*

X

CNN confunde dildos y tapones anales con bandera de ISIS en marcha gay (VIDEO)

Política

Por: pijamasurf - 06/25/2015

La paranoia y el sentimiento antiislámico de CNN ha hecho que una periodista caiga en una crasa pareidolia, confundiendo una bandera de ISIS con una bandera de juguetes sexuales en una marcha gay

isis

 

Mientras el mundo celebra la ley a favor del matrimonio gay en Estados Unidos, CNN "encuentra terroristas islámicos en el arroz".

Durante las marchas del "gay pride" en Londres, entre un mar pletórico de arcoíris, todo lo más por la reciente aprobación de una ley federal que hace legal el matrimonio gay en Estados Unidos, una periodista de CNN avistó una bandera negra en la que creyó ver la terrorífica presencia del grupo radical islámico ISIS. La periodista Lucy Pawle incluso se mostró sorprendida de que nadie más estaba consternado por esta mancha negra en lo que era una fiesta de color y orgullo gay. ¿Por qué las demás personas no se indignaban? La periodista al menos acierta en decir que no se trata de árabe, sino que son unos garabatos que simulan ser las letras de la bandera de ISIS.

No se mostraban sorprendidos porque en realidad se trata de una bandera con signos de distintos juguetes sexuales, consoladores, y butt plugs. Es decir, estaba celebrando la diversidad y la libertad sexual con una panoplia de "armas eróticas". Algo que parece perfectamente apropiado para el lugar. El ridículo para CNN no se ha dejado esperar.

Más allá de la confusión relativamente inocente, la percepción engañada de la periodista y sobre todo la decisión de la cadena de mostrar esta imagen en su noticiero denota la enorme paranoia islamofóbica que existe en Occidente. De la misma forma que los cristianos fanáticos observan la imagen de Jesús en un cheeto (el famoso Cheesus) o en el ano de un perro, los fanáticos seculares de Occidente ven terroristas en todas partes, infiltrándose en las calles como una ola negra que amenaza su seguridad. No hay duda de que la mente proyecta en el espacio sus creencias, y aquí tenemos un nuevo ejemplo de pareidolia (política). Por cierto, no debe de caerles muy bien a los de ISIS que confundan su bandera con tapones anales y penes, de la misma manera que no cayó muy bien que se burlaran de la imagen sagrada del profeta Mahoma en ocasiones anteriores utilizando imágenes profanas similares (claro, sin que eso justifique las brutales reacciones).

 

 También en Pijama Surf: Charlie Hebdo o la hipocresía y el fanatismo secular de Occidente

Las declaraciones de Trump son una repetición de estereotipos desmentidos contundentemente por las estadísticas

aEstados Unidos ha sido un país forjado por inmigrantes. Sin embargo, y a pesar de que presume la inclusión como clave de su éxito y pilar de su identidad nacional, lo cierto es que existe una cierta distinción en su "arropo" a los distintos inmigrantes, en especial de acuerdo a su procedencia. 

Los latinos han sido históricamente víctimas de prejuicio y rechazo por parte de ciertos sectores de la población estadounidense pero, paradójicamente, sus aportes a la economía son contundentes y, cuando revisamos las cifras, los estereotipos evidencian una falta de sustento. Los comentarios xenófobos recientes, expresamente en contra de los mexicanos, por parte de Donald Trump, son lamentables, pero también levantaron una importante ola de apoyo a los inmigrantes latinos. 

A finales de 2014, un artículo del sitio Mic desglosó hábilmente los mitos (y los argumentos para desmentirlos) que rodean el rechazo a los inmigrantes en Estados Unidos. Y a propósito de las patéticas intervenciones que Trump ha encabezado recientemente, hoy el ejercicio que Zeeshan Aleem hizo hace unos meses cobra particular vigencia. 

Las cachetadas blancas de los datos:

Los inmigrantes se aprovechan del sistema de salud: falso; de hecho, ellos pagan impuestos (al comprar un producto o rentar la casa donde viven) por servicios sociales que generalmente no reciben. Un estudio sugiere, por ejemplo, que solo en 2010 los inmigrantes pagaron 11 mil millones en impuestos. 

Los inmigrantes se quedan con los trabajos de los norteamericanos: algunos estudios comprueban que en realidad la cadena económica en la que laboran los migrantes no está competida por otros norteamericanos, siendo esta la más baja de la escala económica. Por cada trabajo que un inmigrante llena, otro es abierto en otra escala.

La inmigración ilegal está relacionada con el aumento de crímenes (quizá, la tesis de Trump): en realidad, los índices criminales del último cuarto de siglo han disminuido; justo el lapso en el que la inmigración, sobre todo de Latinoamérica, ha crecido exponencialmente.

No están interesados en integrarse a la cultura estadounidense: las generaciones de inmigrantes europeos del siglo pasado fueron integrándose gradualmente a la cultura. Es decir, la integración es un proceso natural que, curiosamente, a los europeos no se les ha reprochado de igual manera.

Anteriormente, un colaborador del Washington Post había hecho un ejercicio similar para desmitificar estereotipos erróneos adjudicados a los migrantes por la ignorancia de muchos, como la del ignominioso Trump. 

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.