diógenes y descriminalizar la masturbación en público.

Y es que parece algo muy tonto de decir, pero los hombres y las mujeres no se masturban de la misma manera, así que, ¿por qué sus distintas masturbaciones deberían englobarse en una sola palabra? Hombres y mujeres tampoco se masturban con la misma frecuencia. Por tomar un caso, una encuesta de salud y sexualidad en Australia del año pasado indicó que 42% de las mujeres se habían masturbado en el último año, comparadas con 72% de los hombres.

La cuestión del lenguaje es interesante también porque nos deja ver cómo hemos dotado a la lengua a través de su historia de una rica variedad de formas para nombrar la masturbación masculina, pero en el proceso hemos invisibilizado la masturbación femenina. No se trata solo de "concientizar" sobre los beneficios de la masturbación, sino sobre el problema de que una lengua no tenga suficientes palabras para nombrar el placer. ¿O será que el caso sueco nos enseña que es necesario nombrar adecuadamente el placer para que efectivamente exista?

Te podría interesar:

¿Cómo viven la sexualidad los psicópatas?

Por: pijamasurf - 06/23/2015

Curiosamente la sexualidad de un psicópata incluye muchos de los rasgos que caracterizan al resto de las personas, solo que acentuados y siempre precisos

tumblr_losdz8k8eb1qaqvvdo1_500

Como alguna vez ya advertimos, hoy es notable la infatuación de la cultura pop con los psicópatas. Aparentemente esa figura fría, metódica, encantadora y jamás empática, genera entre los demás (al menos en estos tiempos) un interés que, por lo menos, llama la atención. Lo anterior se puede constatar en el éxito que tienen los contenidos relacionados a psicópatas en la Red –algo que hemos comprobado una y otra vez en Pijama Surf. 

Entre las posibles explicaciones a lo anterior podemos contemplar el hecho de que todos somos, o al menos creemos que somos, potenciales candidatos a ser psicópatas (la mayoría de nosotros ha experimentado en alguna medida ciertos rasgos de esta condición). Por otro lado podría decirse que vivimos en la era del narcisismo, una patología acentuada por las redes sociales, las selfies y un mix contemporáneo entre egoísmo y  frivolidad. Y esta actitud colectiva quizá encuentra algo de resonancia con la personalidad del psicópata. Finalmente, no podemos dejar de notar que muchas de las aptitudes psicopáticas, aunque en versión moderada, son premiadas por el estatus cultural y, en especial, por el mundo de las finanzas.

Sexo psicópata  

A pesar de que una personalidad psicopática puede irradiar numerosos vínculos con la sexualidad, curiosamente pocas veces nos encontramos con información en torno al sexo entre psicópatas. ¿Cómo es la sexualidad entre las personas que tienen este perfil? ¿Qué excita a un psicópata? ¿En realidad viven el sexo de una manera muy distinta al resto?

Uno de los principales atributos de un psicópata es su incapacidad para establecer lazos emocionales con otra persona. Esto, por obvias razones, aplica de manera tajante en su vida sexual. Por otro lado, los psicópatas muestran un particular apego por el poder o el control, otra característica que encuentra en la arena sexual un escenario más que propicio para desenvolverse. 

american psycho

En un artículo publicado el año pasado en Psychology Today el doctor Seth Meyers, quien ha tratado con múltiples psicópatas como parte de sus labores en el LA County Department of Mental Health, se propuso delinear algunas de las condiciones más significativas en la sexualidad de un psicópata. Llama la atención que muchas de estas características están presentes en la sexualidad ordinaria, algunas de ellas ligadas a la cultura macho, otras simplemente son figuras cotidianas en la vida de millones de personas. A fin de cuentas recordemos que la cantidad de energía que despierta el acto sexual es tal que termina intensificando todo lo que encuentra sobre la mesa...

A) El sexo con un psicópata jamás es una experiencia mutuamente emocional. Generalmente la experiencia, al menos de su lado, estará plenamente calculada de acuerdo a objetivos puntuales. 

B) Pueden ser extremadamente seductores e incluso tener un gran desempeño en la cama. Esto básicamente nos remite a que los psicópatas son muy buenos en casi cualquier cosa que se propongan. El proceso para lograr lo que se proponen es por lo general impecablemente ejecutado (incluido el dar sexo memorable). 

C) Lo más excitante para un psicópata es la relación de poder implícita en el acto sexual. Ellos siempre preferirán mantener el control de la dinámica o, en su caso, obtener algo que buscan (incluso si ello implica someterse como parte del proceso). 

D) El psicópata, en sintonía con las características anteriores, tiende a la objetificación de sus parejas (¿le suena familiar a alguien?). La imposibilidad de comulgar emocionalmente con las otras personas obviamente favorece está condición. 

E) Promiscuidad sistemática y múltiple, pero siempre relaciones cortas, es otro distintivo de la sexualidad psicopática. 

Y tras haber repasado brevemente cómo vive el sexo un psicópata, entonces solo resta responder esta sencilla pregunta para saber si calificas como uno o una... sigue este enlace